IniciocomicsJoker tuvo su propio Robin: Gaggy Gagsworthy

Joker tuvo su propio Robin: Gaggy Gagsworthy

El estreno de la película sobre el origen del mejor villano de la historia del cómic, Joker, ha removido de sus asientos a mucha gente que ahora quiere ahondar más en el personaje. Así no está de más recordar que Joker también tuvo un ayudante que le acompañó en su escalada criminal, Gaggy Gagsworthy.

El compañero de fechorías del príncipe del crimen hizo su primera aparición en 1.966 en el número 186 de Batman. Miembro de la familia del circo, el bueno de Gaggy era un enano saltimbanqui que hacía las delicias del público asistente. Su feliz profesión, que lo era todo para Gagsworthy, se vio duramente truncada con la aparición en las carpas de la familia Grayson ( a su vez progenitora de Robin ) relegando al enano a la feria de fenómenos raros para su escarnio y humillación. En este momento existencial tan abrupto será recogido por el Joker que se aprovechará de su dañada autoestima para convertirlo en un útil ayudante. Esta dupla criminal golpeará con fuerza a la sociedad de Gotham hasta que finalmente Batman consigue detenerlos y encarcelarlos. Joker logrará escapar posteriormente de la prisión dejando en el más oscuro de los olvidos a su otrora mano derecha. Es aquí donde comienza la verdadera degeneración de la mente de Gaggy Gagsworthy, cuando ya empezaba a superar el trato recibido en el circo, de pronto la mayor traición posible, la de su admirado mentor, le golpea de lleno para no recuperarse nunca más. El odio y el resentimiento más profundo deformará totalmente al enano hasta convertirlo en un ser abyecto y terrorífico.

 

Tal sería la degeneración del personaje que en el mismo año de su creación la editorial lo sacó de la circulación. En 1.966 aún se vivía dentro de la llamada Edad de Plata y lo que menos quería la industria era dar razones a ese grupo de exacerbados padres que reclamaban la mala influencia de los cómics a sus hijos. Sin embargo Gaggy Gagsworthy fue rescatado del ostracismo en 2.009 para darse de bruces con su mayor decepción, el descubrimiento de que Joker ha encontrado un sustituto nada menos que en la carismática Harley Quinn. El resentido enano y su maltrecha cabeza no podrán soportar tal traición e intentará por todos los medios acabar con Harley pero muy a su pesar acabará encontrando el final al que siempre estuvo abocado. Harley encierra al enano en uno de los cohetes de su amado Joker y lo estrella contra el puerto de Gotham de donde aún no ha emergido.

Un personaje en definitiva que seguramente nació en una época equivocada donde no eran bien aceptados los caracteres tan retorcidos y malignos, sobre todo si una buena parte del público receptor eran niños y adolescentes. Tal vez en el futuro vuelva a ser rescatado del desván olvidado de DC para ahondar en su personalidad y deterioro mental. A fin de cuentas los personajes complejos y llenos de recodos son los que perduran y enganchan al público. Tal vez Gaggy Gagsworthy daba demasiada grima en el pasado y el odio reconcentrado salía tan a borbotones que no dejaba al lector disfrutar de su presencia pero con un lavado de cara dado por un magistral guionista todo se puede enderezar. A raíz de la espléndida interpretación del príncipe del crimen que estamos disfrutando en la pantalla el interés por el villano por excelencia se ha multiplicado y tal vez eso promueva que se saquen del armario a monstruos ya defenestrados. Si es así y de nuevo se vuelve a explorar el universo oscuro que rodea al Joker no estaría mal que pudiéramos ver más sobre Gaggy Gagsworthy cuya enseñanza para mí está muy clara. Cuidado con los depredadores que se nos acercan en momentos de debilidad extrema cuando nuestra cabeza está tan dañada que toda nuestra realidad está deformada por completo. Una palabra o un gesto en ese delicado momento puede ser suficiente para arrojarnos al precipicio. Y ya sabéis lo que dicen, si te asomas al abismo éste te devuelve la mirada. Estos Joker de la vida real siempre aparecen cuando menos murallas levantadas tiene tu conciencia y puede que te arrastren hacia la oscuridad más profunda. Si no que se lo digan a Darth Vader.

Un abrazo a todos.

Enrique Ortega
Escritor y superviviente. Autor del libro ¨Mi faro en las Estrellas ¨ disponible en Amazon. Pienso y algunas veces acierto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Análisis de Titans (Titanes). Temporada 3. Capítulo 9

Bienvenidos, seguidores de Titanes (Titans) a otro capítulo más de esta serie de HBO Max que tan buenos momentos nos está dejando. En este...