InicioseriesAnálisis de Supergirl. Temporada 2. Capítulo 21

Análisis de Supergirl. Temporada 2. Capítulo 21

¡Nos invaden los daxamitas! Para este penúltimo episodio nuestros personajes deben hacer lo que indica su título (y nosotros también…): Resist (2×21).

Para ver entradas anteriores pincha aquí.

Lena despierta en la nave nodriza daxamita con la gran sorpresa de que será la novia en la próxima boda real. La reina Rhea lo ha planeado todo para que se case con Mon-El, su hijo y conciban un heredero (si no lo hace se carga un hospital infantil…). Además, la reina no se anda con tonterías y manda a sus soldados a someter National City. Todo el mundo se reúne en el Alien Bar, nueva base de operaciones del DEO tras la invasión de la base original, para planear la salvación de la ciudad pero reciben una visita sorpresa: Lillian Luthor. La líder de Cadmus ofrece su ayuda para liberar a Lena y detener a Rhea pero el equipo no está dispuesto a aceptar la ayuda de la fanática. Sólo Kara acepta, antes de que salga por la puerta, un teléfono para contactar con ella si la necesita.

La presidenta de los Estados Unidos trata de negociar con la ayuda de Cat Grant pero la reina daxamita pasa de tonterías y destruye el Air Force One. Siempre a tiempo, Supergirl rescata a su antigua jefa y de entre los escombros se levanta la presidenta en su forma de extraterrestre. Aparte de que todo el mundo flipa con la noticia, la presidenta pone al cargo del DEO a Alex ya que J’Onn sigue en coma tras el ataque de Rhea en el capítulo anterior. Al derribar el Air Force One, la reina de Daxam ha declarado la guerra por lo que la presidenta informa a Alex de que disponen de un cañón de positrones para destruir la flota daxamita.

El conflicto de Kara con destruir la nave es que su novio y su mejor amiga siguen en ella, así que ante la imposibilidad de encontrar un plan mejor contacta con Lillian. Alex no las tiene todas con eso de trabajar con Cadmus pero tiene un plan sólido: Cyborg Superman usará la Fortaleza de la Soledad para conectar con la nave nodriza y telatransportarse a ella.

Todo está preparado y empieza la ceremonia. Mientras tanto, Cat y Winn acuden a lo que queda de CatCo para pinchar la señal de Rhea y emitir un mensaje que inspire al pueblo y no se dejen intimidar. Deben luchar contra el opresor. El mensaje no le hace ni pizca de gracia a Rhea por lo que manda soldados para acabar con ellos. Suerte que Guardian llega con su tirolina y se deshace de ellos (sin olvidar que Cat demuestra lo grande que es descubriendo que bajo ese casco está Jimmy sólo con verle los ojos).

Tras partir algunas caras daxamitas, Supergirl y el resto encuentran a Mon-El y Lena. Alex tiene a tiro la nave pero permanece a la espera de que su hermana cumpla la misión. Obviamente no podía ser tan fácil y Lillian traiciona a Kara teletransportándose ella con Cyborg Superman y Lena. Supergirl sospechaba que algo así podría pasar, por lo que Winn le facilitó un chisme que hace lo mismo pero se lo entrega a Mon-El: ella va a negociar la rendición de Rhea.

La reina permanece inamovible en su lugar como gobernante y no piensa rendirse. El cañón de positrones estalla. Alguien lo ha destruido y no es otro que Superman. Parece que Rhea ya tiene a su paladín al que Kara debe enfrentarse por el destino de la Tierra.

Y con este cliffhunger nos deja el penúltimo capítulo. Para los que pensábamos que veríamos a Superman acudiendo a ayudar a su prima, parece que a lo que viene es repartir estopa. A ver si intercambian cuatro golpes y vuelve en sí, porque lo del Superman controlado mentalmente con “elija usted el método” ya me cansa un poco.

Vuelve Superman y también vuelve Calista Flockhart como Cat Grant para el final. Personaje característico de la primera temporada, aportaba carácter y personalidad como big boss de CatCo. Mola mucho tenerla de vuelta para que interactúe con Kara y le sirva de réplica, mentora y amiga. El retorno de Linda Carter como la presidenta de EEUU, que escondía su condición extraterrestre, se revela de una forma bastante sosa (¿para qué tanto misterio?) y no deja de un trámite más de la temporada que queda resuelto.

A nivel “relaciones humanas” se podría destacar la charla entre Lillian Luthor y Supergirl sobre por qué no le ha revelado a Lena la doble identidad de la kryptoniana. Su respuesta, argumentado que prefiere que ella lo averigüe por sí misma para que la odie por haberla mentido todo este tiempo, no hace más que confirmar lo malvada que es y lo firme que es la mentalidad de un Luthor. Me ha resultado curioso comprobar que los daxamitas no recurren a la procreación al uso (o no lo necesitan para tener bebes). El poder combinar el ADN de dos seres y proporcionarles una criatura sin pasar por el catre me recuerda, levemente, a cómo los kryptonianos se reproducían en Man of Steel.

Supergirl se ha currado dos salvamentos guapos: el de Alex saltando al vacio de DEO mientras disparaba y el de Cat cuando sale despedida del Air Force One. Lástima que este ultimo quede un poco eclipsado con lo cutre que resulta ese aterrizaje donde descansa el fuselaje del avión, todo muy ordenadito y falso, restando toda credibilidad al momento (más aun que Supergirl no se esfuerce lo mas mínimo en salvar el avión…).

No podemos dejar pasar, ya que estamos hablando de cutradas, esos soldados rasos daxamitas que lucen igual o peor de Guardian. Para resaltar un poco más a los oficiales o algo les han dado una capa y lucen algo así como “Doctor Doom visita Alcampo”.

La semana que viene nos espera el final de temporada. Los primos pelearan y ya adelantan que un nuevo villano procedente de Krypton asomará el morro. Esperemos la serie se despida por todo lo alto.

Ex colaborador de la webhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Análisis de Titans (Titanes). Temporada 3. Capítulo 9

Bienvenidos, seguidores de Titanes (Titans) a otro capítulo más de esta serie de HBO Max que tan buenos momentos nos está dejando. En este...