InicioSeriesAmerican Horror Story (Análisis)Análisis de American Horror Story: 1984. Capítulo 4

Análisis de American Horror Story: 1984. Capítulo 4

Bienvenidos amigos amantes del suspense y terror slasher. Aquí nos encontramos de nuevo con el análisis de esta serie que nos aterroriza y nos hace felices. American Horror Story ha vuelto y lo ha hecho con cambios y aires nuevos. Hoy hablaremos de todos los detalles que nos dejó “True Killers” (Verdaderos Asesinos), la cuarta entrega de esta nueva temporada.

Enlace a todos los capítulos de American Horror Story

Verdaderos Asesinos, como su nombre lo anticipa, es un capítulo donde se desenmascara a todos los personajes. Ahora sabemos cuáles son realmente los que tienen buenas intenciones y los que solo quieren venganza y regar a Redwood de sangre. Como había dicho en el análisis del segundo episodio: Margaret no es ninguna puritana, mata en nombre de dios y hace caer sus culpas y pecados sobre los demás. La noche se hace cada vez más larga, oscura y tenebrosa, y los protagonistas ya no pueden confiar ni en sus propias sombras. La traición y mentiras se apoderaron del campamento.

 

Como un lobo con piel de cordero, Margaret nos mostró sus garras, que precisamente no son como las del oso que le regaló Sr Jingle (que de maniático de orejas solo tiene pocas horas). En los años como consejera, la directora de Redwood sufría discriminación, y le pidió a Benjamin Richter que la protegiera y vengara de todos los maltratos recibidos. Pero no fue de la forma en la que todos pensamos que la defendería, el “supuesto” asesino en serie nunca utilizó un cuchillo para matar a nadie, solo lo utilizaba para hacer bellas artesanías como la que le regaló a la joven. La matanza de 1970 fue pergeñada y ejecutada por la mismísima Margaret, que utilizó a Richter como coartada inculpándolo de los todos los crímenes. La protección del oso fue salir impune ante la ley.

Ahora sabemos cómo nació ese amor psicótico entre Montana y Richard Ramírez, fue espontáneo, a primera vista. Ese momento romántico al estilo de American Horror Story, con música de Billy Idol que sirvió de atracción a los jóvenes cuando se conocen en plena clase de aeróbic. El Acosador Nocturno ve cómo uno de los alumnos no para de recriminarle a su profesora, y este le demuestra su amor destripándolo y colgándolo, para luego sellar su amor bajo el cadáver. Toda una sutileza.

Montana le pregunta a su nuevo amor qué está dispuesto a hacer por ella y le pide que asesine a Brooke, la culpable de la muerte de su hermano Sam. Sí, Montana es la hermana del amigo de Brooke que murió en la no-boda por los ataques de celos del novio. Ella cree que tuvieron una historia de amor y eso desató la locura de Joey Cavanaugh.

La escena más esperada de esta temporada sucedió en este capítulo. El Acosador Nocturno tuvo un duelo con Sr Jingle (me trasportó a la épica Cleganebowl), donde los cortes y sangre no faltaron. De lo mejor de esta novena entrega. El ganador fue Richter pero no le fue fácil librarse de Ramírez, que terminó colgado de un árbol y sufrió muchos cortes, pero aún no había llegado lo peor para el famoso asesino…

En una cabaña se encuentra Sr Jingle (para dejar de ser tal y llamarse definitivamente Benjamin Richter) y Margaret. Después de confesarle que ella fue la que realizó la masacre de 1970, y que él solo fue otra víctima más, siendo apresado, torturado y tratado como un psicópata, hasta el punto de llevarlo a la locura absoluta y de aceptar que realmente fue el autor de dicha atrocidad. En un acto de venganza, Richter quiere asesinar con su cuchillo a la directora, pero balas de fuego impiden su cometido, tendiéndolo en el suelo con pocos signos vitales.

El último dato sobresaliente es la resurrección del Acosador Nocturno. Después de ser asesinado por Richter, su cuerpo se vuelve volátil y se eleva como si estuviera poseído, una fuerza sobre natural se apodera de él. El capítulo finaliza con Trevor muerto por ir en búsqueda de Margaret, siendo asesinado por la mismísima directora. Xavier con sus sueños de ser actor quemados en un horno y el auto en que estaban por huir incendiado.

Conclusión

El dato más revelador que tuvo “Verdaderos Asesinos”, es precisamente que sabemos quién fue la verdadera asesina de 1970. Margaret, usó su mente siniestra para deshacerse de todo aquel que se burlara de ella e inculpó a Richter, que llegó a creer y estar seguro de que fue él quien realizó la masacre. El ex Sr Jingle que no murió a pesar de los disparos, buscará venganza contra esa persona que cuidó, protegió y lo traicionó.

Siempre hay espacio para sorpresas, pero ahora tenemos un panorama más claro de las historias que mueven a cada uno de los personajes que quedan en Redwood. Tenemos a tres mujeres neuróticas (Montana, Margaret y la ex Rita ahora Donna), un asesino como Ramirez, y a Richter que buscará venganza, pero tal vez se termine convirtiendo en el gran salvador. Por último, tres que parecen ser de fiar (Brooke, Xavier y Chet). ¿Qué papel jugará Jonas?, estoy seguro que algo importante le espera. Lo hemos echado de menos estos dos episodios.

Javier Vergara
Periodista deportivo. Futbolista frustrado. Amante del asado y el buen vino. Dentro de lo menos importante que tiene la vida, lo mas importante son las series, cine, libros y fútbol.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS