Análisis de Historias del Bucle. Parte 1

0

Bienvenidos a otro análisis de una nueva serie de Amazon Prime Vídeo que fue estrenada el pasado día 3 de abril. Con esto de #Yomequedoencasa estoy teniendo mucho tiempo para dedicárselo al cine y la televisión y por suerte he topado con esta producción del streaming del señor Bezos.

Cada episodio tiene giros argumentales que de ser desvelados fastidiarían el disfrute de la serie, así que mis análisis serán muy escuetos. Al final de cada artículo habrá una zona (bien señalizada) donde sí habrán spoilers de la trama.

¿De dónde sale Historias del Bucle?

El contexto de esta serie nace del trabajo homónimo del artista sueco Simon Stålenhag en la que se mezclan la tecnología más futurista imaginable con entornos más rurales que crean unos contrapuntos llamativos y misteriosos que harán volar la imaginación del observador. Partiendo de esa premisa Amazon ha montado una antología de historias alrededor de “El Bucle” y vamos a ver cómo se van entrelazando formando un microcosmos que me ha cautivado. Reconozco que el primer capítulo es más flojo que el segundo (en mi opinión).

Capítulo I: Bucle

En este primer episodio todo va a girar en torno a la hija de una trabajadora de El Bucle que descubre que su madre ha robado un fragmento de algo llamado “Eclipse”. En este episodio se nos presentará el pueblo en el que tendrá lugar la historia mientras esa niña busca a su madre (Alma) tras descubrir que su casa ha desaparecido y en su lugar únicamente hay un fragmento de algo desconocido. Su búsqueda la llevará a conocer a Cole (el joven hijo de otra trabajadora de El Bucle) junto con el que seguirá investigando lo sucedido.

La forma en la que se ha cuidado la producción de esta serie me ha enamorado y pese a que esta trama (cuando se desvela finalmente) no es nada nueva sabe darles una profundidad a los personajes que la enriquece. Historias del Bucle no tiene (al menos en estos dos primeros capítulo) un gran despliegue de efectos especiales, simplemente son historias que giran en torno a dicha empresa pero centradas en las personas y en sus sentimientos. No esperéis una serie que avance de forma rápida y con grandilocuentes tramas, más bien un trabajo que se cuece a fuego lento y que trata de personas, entes individuales que viven historias de lo más mundanas aunque profundas.

Capítulo II: Transposición

En el segundo episodio nos vamos a adentrar en las vidas de Jacob (hermano de Cole) y en su amistad con David, amigo y compañero de clase. En pocos minutos sabremos que ambos se encuentran en lados opuestos de la vida: David es el clásico chico popular, deportista y guapo mientras que Jacob es un artista, inteligente y muy tímido. Ambos son grandes amigos que se complementan perfectamente y se ayudan en las materias en las que cada uno de ellos flaquea.  Durante un paseo por el bosque encuentran una especie de capsula y al introducirse Jacob en ella descubre que ha cambiado su cuerpo con David. A modo de prueba o juego deciden vivir un día en la vida de su amigo. Jacob sentirá que es ser popular y David vivirá la vida de alguien más modesto y ayudará a su amigo a conquistar a May (su amor platónico).

Pese a que vamos a partir de dos clichés que hemos visto decenas de veces en cine y televisión, Historias del Bucle deconstruye a ambos personajes para que el espectador descubra en ocasiones cuando creemos conocer a alguien descubrimos que no sabemos nada. No todos los chicos populares viven una vida de color de rosa o los “frikis” son asociales y con vidas lamentables.  Como en el capítulo anterior, la serie no innova nada en la base de la trama pero sabe darle una vuelta de tuerca para que nos sorprendamos y empaticemos con ambos personajes.

Capítulo III: Éxtasis

¿Qué ocurre cuando se acaba el enamoramiento? Cuando la llama que comenzó todo se convierte en ascuas y todo ese “subidón” se relaja y se convierte en monotonía. La relación de May con Jacob ha perdido la fuerza de aquellos primeros momentos y eso la tortura. Ve la vida de sus padres y se da cuenta que eso no lo quiere para ella pero el temor a la soledad la ha convertido en alguien dependiente.

En uno de sus días de pesca con su padre conoce al alguien, un chico llamado Ethan por quien comienza a sentir algo.  Veremos cómo esa búsqueda de la chispa va a llevar a ambos personajes a un camino el que darán rienda suelta a sus instintos sin tener que rendir cuentas a nadie. Vamos a asistir al descubrimiento de May de que  esa chispa no se puede mantener para siempre y de su hipocresía cuando descubre que alguien cercano a ella también está siendo infiel.

Una crítica a la vida en pareja y a como la rutina acaba con todo y puede convertir a los amantes perfectos en meros autómatas que continúan juntos por mera comodidad.

Este capítulo ha sido el más soso de estos cuatro primeros y, pese al mensaje que se nos expone, ha sido el más flojo y menos llamativo.

Capítulo IV: La esfera del eco

Este capítulo ha sido, personalmente, el más emotivo pues viví una situación similar y fue duro.

Russ (director de El Bucle) recibirá una mala noticia al comienzo del episodio, que no sabemos en principio cual es pero podemos suponerla. Durante un paseo con su nieto lo lleva a la esfera del eco donde puedes saber cuánto te queda de vida dependiendo de las voces que escuches. Cada eco de tu voz será de una etapa distinta de tu vida. Ahí descubre Cole el poco tiempo que le queda de vida a su abuelo.

Este capítulo girará en torno a cómo afronta la gente la muerte de un familiar cuando no llega de forma sorpresiva, si no que se sabe cuándo tendrá lugar. Como el ser humano no acepta lo que el destino le ha guardado a un ser querido y la búsqueda de una forma de revertir eso.

Como el resto de capítulos, trata sobre temas mundanos de la gente de Mercer y como todo acaba teniendo un nexo de unión con El Bucle.

Un episodio muy emotivo en el que el duelo y el vacío que queda cuando alguien querido se marcha van a llevar todo el peso de la trama. Todo muy bien rodado y con un mimo por el trato  de los personajes que van teniendo su momento de protagonismo en esta obra coral en la que la tecnología es un mero vehículo para narrar historias conmovedoras.

Cuando podemos ver los ecos de la voz de Cole en imagen, junto a sus familiares a lo largo de su vida me ha parecido un cierre muy bonito.

Vistos los cuatro primero episodios he de decir que muy alegres no son ninguno de ellos y creo que el resto de la serie va ir por los mismos derroteros. Un enfoque que me alegra mucho, por cierto.

Conclusión

Un comienzo bastante bueno y, que pese a que el primer episodio es algo más flojo, engancha bastante por el lado humano de las historias de este pueblo.  Cada personaje, por muy secundario que pueda parecer, tiene su importancia en la trama principal de alguna manera. Todos los capítulos que he visto rondan temas que a todos nos han pasado por la cabeza en alguna ocasión: Si pudiera viajar al pasado y darme consejos, Vivir la vida de otro, parar el tiempo, saber hasta que edad viviremos… Amazon (a falta de continuar con el resto de capítulos) creo que está haciendo un buen trabajo en sus series propias y es un excelente camino a seguir si quiere derrotar o hacer frente a la gran competencia que tenemos actualmente en el streaming.

Saludos desde Mercer

 

Capítulo I

Como ya he dicho la trama del primer episodio es bastante simple: Un bucle. La niña que está buscando a Alma (una trabajadora que resulta que nunca ha trabajado en El Bucle) es en realidad Loretta, la madre de Cole. No llegamos a saber por qué existen ambas en la misma realidad pero parece ser que tiene algo que ver con “Eclipse”.

Me resultó emotiva la escena en el que Loretta se visita a sí misma para avisarse que aunque en ese momento estuviese triste, finalmente tendría una familia que la querría.  Una moraleja feliz para una historia nada agradable. ¿Pero quién es Alma? ¿Qué demonios hacen en El Bucle?

Capítulo II

Dani no estaba dispuesto a trabajar en la mina y para ello no le importó pisotear a su amigo y tomar su lugar definitivamente. No puedo ni imaginar el dolor de Jacob al verse privado de su cuerpo y familia y encontrarse con una vida mucho más triste de lo que había sospechado. Una historia triste en la que vemos como Jacob acaba marchando solo al bosque y desapareciendo.

Vemos la culpabilidad de Dani cuando encuentra a su amigo en coma dentro de la cápsula. El remordimiento va ganando fuerza en su corazón pero cuando parece decidido a solucionarlo todo descubre que trabajadores de El Bucle están desmantelando la cápsula y con ella toda opción de arreglar la situación.  Finalmente vemos que Jacob ha acabado dentro del cuerpo de un robot, el mismo robot al que vimos en el primer episodio como su hermano Cole le lanzaba piedras.  Otro bucle en esta serie.

Capítulo III

Es interesante ver como a May no le importa serle infiel a Jacob por conseguir esa chispa que la haga sentirse viva pero cuando descrubre que su madre hace lo mismo como otro hombre monta en cólera. Quiere destrozar toda la ropa de su madre, le roba sus pendientes y no duda en insultar a Ethan cuando la trata de hacer entrar en razón. La hipocresía en estado puro.

Es curioso como viven la vida en ese mundo pausado como si no les importase el tiempo pero cuando descubren que no pueden salir su sueño se rompe en mil pedazos. May es feliz ahí pero duda cuando Ethan le pide que deje a Jacob, ella no quiere arriesgarse a no tener nada.

Capítulo IV

El momento en el que Cole visita a su abuelo en el hospital y ve que ya no es aquel hombre afable que una vez conoció y que su mente está perdida en un tiempo que quedó muy atrás y del que no conocemos nada.

Cuando Cole se cuela en El Bucle (bajo la mirada del Jacob Robot) en busca de una cura, ya que allí abajo convierten lo imposible en posible es esa búsqueda que todos hemos hecho mentalmente cuando hemos perdido a alguien muy querido. Esa negación a aceptar la muerte.

Finalmente, Russ parece “rendirse” y se funde con “Eclipse” quizás tengamos alguna pista más en el ordenador de la casa del abuelo, pues este hombre parecía mucho más listo de lo que aparentaba. Recordemos que en la escena en la que Loretta está discutiendo con otros investigadores sobre una fórmula matemática vemos como Russ parece resolverla y acto seguido la tacha. Quizás haya descubierto como vivir fuera de su cuerpo a través de los ordenadores.

 

 



el autor

Amante de DC desde que ví Batman de Tim Burton en la gran pantalla. Crecí con los vídeos Beta y VHS y visitando casi a diario unos lugares extintos llamados videoclubs. Seguidor acérrimo de las tardes de sofá y series, del cine y del "buen" cine más aun. Jugador de rol desde los 14 años y jugador de videojuegos desde los 20. Muy cliché durante gran parte de mi vida.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
El bombazo televisivo español ha regresado. Siguiendo su (quizás) innecesariamente segmentado esquema, nos llega la (en teoría) segunda mitad de la segunda temporada en una…