InicioSeriesEl Ministerio del Tiempo (Análisis)Análisis de El Ministerio del Tiempo. Temporada 1. Capítulo 4: Una negociación...

Análisis de El Ministerio del Tiempo. Temporada 1. Capítulo 4: Una negociación a tiempo

-No entiendo que la gente disfrute con estas cosas

-El hombre siempre ha disfrutado las miserias de otros. Si no, no habrían existido los circos romanos, los autos de fe, los programas del corazón… 

Julián a Amelia durante el juicio al rabino Abraham Levi

Otra semana más os traemos el análisis del cuarto capítulo de la primera temporada de El ministerio del tiempo, el mejor de todos los vistos hasta ahora, con un interesante planteamiento que recuerda a la obra maestra Atrapado en el tiempo, en la que el protagonista vivía una y otra vez el mismo día.

Aquí tenéis los enlaces a los análisis de capítulos anteriores:

Análisis de El ministerio del tiempo 1×01

Análisis de El ministerio del tiempo 1×02

Análisis de El ministerio del tiempo 1×03

En este capítulo se profundiza en el origen del ministerio. En 1491, el rabino Abraham Levi (Paco Obregón) le entregó a Isabel la Católica (Michelle Jenner) el Libro de las Puertas a cambio de poder quedarse en España. Sin embargo, el inquisidor Tomás de Torquemada (Juan Gea) acaba mandando a Levi a la hoguera. En el presente, el abogado de los descendientes del rabino descubre unos documentos en los que demuestra que la reina no movió un dedo por el rabino, por lo que pretende demandar al Ministerio por una cantidad enorme de dinero a cambio de no destapar el Ministerio del Tiempo al mundo. Salvador, contraviniendo las propias normas, manda a Julián, Amelia y Alonso a 1491 para impedir que Abraham sea condenado. El problema es que la puerta que conduce al Toledo de aquel año está atrapada en un bucle temporal que dura sólo un día.

SPOILERS A PARTIR DE LA IMAGEN

MINISTERIO15
Alonso, Julián y Amelia en el Toledo de 1491

El planteamiento tipo Atrapado en el tiempo o día de la marmota, es decir, tener un solo día revivido una y otra vez para alcanzar un determinado objetivo, es el eje de este capítulo, en el que también averiguamos el verdadero origen de Ernesto, el misterioso superior de nuestros protagonistas.

La mayor virtud de El ministerio del tiempo es que, partiendo de un planteamiento similar al de series tan míticas como Doctor Who, se aparta de ellas, conforma su propio universo y lo hace suyo profundizando poco a poco y, para más inri, evita que caiga en el simple procedimental de la misma estructura de misión cada capítulo.

Los tres protagonistas continúan, poco a poco, adaptándose a sus nuevas vidas como agentes. Julián ha vuelto a su afición por la fotografía aunque, al contrario de lo que piensan sus compañeros, únicamente se dedica a fotografiar a su mujer antes de morir. Amelia escribe en un diario todo lo que está viviendo mientras su madre se preocupa por las constantes idas y venidas de su hija. Alonso, entre tanto, incumple las normas quedándose en el presente, fascinado por elementos actuales como las motos.

Una vez informados de la misión, Alonso, como buen soldado que es, es partidario de la acción armada para salvar al rabino, pero Salvador insiste en liberarlo justamente, enviando junto a ellos al experto en derecho medieval Manuel López Castillejo.

Ya en el Toledo de 1491, consiguen sustituir al abogado defensor del rabino por López Castillejo, el cual tiene un duelo intelectual con Tomás de Torquemada, el inquisidor, cuyo parecido con Ernesto es asombroso. Pese a que el abogado defensor actúa de forma brillante, Torquemada condena al rabino. Queda claro que no se puede liberar a Abraham Leví con maniobras puramente legales.

MINISTERIO14
Tomás de Torquemada, un enemigo muy duro para el Ministerio…con el rostro de Ernesto

En el presente, nuestros protagonistas comienzan a desconfiar de Ernesto, que nunca está cuando reportan la información de lo que ha ocurrido.

Amelia, Julián y Alonso lo intentan de muchas formas, desde hacerse pasar por enviados del Papa hasta hablar con la reina Isabel para que tome conciencia de lo que Torquemada hace a sus espaldas. Este es uno de los momentos más curiosos del capítulo, en el que Julián afirma que la cara de Isabel “le suena de algo”. Un buen guiño a otra serie de TVE, Isabel, en la que Rodolfo Sancho interpreta a Fernando el Católico, marido de Isabel.

Finalmente, tras cuatro días de intentonas, queda sólo un día para la citación donde el Ministerio se mostraría al mundo. Salvador decide enviar a Ernesto a hacer algo que no le pediría si no fuera por la situación en la que se encuentran. Ernesto pide que no vayan a rescatarle.

Alonso y Julián acuden al auto de fe a entregar el falso salvoconducto del Papa. Esta vez, Torquemada libera al preso. En ese momento, cuando el rabino ya es liberado, aparece el verdadero Torquemada, que había sido amordazado por Ernesto, el impostor. Los protagonistas huyen, mientras que Ernesto es apresado.

i
Isabel la Católica, pieza clave para liberar al rabino.

Con el rabino a salvo, el equipo de Amelia lo lleva al presente, donde consigue convencer al abogado para que retire la denuncia. Entre tanto, se descubre la verdad sobre Ernesto: no es Torquemada, como muchos suponemos durante el capítulo, si no el padre de este. Oculta sus orígenes por vergüenza hacia su hijo. Cuando le cuenta la verdad, el inquisidor lo niega y mantiene la condena. Sin embargo, Alonso, desafiando las órdenes del Ministerio, acude a rescatarlo utilizando una moto para llegar a tiempo a la puerta antes de que el día acabe y el bucle desaparezca.

En cuanto a la trama secundaria, Julián, durante los descansos entre día y día de rescate del rabino, se hace pasar por el prometido de Amelia para desviar las sospechas de su madre.

En definitiva, un gran capítulo de una serie que, si bien no es perfecta, creo que merece un hueco en nuestra página por tratarse de un gran paso hacia unas series de televisión realmente maduras en nuestro país.

Fernando Vílchez
Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS