Análisis de American Gods. Temporada 2. Final de temporada

2

Bienvenidos, creyentes de un Dios cualquiera, al último episodio de esta temporada de American Gods. Ha sido un largo camino hasta aquí, a pesar de no haber recorrido mucho el mapa esta temporada. Hemos tenido que despedir a algunos compañeros de viaje, y la batalla final cada vez está más cerca. Aquí los anteriores análisis. A continuación, el análisis del último capítulo de la segunda temporada de American Gods.

Cava dos tumbas…

Shadow Moon descansa sobre una tumba, mezclando en sueños a Sweeney, a Laura y al Señor Miércoles, mezclando cosas que ha vivido, que vivirá y que nunca ocurrirán, intentando sacar algo en claro de todo lo que sabe. Duerme toda la noche, absorto entre el sueño y la vigilia, hasta que de buena mañana, Laura Moon le despierta, observándole.

Laura tiene que replantearse muchas cosas

Cada uno en su tumba, Shadow Moon y su mujer se ponen al día. Es una escena poderosa, que dice mucho más de lo que hacen sus personajes. Sweeney ya no está, y eso es bueno para Laura Moon. Ahora puede cubrirle las espaldas a su marido, que es lo único que debe hacer en la vida ¿No? Pero la verdad es que Laura Moon ahora es solo la Mujer Muerta, y el cachorrito ha dejado de ser mono para ser el perro de presa de alguien más. Si no por amor, por falta de certeza en su lealtad, Shadow deja que su mujer vaya a intentar matar al señor Miércoles. Después de todo, como ya habréis notado, ella hizo todo lo que pudo.

Laura vuelve a encontrarse con Bilquis. Dos mujeres unidas por el amor y el odio. Bilquis sabe muchas cosas sobre el amor, y Laura sobre el odio. Tal vez, podamos ver una alianza interesante antes del fin de los tiempos. Pero ahora, Laura tiene que ver a un viejo y buen amigo…

Ver Creer es Creer

En una aterradora escena, que recorre la historia del cine de terror y ciencia ficción, el Señor Mundo nos explica una de las reglas básicas para entender el mundo en el que se mueven los Dioses: Cuanto más creas, más creerás. Y es que, por mucho que pueda parecer una evidencia, la fe se alimenta de si misma, guiándonos por caminos que solo ella conoce. La fe hace innecesaria la realidad. Porque si existe en tu mente, de alguna manera, ya existe en la realidad.

En Silicon Valley, un antiguo niño echa de menos a su padre, mientras trabaja al son de una vieja máquina de Pong y partituras de Bach. La dualidad de nuestro amigo es justo lo que hace falta. Unir la tecnología a un alma, a un sentimiento mucho más profundo y poderoso, es el punto justo para traer de vuelta a alguien a quien, admitamoslo, nosotros echábamos de menos. El tocapelotas, technical boy, ha vuelto. Un villano mucho más carismático de lo que el Señor Mundo será capaz. La verdadera cara para el espectador de los Nuevos Dioses.

¿Los volveremos a ver?

El tocapelotas y su primer amigo conversan. Y, como todo hombre, el primer amigo tiene la curiosidad inicial de todo creyente ¿Se puede vencer a Dios? ¿Podemos nosotros, que estamos hechos a su imagen y semejanza? Por lo menos, hay que intentarlo. Porque la verdad es que no estamos hechos a imagen y semejanza de los dioses. Ellos son nuestro reflejo, y todo su poder, depende de nosotros. Nosotros los alimentamos, los creamos. Y, al final, la única forma de destruirlos, es detruyendonos a nosotros mismos. Y la nueva versión del tocapelotas sabe que eso no es fácil.

Las blancas empiezan

El Padre de Todos se escabulle en plena noche, mientras que, desde Silicon Valley, el mundo empieza a arder, y el señor Mundo decide mostrar su verdadero poder. Esto es un ataque, uno de verdad. Ahora, no solo tiene el respaldo del mundo entero en su captura y muerte del Padre de Todos y su perro de presa, sino que Shadow Moon esta dejando de creer.

Demasiados Dioses jugando a demasiados juegos en los que Shadow Moon es la ficha a mover. No hay mucho por hacer, ahora que Miércoles no está, y Sahdow entiende que su supervivencia está muy lejos de estar asegurada en Cairo. Y mientras Salim y el Genio se enfrentan a las consecuencias de sus decisiones, Sahdow Moon cae a través del árbol de los mundos, siendo consciente, por fin, de lo que todos sabíamos. Con un último acto de fe, Shadow Moon, el hijo de Odín, termina su jugada dando ventaja a los suyos.

Un último sacrificio

En una última escena, el Señor Mundo planea su siguiente jugada, mientras vemos a todo el mundo huir. Laura huye con una carga que nos gusta a ambas, quizá camino a Nueva Orleans. El genio huye a salvar lo que más ama. El Padre de Todos huye de un confrontación con su hijo. Y Shadow… él simplemente corre. Pero no os preocupéis, auténticos creyentes, puesto que la tercera temporada está más cerca de lo que parece.

El Adiós de Sofía

Un último adiós…?

Ni opiniones, ni cuestiones, sean buenas o malas. Las despedidas, aunque sean temporales, saben mejor cuanto más cortas sean. Ahora que todas las fichas tienen nombre, y que ya podemos hablar en condiciones, solo queda que cada jugador piense su próximo movimiento. Y eso supone esperar, hasta que volvamos a vernos. Hasta entonces… sed felices.



el autor

En mis ratos libres soy la Chica Ardilla

2 comentarios

  1. muy buena serie la verdad, nunca imagine que sombra moon tuviese un papel mas alla de la imaginacion y que mad sweney tuv
    iese un pasado tan espectacular y graficamente historicos aplausos xdxdxd

  2. muy buena serie la verdad, nunca imagine que sombra moon tuviese un papel mas alla de la imaginacion y que mad sweney tuviese un pasado tan espectacular y graficamente historicos aplausos xdxdxd

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
¡Saludos amigos y amigas! El otro día se estrenó en cines Pokémon: Detective Pikachu, la muy esperada película de, con perdón del gran Mickey, uno…