Análisis de One Punch Man 2. Capítulos 1 y 2

0

Buenos días queridos lectores, y bienvenidos al primer análisis semanal de un anime de esta web. Para estrenarnos, he decidido hacerlos de nada más y nada menos que de la exitosísima One Punch Man del autor ONE, al que ya sabéis que tengo en alta estima, ¿Cumplirá con las altas expectativas de todos sus fans, tanto fieles seguidores del anime como esporádicos consumidores? Veremos, pero esperamos que sí. Una vez dicho esto, procedamos.

Tras 4 años de espera para la segunda temporada de este archiconocido anime, sabíamos que la adaptación iba a ser fiel al manga y que en ese aspecto no habría problema alguno. Todos nuestros miedos se dirigían al mismo hecho: el repentino e incomprensible cambio de estudio para hacer la adaptación, que pasó de un inesperado y sobresaliente Madhouse con su primera temporada a un J.C.Staff que no teníamos idea sobre cómo sería. Muchos pusieron el grito en el cielo, otros se descolgaron del anime y se pasaron exclusivamente al manga, otros lo dejaron directamente, a otros les dio lo mismo y a otros, como a mí, nos dejó sin saber qué pensar. J.C.Staff es un estudio de largo recorrido y con buenas series a sus espaldas, pero es cierto que, de los que he visto, ninguna destaca por tener una acción trepidante con una animación para hacer que se te caiga la baba. Pero el problema no era únicamente la animación, sino que absolutamente nadie del staff de la temporada anterior repite, y en mi opinión eso es más importante.

¿Y bien, qué podemos ver en estos dos primeros capítulos?¿realmente ha sido para tanto, se nota? Y la respuesta es que sí, sí se nota, pero aun así no deja de ser un buen resultado. Por un lado me apena un poco, porque a pesar de haber cambiado de estudio, esperaba que al ser la serie un producto millonario se iba a invertir tal presupuesto que el resultado iba a ser extraordinario, más con el aviso y la conmoción de los espectadores, y sin embargo se ha quedado en una animación por encima de la media pero sin destacar, y realmente esto creo que sí se podría haber hecho mejor. Pero no es eso lo que más me apena, porque después de todo tampoco está mal, han intentado que las peleas fuesen muy dinámicas, entretenidas y trepidantes, y así ha sido, aunque con mucho primer plano, imagen estática y demás. Lo que realmente me apena es que queda de las escenas cómicas, expresiones y forma de presentar la escena, con sus correspondientes efectos, ritmos y estilo lo que hay en el manga, pero la magia a la hora de plasmarlo e incluso mejorarlo que vimos en la primera temporada se ha perdido, y eso sí que es irrecuperable, porque no consiste simplemente en animar. Es un estilo, una personalidad, una maña, un entendimiento del manga y su efecto que tenían los integrantes del staff de Madhouse y que es intransferible a la par que intangible. Sé que hay escenas cómicas en estos dos primeros capítulos que me han pasado desapercibidas, y que no habría ocurrido lo mismo si hubiese sido el staff de la primera. Y este es principalmente mi problema respecto al cambio de calidad de la serie. Otros hablan de diseño de personajes, pero sinceramente creo que eso está bien, no tengo problema. Salvo con el de Garou, que parece dibujado como un malo de anime de los noventa, con tanta sombra y músculo. Pero ahí mi referencia es el manga, así que hablamos de otra cosa.

En cualquier caso, tampoco debemos tener una opinión inamovible, porque aún quedan muchos capítulos y todo lo que he dicho con anterioridad podría cambiar. Además, el anime está bien. De acuerdo que no cuente con la calidad técnica de la primera, e incluso que pierdan un poco a la hora de adaptarlo, pero no olvidemos que sigue siendo One Punch Man, con su historia, su mundo y su carisma, y al ser una adaptación fiel nada de esto se ha perdido. Me sigue encantando el personaje de Saitama, que nunca dejes de pensar que en algún momento puede perder porque es imposible que siempre gane, aunque lo hace. Sus interesantes y numerosos personajes secundarios, su análisis sobre la figura del héroe, al que no le falta profundidad. Sus golpes de humor, sus chorradas. Y ese entusiasmo que “agita tu corazón”, como dirían los japoneses, al ver esta serie. Porque todo es emoción, aventura, diversión, entretenimiento, epicidad. Ese Sonic que va a buscar a su rival, teniendo una pelea bastante conseguida con Genos cuando ya sabes que Saitama va  hacer su aparición y va dejarles a todos con la boca abierta. Un anime donde tú te sientes cómplice de su protagonista, donde es el espectador el que sabe lo que pasa mientras sus propios personajes van descubriendo a Saitama, un personaje sobre el que tú ya sabías y que te llena de orgullo. Una especie de orgullo hipster y asquerosillo similar al de: yo ya conocía ese grupo de música y lo escuchaba hace 4 años. ¿Y qué otro anime te provoca ese sentimiento? Porque One Punch Man me lo sigue provocando.

Un saludo y sed felices.



el autor

Mi nombre es Carmen, pero me llaman Kitayu. En los fríos inviernos me muevo sedienta de tinta y ocio. Bueno, a quién vamos a engañar, en verano también.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Mid90’s es la ópera prima de Jonah Hill, un actor que recientemente ha admitido querer alejarse de las comedias del tipo Supersalidos. Por mucho que…