Crítica de Sorry to Bother You: ¿La mejor comedia del año?

0

El cine afroamericano sigue pegando fuerte con sus películas. El año pasado nos ha dejado joyas como Déjame salir o Pantera Negra,  dos películas que rompieron la taquilla y tuvieron una recepción crítica posivita. Esta vez, sin embargo, os traigo una ópera prima independiente. Estoy hablando de la película Sorry to Bother You, largometraje dirigido por el debutante Boots Riley, quien es más conocido en el mundo del rap. Además, está protagonizada por Lakeith Stanfield, al que conocemos de Déjame Salir y lo acompañan en el reparto Tessa Thompson, Armie Hammer Steven Yeun. La película está dando vueltas por los festivales de todo el mundo con críticas muy positivas, hasta el punto de considerarla como la mejor comedia del año ¿Será así?

Sorry to Bother You se sitúa en una versión alternativa actual de Oakland, donde un vendedor negro llamado Cassius Green o, como lo llaman normalmente, “Cashdescubre una clave mágica para el éxito profesional, que consiste en utilizar lo que llaman “voz de blanco”, que hace que su voz cambie por completo y tome otra actitud a la hora de vender, lo que le impulsa a un universo macabro de “powercalling” que lleva a la gloria material. Pero el ascenso en la carrera de Cassius provoca serios enfrentamientos con su novia Detroit, una artista de performance y luchadora de salario mínimo que forma parte de un colectivo activista. Mientras sus amigos y compañeros de trabajo se organizan en protesta por la opresión corporativa, Cassius cae bajo el hechizo del CEO de su compañía, Steve Lift, quien le ofrece un salario más allá de sus sueños más locos.

Como siempre, empecemos por lo bueno. Al leer la sinopsis muchos pensarán que se trata de un drama existencial sobre el materialismo y pudiera no llamar la atención para verla una tarde de domingo. Pero es que el guion guarda demasiadas sorpresas para los espectadores. Sí, señores, estamos ante un gran guión original, sin dudas el punto fuerte de esta película de bajo presupuesto. Nos hace simpatizar desde un principio con “Cash” sabiendo de su situación, viviendo en el garaje de su tío, al que le debe dinero de la renta. Desde el principio, la película introduce a nuestro protagonista haciendo de todo para conseguir el empleo como tele-operador, inventando historias para que lo acepten pero él es simplemente un fracasado, aunque el empleo lo consigue fácilmente en una divertida escena de apertura.

Si bien podríamos decir que la problemática principal según el argumento seria como lidia Cash con su dinero, con sus amigo y novia en una situación de protestas y salarios muy bajos,  la película se guarda un plot twist bastante interesante y original que no les voy a revelar porque contaría como un spoiler muy importante. Esto hace que la película tome otro rumbo y nos regale 40 minutos de clímax bastante divertidos e interesantes.

Hablemos ahora de los simbolismos que tiene la película. Si se habrán dado cuenta, nuestro protagonista se llama Cassius Green alias Cash, si traducimos su alias el nombre es dinero en efectivo y su apellido seria verde. Esto nos muestra el propósito que tiene el protagonista y lo que aspira a lograr en su vida. Otros nombres como los de Detroit y Squeeze también llevan su significado simbólico a lo largo de la película. Esto nos dice que el director, que también es el guionista, es alguien que sabe hacer cine. Por lo tanto es alguien que sabe poner atrezzossimbología a la hora de representar una escena. Además, el uso de los planos y observar el fondo para darle mas fuerza a la escena es algo sublime.

Ahora hablemos de lo malo. Creo que el principal enemigo de la película es su duración. Si bien es una duración casi estándar, de 2 horas aproximadamente, es una película que se puede resolver en menos tiempo. Esto hace que haya secuencias largas que paran el ritmo o detallan de más el universo de la película. Sobre todo, esto sucede en la primera hora.

¿Es Sorry to Bother You la mejor comedia del año? Seguramente. Las comedias de este año son bastante mediocres. Tampoco es que haya habido muchas películas de comedias a lo largo del año. Yo la describiría más como una propuesta original que mezcla la comedia y la ciencia ficción. Sin duda, una de las películas que podría asomarse a los Óscar del año que viene. Por ahora su paso por festivales es realmente positiva.

 



el autor

Estudiante de cine y amante de los videojuegos, trato de aprovechar cada oportunidad para demostrar lo que soy capas y poder algún día dedicarme a las cosas que me hacen feliz.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez. A mí esos libros me relajan. Verlos, quiero decir. Están ahí, en…