Análisis de The Terror. Temporada 1. Capítulo 10. El final del camino

16

Bienvenidos al análisis del último episodio de The Terror. Es una pena que una serie tan redonda acabe, pero sin duda la decisión de AMC de no alargarla en exceso es lo que mejor le ha sentado a la serie. ¿Qué esperar de este décimo y último episodio? Puedo decirlo sin lugar a dudas y es un uso magistral del tiempo. Con poco menos de una hora, este último episodio cierra todos los arcos argumentales y otorga un final digno, otros no tanto, a nuestros compañeros de viaje en el Ártico.

Análisis del resto de episodios de la serie

¡Soy el capitán ahora!

El episodio de la semana pasada, penúltimo de la temporada, dejó las cosas muy peliagudas para el bueno de Crozier. Este personaje se ganó mi indiferencia al comienzo de la serie por ser uno de esos personajes tan perturbados y tan retorcidos que no quería ni mencionarlo. Para mi sorpresa, Crozier es un hombre torturado, sí, torturado por la bebida; por no disponer del aprecio de sus superiores; por estar siempre a la cola de la expedición; por no conseguir a la mujer que quería y que para colmo era la sobrina de su superior… Sin embargo, es un personaje que ha evolucionado, y pocas series pueden decir eso de sus protagonistas. A pesar de ello, el nuevo tiburón en el lugar tiene el nombre de Hickey y está dispuesto a acabar con todo el que se interponga en su camino.

Los amotinados se llevaron al, hasta ese momento, Capitán de la expedición hasta Hickey. Este megalómano tiene como plan abandonar el lugar lo antes posible con los hombres quieran. Esto es una hoja de doble filo, por un lado quedarte significaría la muerte, pero por otro irte con Hickey puede llevarte a lo mismo, incluso a acabar en sus estómagos.

Mientras tanto, Goodsir atiende a Crozier y sus heridas. Este le cuenta lo que el propio Francis ha deducido de Hickey, que es un hombre manipulador, un asesino y megalómano, pero no de que ha llegado al canibalismo. Esto obviamente cala en lo más hondo de Crozier pues si un hombre es capaz no solo de comerse a su compañero, que en un momento de extrema necesidad no sería cuestionable, sino de matarlo para ello, es sin duda un enemigo a tener en cuenta.

El sacrificio más duro

Las expectativas de la expedición son nulas o casi nulas. No son más de 20, han perdido a la mayor parte de sus superiores y se ha instaurado como uno de ellos un loco. Amén del Tuunbaq acechando por algún lado. Es por ello por lo que Goodsir decide llevar a cabo su plan. ¿Magnífico? No sé, pero doloroso sí.

Doloroso ya no solo para el pobre doctor sino para el espectador. Desde el primer episodio Goodsir estaba llamado a ser uno de los más importantes de la serie a pesar de ser un segundón el primer cuarto de la misma. Su cabeza fría, pero calculadora, su capacidad de empatía y su honradez se ganaron un hueco, seguramente, en muchos de nosotros. Es por ello por lo que su muerte resulta dolorosa. Este decide suicidarse no sin antes tomar un frasco de veneno además de untarse el cuerpo con el mismo líquido para luego cortarse las venas. Goodsir aún tiene una tarea que hacer a pesar de estar vivo, y aunque no es muy sutil cómo va a devenir este último episodio, en lo concerniente al cuerpo del personaje, es sin duda descorazonador.

A la mañana siguiente Crozier encuentra muerto a uno de sus pocos “compañeros” en este final del camino, amén de la lealtad del Teniente Edward Little que no ve con buenos ojos seguir a Hickey como su nuevo capitán. En uno de los momentos más fuertes y viscerales de la serie, que sin duda dotan de un carácter tenebroso a esta The Terror, vemos como el bueno de Goodsir se encuentra despedazado sobre unos trozos de madera cercanos a la “mesa del Capitán”. Ver a Goodsir ahí sin duda es repugnante y terrorífico, lo mismo que piensa Crozier y por lo que se niega a comer. Pero nunca le puedes decir a tu capitán que no, y menos si está tan ido de la olla como Hickey. Por ello Crozier decide cortar un trozo de la carne de hasta quien ayer era su leal para luego comérselo frente a los que no lo son.

El final del camino

¿Quién era Hickey? Bueno, es uno de esos clichés de malo tan vistos, pero cuando se sienten poderosos lo cuentan todo, o casi todo. En una escena en la que se nos deja ver que él se puede estar considerando lo más cercano a un Rey, alguien con un poder supremo que es capaz de camelar a buenos hombres para que aten a sus compañeros con cadenas a un bote que deberán arrastrar mientras él está subido tumbado observando las estrellas. Hickey no es Hickey, este loco asesino se llevó por delante al real Cornelius Hickey pues su desliz fue contarle a su asesino los paradisíacos lugares por los que pasaría la expedición. Es por ello por lo que Hickey no quiere ni va a intentar volver a Inglaterra, aquí, en el frío hielo y con pocos hombres ha conseguido la libertad que en la metrópolis no conseguía, y su trofeo de caza será el Tuunbaq.

Con un “ármese de valor” y su raquítica figura subida al bote como si del Terror o el Erebus se tratase, Hickey intenta animar a sus hombres pues el Tuunbaq está viniendo. Sin embargo, si la fuerza del Tuunbaq no es suficiente para inclinar la balanza de su lado, los hombres están comenzando a sentir los estragos del veneno que han ingerido al comerse a Goodsir. Estos hombres empiezan a huir y a ser devorados por la bestia mientras Hickey observa impasible y estira la mano para tocar a la criatura. Decir que se considera un Dios quizá es pasarse, pero sin duda se considera algo por encima del hombre, quizá el mejor de ellos y el que es capaz de tocar, sin recibir rasguño alguno, a una bestia del demonio. En un intento por complacer a la bestia, incluso quizá domarla, decide cortarse la lengua emulando a Lady Silence y su padre para ofrecérsela al Tuunbaq. Sin embargo, el Tuunbaq no está para juegos y bajo el manto de la noche nos ofrece la muerte más brutal y placentera del show partiendo por la mitad a Hickey.

Mientras tanto, Crozier es el único que sobrevive y su futuro no es más halagüeño que el de sus fallecidos hombres. Sin embargo, el Tuunbaq muere a causa del veneno de estos hombres, el de los que ya devoró y que estaban enfermos por el plomo de las latas y por el escorbuto. El ser es una máquina andante de muerte, pero por dentro la enfermedad le ha hecho añicos.

En uno de los amaneceres más placenteros que hemos podido ver, donde la tormenta ha dado paso a la calma, Lady Silence se abre paso por el rastro de muerte y destrucción del Tuunbaq hasta encontrárselo muerto. Ella decide coger a Crozier a pesar de haber renegado de uno de los hombres que huyó la noche anterior, quizá porque el anterior capitán intentó tratarla bien.

Con un salto en el tiempo de dos años nos colocamos al principio de la serie, hace ya 10 semanas, con los hombres que buscaban qué pasó con la expedición del Ártico. Crozier sigue vivo y ahora se encuentra con los Inuit, pero ha muerto para el Imperio Británico. Ha decidido quedarse, no hay nada en la capital que le haga volver. Ni esposa, amigos, seguramente el desprecio y las risas de sus compañeros al contarle su terrorífica odisea.

Conclusiones

Así acaba The Terror. Sin duda la última propuesta de AMC ha elevado el listón en cuanto a las producciones de terror televisivas se refiere. Sin duda, el formato de diez episodios, alejándose de los 16 de The Walking Dead y acercándose al formato de otras series como Westoworld o Juego de Tronos AMC ha dado en el clavo.

The Terror ha sabido mantener el ritmo a pesar de unos episodios, pocos he de decir, de transición. A pesar de ello, el trabajo visual es sin duda merecedor de un aplauso y, sobre todo, el trabajo actoral, habrá hecho que más de uno nos mordamos las uñas ante la tensión por el fatídico final de algún personaje. Sin duda, una serie que quedará en la memoria a pesar de pasar algo desapercibida.



el autor

Estudiante en la Universidad Miguel Hernández de Elche. Frikazo de proporciones bíblicas, crecí amando los videojuegos y el cine como medio de escape, sacrificando la vida social. Aunque no me arrepiento. Fan hasta las venas de Batman y El Señor de los Anillos. El mundo se me queda corto, mejor dejadme en la Tierra Media.

16 comentarios

  1. Bueno, pareciera que estoy llenando de comentarios tus notas, Alberto, pero no podía no pasar por el episodio final de lo que sin dudas fue una de las series del año. Excelente, de esas obras que te mantienen al borde de la silla de los nervios por lo que está pasando. Y ni hablar la escenografía que te deja sin palabras, o el misterio alrededor del Tuunbaq, o la evolución y la desesperanza de los personajes… Tengo entendido que no descartaron una segunda temporada, aunque no imagino por qué rumbo podrían ir o de qué podría tratarse. Más bien creo que el final así fue perfecto y sería demasiado arriesgado querer cambiar las cosas.

    • Alberto Lloria el

      Buenas Matías, leí tus otros comentarios y me quedaba este. Lo cierto es que The Terror ha sido un bombazo que no esperaba. AMC me dejó muy decepcionado con cómo llevó a cabo The Walking Dead en sus últimas temporadas que viendo esta nueva adaptación tenía pánico. La idea de una segunda temporada me escama pues creo que la historia es la de la expedición al ártico del Terror y el Erebus y cómo acabaron esos hombres. Alargar la historia sería innecesario a no ser que optaran por una antología similar a la de American Crime Story con diferentes “misterios” o novelas de temática similar, pero una segunda temporada siguiendo los pasos de esta me decepcionaría mucho.
      Un saludo y gracias.

  2. Algo que no me ha quedado del todo claro después de ver el capítulo y que tampoco este análisis me ha clarado, ¿Quién es el niño que aparece en la escena final junto a Crozier?

    • Alberto Lloria el

      Buenas Javi. Lo del niño no he querido aventurarme a decir quién es por no pifiarla. La serie deja entrever que Crozier acabó con los Inuit y vivió con ellos porque volver a Inglaterra no era la mejor idea. No creo que Crozier haya rehecho su vida pues lo que ocurrió y sobre todo cómo le vemos en ese instante final deja entrever que lo que sucedió dos años antes le traumó de por vida. Sin embargo, me aventuraría a decir, con riesgo a equivocarme, que quizá Crozier se emparejara con una Inuit y fuera su hijo. Podría ser, pero no he leído la novela así que solo divago de lo que vi en la serie.
      Un saludo.

  3. Me ha gustado la serie, y también me quedo con las últimas escenas: tras la visita de los ingleses buscándole, en el poblado quedan más personas de las que luego salen con el niño en el trineo, y al final, solo dos. ¿Una manera de decir que el pueblo murió tras morir el Tumbaq?

    • Alberto Lloria el

      Creo que la intención de la serie en esos últimos momentos no es la de dejar caer sutilmente que el pueblo ha sufrido por la pérdida del Tuunbaq al fin y al cabo porque Lady Silence, a pesar de ser Inuit, vivía sola en el hielo y seguramente antes de la llegada de los ingleses también. Quiero decir, puede que los Inuit venerasen al Tuunbaq, pero creo que la figura de protector del ser recaía en una persona y el resto del pueblo se mantenía aparte. Por ello no pienso que la muerte del monstruo haya afectado al pueblo.
      Sin embargo y como he comentado más arriba, lo mismo esa transición del grupo de pescadores que luego desaparece y vemos a Crozier y un niño me decantaría a decir que es una manera de decir que el mundo del anterior capitán ahora se limita a una persona, su hijo al parecer. Verlo en la nieve como uno más de los Inuit y con un niño rodeados de la nada deja entrever que su mundo se limita a él y aun así, están solos los dos, quizá porque es inglés y no es del todo bienvenido en el pueblo más que por haber sido traído por Lady Silence.
      No sé, son divagaciones, pero en un principio no mostré mucho interés en esa última escena porque creo que la serie quiere cerrar totalmente su historia y no dejar que el espectador se vaya por los cerros de Úbeda. Como le he dicho al compañero Javi, no he leído el libro por lo que si ahí se nos amplía el final, hasta que no le eche un ojo esa es la teoría que yo barajo.
      Un saludo.

      • Algo tarde el comentario, pero me atrevo a decir que la escena final, es una clara referencia a los métodos de caza de focas, con un ahora hombre blanco inuit, esperando la comida para alimentar a su nueva familia/pueblo, un muestra de la muerte y resurrección de el capitán.

  4. A mi lo que me dejo desconcertado fue ver al tipo que se encontraron medio muerto y con la cara llena de cadenas de oro. Supongo que se lo haría el mismo presa de la locura.

    Gran serie y de lo mejor que he visto este año.
    Un cordial saludo.

  5. Buen post! Tengo una duda. Al final (creo que era en este capítulo), en un campamento destrozado por Tuunbaq, hay un personaje con cadenitas de oro en la cara… ¿sabes qué pasó? ¿me he perdido algo?

    Saludos

  6. Creo que el elemento central en el que se mueve toda la serie es la lealtad de unos hombres a otros (jerarquía militar o moral) o a algo (la misión encomendada, la nación…) y como se derrumba ésta en algunos casos ante la adversidad (el hielo que inmoviliza la expedición, el Tuunbaq, la falta de alimentos…) y como se mantiene (Goodsir o Blanky) o se eleva como en el propio caso de Crozier.
    Los actos y comportamientos de Goodsir y Blanky están dirigidos hacia el bien común, respetando la autoridad de sus superiores llegando incluso a sacrificar sus vidas por ello (como finalmente ha sido en el caso de ambos).
    En el caso de Crozier, y a diferencia de los demás, recorre un camino inverso. Comienza siendo un segundo al mando incómodo, que cuestiona públicamente las decisiones y la autoridad de su jefe (posiblemente afectado por el asunto de la sobrina de su jefe), que se abandona al alcohol generando desconfianza e inseguridad entre sus subordinados; para después ir evolucionando hacia una integridad próxima a la de Goodsir.
    La decisión final de Crozier de no regresar a su país, a pesar del éxito de la expedición de rescate al “encontrarlo”, creo que es motivada por una cuestión de lealtad, responsabilidad y justicia autoimpuesta. No sería justo que el máximo responsable de la expedición, tras la muerte del titular, sea el único superviviente en regresar tras la muerte y aniquilación de todos los demás. El quedarse es una especie de “muerte” para si mismo con la que en cierta manera honra a la del resto de sus compañeros a la vez que le sirve de redención. Su vuelta sin la misión cumplida (encontrar el paso del norte) y con todos sus hombres muertos (a manos de una criatura fantástica, algo que no creería nadie) le hubiera supuesto el fin de su carrera militar, que lo traten de loco o incluso la apertura de un Consejo de Guerra.
    Por otro lado, la representación del Tuunbaq, creo que se podría enmarcar en una especie de defensor del pueblo Inuit contra la amenaza que supone el “hombre blanco” (en uno de los capítulos queda manifiesta esta amenaza por la ausencia de alimentos que ha provocado la caza intensiva en el territorio Inuit por parte del “hombre blanco”). En el fondo Crozier entiende la legitimidad de los continuos ataques del Tuunbaq y la respeta, aún a costa de la vida de sus propios hombres. En este caso se queda también motivado por intentar reconciliarse con el pueblo Inuit por el daño causado contra ellos (se disculpa por la muerte del Tuunbaq).

  7. Emilio Julian el

    Excelente serie y un final que podemos decir “cerrado” sin más vueltas ni posibilidad de continuar divagando sobre la misma historia. Tengo entendido que la segunda temporada abarcará la segunda guerra mundial. Espero con ansias como se desempeñaran en dicha historia. En cuanto a The Terror solo puedo acotar que sabe manejar el hilo del suspenso y la intriga sin desorientarte tanto aunque algunas escenas se vuelven predecibles, sin tintes de villanos hasta que acercándonos a la mitad de la serie vemos la cara del verdadero mal. El final cierra perfectamente, como la tapa de un buen libro después de leerlo. Ver a Crozier sentado en la nieve con lanza en mano y el niño a su lado, su mirada pérdida entre el pensamiento del pasado y las obligaciones del presente asomando en el horizonte un futuro único… Él dejo atrás la vida que llevaba para adoptar esta nueva vida junto a los Inuit. No creo que el pueblo haya desaparecido tan solo porque se los vea a ellos dos sentados al final pero es ese mismo final el que deja claro que Crozier queda atrapado entre esta vida nueva y las huellas de un pasado reciente. Sentado junto a su hijo, con lanza en la mano y un pequeño cúmulo de nieve que bordea lo que parece un hueco, dando a entender que Crozier está pescando pero que queda perdido en el tiempo… quién sabe, quizás recordando sus trajes de galas, sus intentos de conquistar a la sobrina de Sir John Franklin o los últimos acontecimientos vividos antes de dejar su vida como capitán. Después de todo… hay heridas tan frescas en el alma que el tiempo no puede cicatrizar.

  8. Hola! Excelente tu explicación. Me sumo al pedido de varios: que explicación hay para el moribundo de las cadenas de oro en la cara?

  9. Hola! Acabamos de ver el último capítulo y nos ha encantado la serie. También tenemos la duda de por qué Edward (hombre de confianza de Crozier) aparece lleno de cadenitas y pendientes por la cara. Contesta por favor! O alguien que haya leído el libro y lo sepa que nos lo aclare.
    Gracias!

  10. hola buenas, alguien me podria explicar por que uno de los hombre de crozier es encontrado con la cara llena de oro y comenta al capitan “close”, no entendi eso en el capitulo, gracias y un saludo

  11. Hola. Magníficos comentarios sobre cada capítulo. Respecto al hombre con las cadenas de oro en la cara, creo que significa que el dinero NO es lo más importante en esta vida, sino, en su situación el ALIMENTO y la SALUD. Como sale en un capítulo anterior, éste va recogiendo los objetos preciosos de los muertos para devolvérselo a sus familias en Inglaterra y , al final, preso de su locura, se los coloca en la cara. El no va a regresar jamás.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Cada poco tiempo tiene que haber una tormenta, una perturbación en la fuerza de las pacíficas aguas que es Internet. Un lugar de armonía, risas,…