InicioseriesAnálisis de The Expanse. Temporada 5. Episodio 9

Análisis de The Expanse. Temporada 5. Episodio 9

Penúltimo episodio de la quinta temporada de The Expanse en el que la tensión y el clima nos van arrojando hacia un prometedor cierre de la misma. La serie, basada en la saga de novelas de James S.A. Corey, puede ser vista en Prime Video.

Bienvenidos nuevamente a nuestro análisis semanal de The Expanse, con un episodio que nos ha dejado la tensión a flor de piel, pues el clima, claramente, lleva hacia un gran estallido de la trama en lo que será la última entrega de la temporada. Y qué bueno saber que los cuatro ex tripulantes de la Rocinante, aun cuando separados, están ya todos en el espacio, lo cual nos hace prever que van camino de encontrarse. Pasamos ya a desbrozar el episodio cumpliendo en recordarles que pueden ver nuestros análisis anteriores aquí. Por otra parte y por si aún no lo han visto, corresponde advertir que SE VIENEN SPOILERS DE LA TRAMA.

Ella está con Vida…

Habíamos quedado en que Naomi, aislada a bordo de la Chetzemoka y en astuta jugada, había logrado cambiar el mensaje automático de auxilio. En efecto, la “nueva señal” es recibida en distintos puntos del espacio causando revuelo o confusión, según los casos.

Desde la Dewalt, Karal le reenvía el mensaje a Inaros, cuyos ojos se inyectan en furia por saber que Naomi sigue viva y, muy posiblemente, desbaratando su plan. Cada vez más leal a él y desconocedora de la autoridad de Camina, Karal, en cambio, no informa a esta al respecto por pensar (y con bastante razón) que irá hacia la Chetzemoka si hay chance de que Naomi pueda estar con vida.

Oksana, a pesar de sus reservas con respecto a Inaros y de mantener aún cierta lealtad hacia Camina, tampoco le dice nada, quizás por temor a que, en el impulso, les lleve a un enfrentamiento suicida contra el resto de la Armada Libre. De hecho y según órdenes recibidas, hasta le retira el arma: está claro que apoya a su amiga, pero teme por sus reacciones.

A propósito de Camina, no me canso de elogiar el trabajo de Cara Gee, pero es realmente soberbia su interpretación de líder despojada que no puede aceptar la humillación de saber su autoridad socavada y que, además, se bate en lucha interna contra sus propios dilemas éticos, a los que pretende callar por medio de la bebida.

La nueva orden de Inaros es ir hacia la Rocinante y destruirla pero, claro, subestima la inteligencia de Camina si piensa que no va a sospechar nada, pues el giro carece de sentido cuando se suponía que la Rocinante, simplemente, terminaría destruida al simple encuentro con la Chetzemoka. Camina sabe bien que si ahora los envían hacia ella, es porque algo falló y no se lo están diciendo. Oksana, en privado y dejando salir afuera su lealtad, termina por decirle que existe la posibilidad de que Naomi esté viva y su semblante se transforma por completo.

A bordo de la Razorback, en tanto, Alex llega a la conclusión de que el cambio en el mensaje no puede ser, en modo alguno, aleatorio y, en la Rocinante, Holden concluye en lo mismo, quedando visiblemente impactado y reafirmando la intención de ir al encuentro con la Chetzemoka por descontar que Naomi está allí y es la autora del cambio en la señal. Claro: no parece aún sospechar de una trampa mortal. Bull replica que tal movimiento implicará un gasto extra de combustible pero termina, al parecer, acatando la orden sin convicción.

Ella está de Vuelta…

En la Luna, Avasarala recibe con dolor la noticia tan triste como temida: al ver un cartelillo con el nombre de Arjun danzando en un remolino holográfico con los nombres de las víctimas, sabe que su esposo ha muerto.

Paster, finalmente, ha sido manipulado por Delgado y da vía libre a su plan de atacar Palas. Chrisjen, en la reunión de gabinete, vuelve a manifestarse en contra de un genocidio que, además, tendría el efecto no deseado de terminar por unir a todas las facciones del Cinturón: las que, de momento, no apoyen a Inaros, acabarán por hacerlo. Ni siquiera logra ablandar al presidente interino poniéndole al tanto de que la muerte de Arjun le da razón de sobra para una venganza por la cual, sin embargo, no clama. Viendo que tanto él como Delgado se mantienen inflexibles, renuncia a su cargo y se retira, siendo seguida por varios ministros más. Queda claro que está completamente resquebrajado el esquema de poder que , ante la situación de acefalía en la Tierra, se intentó montar en la Luna.

Paster daba visos de prometer más: en el fondo, sigue pareciendo un hombre honesto y de buenas intenciones, pero ha quedado en claro que no presenta las condiciones del líder que pretendió ser y, por el contrario, se ha mostrado fácilmente manipulable por Delgado.

Avasarala logra interponer una moción de censura en su contra y ello lleva a elecciones anticipadas que le terminan dando la victoria. De manera impensada y por caminos no convencionales, la inoxidable líder vuelve a tener el poder.

Ella nos llevará a la Luna…

Volvemos a la Tierra, en donde Amos y Clarissa, finalmente y gracias a los helicópteros de Erich, han llegado hasta el lago Winnipesaukee, que da título al episodio; lo hacen acompañados de personal armado por si hubiera inconvenientes: prácticamente un operativo. La razón para ir allí es que Clarissa, conocedora del lugar por haber vivido, sabe que en las islas del lago, ahora helado, hay casas de gente adinerada con naves y lanzaderas propias, lo cual les da la posibilidad de hacerse de una de ellas para ir a la Luna; hasta asegura poder manejarla.

Logrando introducirse en una de las casas y llegar hasta la zona de lanzamiento, se encuentran con un matrimonio mayor que se desempeñan allí como cuidadores de invierno y que, tras verles llegar, se ocultaron en ese lugar por creer, erróneamente, que venían con el interés de desvalijar la casa. Una vez que les ponen al tanto de que no es así, les preguntan por el estado de la lanzadera y reciben de la pareja la poco alentadora noticia de que no se ha utilizado en dos años, lo cual arroja dudas sobre su funcionamiento.

Para complicar las cosas, la llegada de los helicópteros ha atraído a los cuidadores de otras casas en la vana esperanza de que han llegado para auxiliarles o sacarles de allí, pues el aislamiento e incomunicación posteriores a la caída de los asteroides les han dejado casi sin suministros y con futuro incierto.

Erich los rechaza sin complejo ni culpa, siendo imitado por Amos pero, para estupor de ambos, Clarissa, más empática y altruísta, les ofrece la posibilidad de salir hacia la Luna a bordo de la lanzadera. En parte, su motivo obedece a que conoce a algunos de ellos desde su infancia, pero la negativa de Erich y Amos se basa en que quizás no haya suficiente lugar para todos a bordo de la lanzadera; sin embargo, terminan cediendo. Está claro que Clarissa tiene un gran poder de convicción y se hace difícil, muy especialmente para Amos, decirle que no.

Pero no es el único problema. Más preocupante es que policías de la zona se acercan armados al lugar a título de una supuesta requisa de alimentos que, según dicen, están almacenando a los efectos de crear una reserva común para los pobladores de la zona.

El argumento no convence ni a Amos ni a Erich: muy por el contrario, la tensión puede sentirse en el frío aire y la sensación es que, de un momento a otro, la cosa concluirá a los tiros.

Una vez más, no obstante, la intervención de Clarissa logra disuadir a Amos, quien, sin embargo, se lamenta al dar por descontado que lo más probable es que no se den por vencidos y regresen.

En efecto, ello se produce durante la noche y mientras están poniendo en condiciones la lanzadera para el despegue. Esta vez, claro, no vienen con intención de dialogar sino que, directamente abren fuego que, por supuesto, es respondido por quienes montan guardia, generándose una batalla que está entre lo mejor de la temporada.

En algún punto, me vinieron imágenes de alguna escena de la serie rusa Hacia el Lago (analizada en esta misma web por un servidor), pero no creo que pase de simple coincidencia, pues ambas filmaciones se hicieron prácticamente al mismo tiempo. Volviendo a lo genial de la escena, hay todo un magistral plano secuencia (o casi, pues hacia el final hay algunos pequeños cortes fugaces) que acompaña a Amos y los suyos abriéndose camino a través de los corredores y en medio de la balacera. Una escena prácticamente cinematográfica y digna del mejor filme de acción: la volví a ver completa apenas terminó.

Clarissa, en tanto, se ha encontrado rodeada por varios de los atacantes pero ya sabemos que eso solo puede ser mala noticia para ellos. La vemos, de hecho entre un montón de cadáveres desparramados que dicen a las claras que ha recurrido a sus habilidades, aun cuando no lo hayamos visto. Erich logra llegar a la lanzadera herido y cojeando mientras algunos de sus hombres y mujeres caen en el enfrentamiento. Una vez que los supervivientes están a bordo, un heterogéneo grupo que incluye a los cuidadores de las casas parte hacia la Luna. Las toberas se encienden y, al hacerlo, incineran por completo a los atacantes que aún permanecían en las cercanías.

Y la nave parte, aparentemente sin problemas a la vista. Significa ello que, por separado, los cuatro ex miembros de la tripulación de la Rocinante están ahora en el espacio exterior. O lo que es lo mismo: en su elemento…

Ella no se suicidó…

A bordo de la Pella, un Filip que se debate entre el dolor por el supuesto suicidio de su madre y la culpa de haberla llevado a la nave, recibe de su padre Marco la impactante noticia de que Naomi está viva. Keon Alexander, vuelvo a remarcarlo, es otro de los que se viene luciendo episodio tras episodio y hay que ver con qué maestría logra transmitir la imagen de un hombre que, aun cuando dolido por ver a su hijo en ese estado, no deja, sin embargo, de utilizar con él ese poder de manipulación que lo caracteriza. Y lo peor es que su rostro evidencia que cree estarle haciendo un bien a su hijo: la perfecta combinación entre amor paterno y lógica perversa que, aun en el contexto de un conflicto que envuelve al Sistema Solar, no deja de parecerse a las estrategias caseras que, a veces, llegan a utilizar los padres para manipular las emociones de sus hijos.

Al poner a Filip al tanto de que Naomi no se suicidó sino que escapó de ellos, no solo sabe que destruye cualquier posible idealización del joven hacia su madre sino que, además, le instala la dolorosa idea de que lo abandonó otra vez. Y el éxito de Marco queda confirmado en el llanto que, mezclado con intensa rabia, se apodera de Filip al abrazar a su padre.

Ella tiene un Plan…

A propósito de Naomi, el episodio se cierra, precisamente con ella, que sigue a bordo de la Chetzemoka. Valiéndose de los instrumentos de detección de la nave, ha logrado determinar que, en efecto, están yendo hacia ella, lo cual no puede sino mortificarla. Dando la impresión de estar ya comenzando a evaluar opciones extremas y luego de detener la vista por algún rato en un cable pelado, se vuelve a calzar el desvencijado traje de astronauta para regresar hacia la parte no presurizada de la nave. ¿Estará pensando, finalmente, en volarse con ella? ¿Habrá entrado el suicidio, una vez más, dentro de sus consideraciones?

Balance del Episodio

Hemos visto una entrega signada por las emociones y los dilemas éticos. Los protagonistas vienen siendo puestos en situaciones en las cuales tienen que elegir y la elección no es fácil. Ello hace que, quizás, no haya habido tanta acción en el espacio, pero se da por descontado que la misma estallará en el episodio final de la temporada, más ahora que sabemos que Holden, Naomi, Alex y Amos se hallan ahora todos en el espacio, lo cual hace prever un escenario de reunión.  Y si a ellos se pueden sumar algunas incorporaciones como Camina, Bobbie, Clarissa o la misma Avasarala… ¡Gente: podemos estar ante un equipo mejor que los X-Men!

El episodio, por cierto, ha pasado por todos los personajes y todos los escenarios: esta vez no ha quedado afuera ninguno y en cada uno de los casos se está definiendo algo importante que tiende a confluir hacia la resolución final.

La venganza en los ojos de Camina, por otra parte, se percibe con claridad y todo indica que jugará alguna carta decisiva que no descarta la cooperación con alguno de los antes mencionados. Vuelvo a repetir, como lo hice en algún análisis anterior, que al decir esto no estoy haciendo trampa por conocer los libros ya que la tempranera muerte de Fred Johnson ha trastocado algunas cosas y dejado incertidumbre en ciertos puntos de la trama.

En la Luna, el juego político se movió más rápido de lo esperado y sorprende lo fugaz del paso de Paster por el poder tras haber amagado erigirse en un líder confiable; también el que Delgado, fundamental como asesor de Avasarala en los comienzos de la temporada, haya quedado ahora como a la deriva o, al menos, esa es la impresión. La antigua líder ha regresado al poder y la pregunta es si logrará echarse al hombro a una población de la Tierra diezmada y desesperada.

Y si bien es cierto que no hemos tenido esta vez tanta acción espacial, vaya que la hemos tenido en Tierra con una escena de antología, de esas que, sin duda, quedarán en nuestras retinas y en nuestra memoria el día en que, dentro de unos cuantos años, nos acordemos de tan excelente serie.

El cliffhanger del final, por otro lado, ha sido de lo más intrigante pues, a diferencia de lo que ocurriera al final del episodio anterior, esta vez no hemos llegado a ver el plan de Naomi consumado, por lo cual es un gran interrogante lo que tenga en mente.

 

Nos queda un episodio para cerrar una temporada que, hasta aquí, es brillante. Huelga decir que nos encontraremos nuevamente para analizarlo. Hasta entonces y sean felices…

 

Rodolfo Del Bene
Soy profesor de historia graduado en la Universidad Nacional de La Plata. Entusiasta del cine, los cómics, la literatura, las series, la ciencia ficción y demás cosas que ayuden a mantener mi cerebro lo suficientemente alienado y trastornado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad