Análisis de El visitante. Temporada 1. Capítulo 1

2

Queridos y queridas, os doy la bienvenida una vez más a este nuestro blog. En esta entrada, haré una pequeña crítica sobre el primer episodio de la nueva serie de HBO El visitante, basada en la novela del mismo nombre de Stephen King y que tendrá un total de 10 episodios, pudiendo verse desde el lunes 13 de enero los dos primeros episodios en la plataforma. Yo no me he leído la novela (a pesar de que lleva en mi lista de pendientes prácticamente desde que se publicó en 2018) por lo que si esperáis encontrar un artículo en el que mencione semejanzas y diferencias entre la obra en papel y su adaptación a la pequeña pantalla, en esta entrada eso no será posible ya que únicamente analizaré y valoraré la historia como serie.

 

Antes de empezar, aviso que esta crítica contiene spoilers por lo que si aún no has visto el primer episodio, ve a verlo y vuelve después de haberlo hecho.

Esta historia de misterio gira en torno al caso del asesinato de un niño, estando a cargo de la investigación un policía llamado Ralph. En este primer episodio, se ponen los cimientos de la posterior historia que se irá contando a lo largo de los siguientes capítulos ya que nos presentan el caso y al principal sospechoso y todas las pruebas que apuntan contra él, por lo que lo considero un buen episodio introductorio que te explica toda la situación en general para poder entender y esperar con ansias lo que se viene.

El principal sospechoso es Terry, un hombre considerado ejemplar en el pueblo que es un modélico padre de familia, profesor y entrenador de béisbol de un equipo infantil. No obstante, la serie mete al espectador como un miembro más del equipo de investigación al seguir a Ralph, por medio de diferentes flashbacks, en la búsqueda de los testigos y evidencias que hicieron que la policía inculpara directamente a Terry, encontrándose además sus huellas en la escena del crimen.

El testimonio de varios testigos y grabaciones son las pruebas a las que se aferrarán los agentes para detener a Terry durante un partido delante de todos los espectadores, provocando así que, sin necesidad de juicio, todo el pueblo ya le condene y su esposa contemple incrédula la detención, llamando inmediatamente a su abogado y creyendo en todo momento en la inocencia de su marido porque por supuesto, el ejemplar Terry nunca sería capaz de hacer eso.

A ver, que cuando ves las pruebas es normal pensar “pues sí mira, ha sido él” pero es tan obvio que la policía y el fiscal de turno están deseando cerrar la investigación que no solo le detienen delante de todo el mundo sabiendo lo que eso conlleva sino que ni tan siquiera hacen una cosa básica que debería hacerse en toda investigación antes de apuntar a alguien con el dedo: comprobar su coartada. Terry jura y perjura que él no se encontraba en el pueblo cuando tuvo lugar el asesinato pero, misteriosamente, le graban en un bar y en la estación. Vamos, el caso ideal porque solo faltó que Terry se presentara en comisaría y dijera: eh miradme, tengo la camisa manchada de sangre, yo he asesinado al niño.

El caso parece tan ridículamente obvio que el propio Ralph duda de si estarán haciendo las cosas bien e inclusive con esa duda y todavía sin comprobar su coartada, mandan a Terry a la cárcel donde el resto de presos le harán consciente de que el asesinato de niños es algo imperdonable inclusive entre criminales que están encerrados. Porque podrán haber hecho las peores cosas pero tienen su propio código de honor.

Todo da un giro cuando el abogado de Terry obtiene unas imágenes que demuestran que su cliente se encontraba en una conferencia a muchos kilómetros de su pueblo el día del asesinato y, como a pocos sorprenderá, el fiscal es más proclive a dejar pasar esto por alto para que no le salpique esta negligencia en la investigación pero Ralph no porque él quiere respuestas y no está tan convencido de que Terry sea el responsable del asesinato.

En este primer episodio puedes comprender la propia incredulidad que Ralph muestra desde el principio, primero por su relación con el sospechoso y posteriormente porque todo parece demasiado evidente para ser verdad, acentuándose esta cuando ve los vídeos de la conferencia ya que ninguno de nosotros podemos multiplicarnos como los panes y los peces y estar en dos lugares al mismo tiempo. Además, si el culpable fuera Terry, sería el asesino más torpe del mundo porque busca que le vean como si deseara que le pusieran las esposas.

Se siente como cuando haces un puzzle y te faltara una pieza, una que tal y como se puede intuir casi al final del episodio y como no podía ser de otra forma con Stephen King no es de este mundo, prometiendo este primer acercamiento con la serie que nos dará más de un momento de tensión e intriga. Además, en el primer capítulo también conoceremos a un tipo misterioso encapuchado que presencia el momento en que la policía entra a investigar a la casa de Terry y que no se necesita ser adivino para saber que no pasaba precisamente por casualidad por ahí. También conocemos más sobre la vida personal del propio Ralph al contarse que su hijo murió víctima del cáncer porque, claro, ¿cómo va a tener un policía una vida normal y sin tragedias en una serie de este tipo?

En resumen, este primer episodio ha sido satisfactorio en cuanto a presentación de personajes e historia se refiere y no se ha hecho pesado en lo absoluto y es de agradecer que te lo explique todo sin andarse por las ramas y de manera que puedas entender la situación a la vez que empatizas con las emociones de cada personaje . Si os gusta el misterio y/o Stephen King, dale una oportunidad a esta serie que ojalá avance de manera satisfactoria, al igual que lo ha sido su inicio. Pero ya veremos cómo se da y recuerda una premisa que hay que tener en cuenta a la hora de ver una obra de misterio: nunca, jamás, en lo absoluto confíes en nada ni nadie porque te puede dar la sorpresa cuando menos te lo esperas. Además, tratándose del señor King, no esperes una serie tranquilita con situaciones normales.

¿Has visto el primer episodio?

¡Nos leemos!



Loading...

el autor

Soy una pobre alma en desgracia que espera su carta de Hogwarts todavía en el Castillo Ambulante. Maestra y friki desde que tengo uso de razón. Devoradora de novelas y mangas. Amante del cine y el anime. Mis padres son DC y Marvel.

2 comentarios

  1. Noelia, me gustó tu resumen. Y te cuento que yo sí leí el libro (porque soy casi tan friki como vos te describís) y la verdad, va muy bien la adaptación de este capítulo, a mi humilde entender. Las diferencias hasta ahora son mínimas. Yo también espero que siga para bien la serie, porque es un libro muy, pero muy bueno, cada personaje aporta un detalle importantísimo en la trama, espero que no cambien a ninguno, y si lo hacen que sea para bien. Todavía no pude ver el segundo capítulo, en cuanto lo haga, seguro que te leo por acá. Saludos desde Buenos Aires!

    • Noelia Cano el

      Hola, Anaía, muchas gracias por tus palabras y por hacer una pequeña comparación con el libro para así los que no lo hemos leído aún nos hagamos una idea sobre si ha empezado fiel a la historia o no. Me alegro mucho de que te haya gustado, nos leemos en próximas entradas. Un saludo!

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Saludos gente feliz, acaba de salir un nuevo vídeo de la película de "Viuda Negra", que podremos ver en cines españoles a finales de abril…