Reseña de La sensacional Hulka de John Byrne

0

Quizás no pueda ser justo al hablar de un trabajo de John Byrne. Soy un apasionado del trabajo de este autor. Creo que ya he dicho todo. Por eso vuelvo a decir que puede ser que este artículo no sea lo más objetivo posible. La sensacional Hulka con guión y dibujos de John Byrne es un trabajo de autor completo en su apogeo como artista con matices. ¿Cuales son esos matices? Los veremos luego pero solo os hago un pequeño adelanto, el tomo tiene toda la etapa del barbas en la colección y después del número 8 no vuelve hasta el 31. ¿Qué paso en esos años? ¿Volvió con la misma fuerza?

Por cierto os recomiendo este artículo perpetrado por un servidor titulado Pequeño homenaje a John Byrne, el autor que nos hizo soñar

Una colección muy especial

Hulka de Byrne es sobre todo una colección de Byrne y hecha por el mismo para su público incondicional. Ahora mismo es más normal ver una serie protagonizada por una mujer pero por aquel entonces, que Hulka llegara hasta el número 60 antes de su cancelación, supuso el récord Marvel de una serie protagonizada por una mujer. Por tanto nos tenemos que poner en situación y en la época. Las series de mujeres eran un fracaso excepto Wonder Woman, claro está. Byrne hace de la colección algo nuevo, diferente e irrepetible. En principio sigue el esquema de los 4 Fantásticos, pero a su estilo peculiar. En el número 2 no se enfrenta a los Skrulls, sino a los hombres sapo. En el tres tiene a una estrella invitada, el asombroso Spiderman. Pero lo mejor es el número 5 que se enfrenta al Doctor Dong, en lugar del Doctor Doom (Doctor Muerte en España) Estoy convencido que a Byrne se le ocurrían estas barbaridades sobre la marcha.

Lo diferente de Hulka no eran sus superguiones, sino la manera de afrontarlos. Vamos que hacía lo que quería y cuando quería, para eso era el Dios del cómic en los años 80. Prácticamente tenía libertad para hacer lo que quisiera, libertad todo sea dicho, superada por su enorme ego que finalmente le hizo abandonar la editorial para irse a DC, sí, la compañía que editaba Wonder Woman.


Byrne rompia con la cuarta pared y Hulka hablaba directamente a los lectores y lo que es aún más gracioso, hablaba directamente con el propio autor para enfadarse con él por algún argumento loco del cómic. Lo que acabáis de ver es un claro ejemplo de que va la serie. Y así en todos los números. Y para variar el dibujo era (es) maravilloso pero…

La ida y vuelta de Byrne a la serie

Byrne se va de Marvel a DC por problemas creativos con la editorial. El famoso superego del artista le dio muchos problemas con todo el mundo. El caso es que después de un periodo en la Distinguida Competencia volvió a La Casa de las Ideas. Fijáos en la portada del número 31 de la serie, el primero después de su regreso. El propio Byrne destaca en la portada intentando poner número 9 (se fue en el 8) en la misma en lugar del 31, que luce como un faro. No tiene perdón el artista. Su ego fue su perdición. Pero el mayor problema fue que Byrne perdió el pulso. Byrne pasó de ser el mejor artista del medio a uno del montón en poco tiempo. Simplemente tenéis que fijaros como el trazo de los ocho primeros números es muy superior a los restantes. Es como si el canadiense de adopción hubiera perdido su magia en su periplo en DC. No lo digo en broma ni lo digo para molestar a los fans de Warner. Por favor mirad en el tomo como Byrne empeora su dibujo de manera increíble. Y no es solo eso, en las series de Marvel que empieza a dibujar en esa época como Namor o Los Vengadores Costa Oeste también se resienten sus lápices. No estoy diciendo que sea malo, pero ya no es magia lo que sale de sus lápices. ¿El motivo? Yo no lo se, pero lo intuyo.

Cualquier otro dibujante hace y hacía una serie mensual con muchos problemas para cumplir los plazos. Una serie mensual. Byrne no solo hacia una, sino dos y a veces tres en un mes además del guión y entintado. Y aunque fuera el mejor no era un superhombre y se acabó quemando. El trazo rápido se convirtió en hábito y por tanto en mediocre.

En Hulka de Panini podéis ver al mejor Byrne de la historia y el que regreso de su exilio y el comienzo de su cuesta abajo. En este tomo de la Sensacional Hulka podéis leer y ver a uno de los grandes del cómic desatado, con guiones de los más variopintos y más singulares. Si queréis ver algo distinto, este cómic no os va a defraudar.

Un saludo y sed felices.



el autor

Licenciado en Publicidad y RR.PP. Creador y administrador del blog entre otras actividades lúdicas como community manager, lector de libros y cómics además de futbolero, cinéfilo y coleccionista de páginas originales. Me gusta hacer un poco de todo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos de nuevo, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez. Lo hemos logrado, gente. Los videojuegos están cerca de generar…