InicioseriesLas series que nos hacen felicesThe Good Place, la sitcom que está pasando desapercibida y no debería

The Good Place, la sitcom que está pasando desapercibida y no debería

En mi búsqueda semanal donde intento descubrir nuevas series a las que engancharme, me topé hace unos cuantos días con The good place, una serie, mejor dicho una sit com, algo peculiar e innovadora que me impresionó y consiguió que mi búsqueda fuera bastante fructífera.

¿Qué pasaría si de repente te encontraras en el cielo y alguien te dijera que por tus grandes buenas acciones has conseguido estar en un buen lugar pero en realidad estás ahí por una grandísima confusión y deberías estar en el infierno? pues bien, ese es el punto de partida de esta serie que hoy os voy a reseñar y aunque parezca un poco confuso y enrevesado no os preocupéis que esta sitcom es más simple de lo que parece; ¡oye, pero eso no significa que sea aburrida ni mucho menos eh! no nos confundamos. Pues bien, nuestra protagonista, Eleanor, se encuentra un día en un despacho frente a un hombre bastante amable que le explica que ha muerto y que ha llegado a una especie de cielo/limbo para gente que se merece todo tipo de comodidades y un buen lugar donde ”descansar en paz” debido a que en su existencia en la Tierra ha hecho grandes obras y ha velado por el bien común y todo eso. El problema llega cuando un poco más tarde nos enteramos de que en realidad Eleanor no ha hecho nada bueno en su vida y que debido a algún error ella en realidad no debería de estar ahí.

A ver, vamos a recapitular; Eleanor despierta un día en un lugar muy colorido y surrealista donde todo parece ser perfecto y súper agradable. En este lugar nos encuentramos a Michael, una especie de guía del mas allá que es el encargado de vigilar la vida de las personas que han muerto y así dividirlas, según una serie de actos que suman o restan, para ir al infierno o al cielo o mejor dicho, a este apacible lugar diseñado por Michael y que se adapta a cada deseo, necesidad y gusto de las personas que lo habitan. Nuestra protagonista aterriza en The good place, este lugar tan encantador y surrealista donde solo deben habitarlo aquellos que han hecho el bien y no tienen ni una multa, pero el problema es que Eleanor es de todo menos buena persona y como tal decide ocultarle este secreto a Michael para que no la mande al infierno. Pero todo se complica un poco (bastante) cuando Michael le explica a nuestra protagonista que en este lugar también habitan las almas gemelas de cada persona, y Eleanor tiene la suya, un gran hombre, bastante bonachón el pobre, llamado Chidi a quién consigue liar para que le ayude a guardar su secreto y hacer de ella una persona digna de vivir ahí.

La premisa de la serie es un tanto rara hay que admitirlo, yo la primera vez que leí sobre ella no entendí muy bien de que trataba pero cuando me animé a ver el piloto me llevé una muy buena sorpresa.

Algo que engancha en The good place primero de todo es la elección de los personajes, tenemos al gran Ted Danson interpretando a ese guía Michael que es un poco desastroso y que resulta uno de los personajes más cómicos de lo que llevo de serie; luego tenemos a Kristen Bell en el papel de la intrusa y astuta Eleanor que es tan devastadora que consigue sacarte más de una o dos carcajadas en el capítulo. A parte de ellos, tenemos a cuatro personajes principales más: Chid (William Jackson Harper), el alma gemela de Eleanor y el que al ser tan bueno le empieza a ayudar a ser mejor persona (cosa que no resulta fácil pero si graciosa); Jianyu (Manny Jacinto ) y Tahani (Jameela Jamil ), la pareja vecina de Eleanor, un monje budista y una mujer que parece perfecta en todo y a la que le encanta hablar por los codos y por último tenemos a Janet (D’Arcy Carden), una especie de siri en persona que es tan robótica como ocurrente (personalmente es mi preferido por ahora). Lo bueno de este elenco es que aunque no haya múltitud de personajes y puedas llegar a pensar que te cansará siempre los mismos sin añadir más personajes a la historia, la agilidad de la trama, los giros de guión y lo bien estructurados que están cada uno hace que no se te haga pesado en ningún momento y que el argumento avance a un ritmo muy ligero y divertido con un humor no tan explotado en televisión.

Resumiendo, si estás buscando una serie de humor, con una trama ágil pero eficaz y sin que caiga en los mismos tópicos tan recurrentes en las actuales sitcom, te recomiendo The good place. La serie está disponible en Netflix y ahora mismo se encuentra emitiendo su segunda temporada.

Una última cosa, nunca te adelantes a los acontecimientos en esta serie, en the good place nada es lo que parece y todo puede pasar. UN SALUDO!

Antiguo Colaboradorhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Antiguo colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Análisis de Titans (Titanes). Temporada 3. Capítulo 9

Bienvenidos, seguidores de Titanes (Titans) a otro capítulo más de esta serie de HBO Max que tan buenos momentos nos está dejando. En este...