10 clichés para crear un héroe estereotipado y de manual

1

¿Eres huérfano? Si es así tengo una buena noticia para ti: puedes convertirte en un gran héroe. Y no es que lo diga yo, lo dice una vieja profecía que hace que haya un objeto legendario esperándote. Los grandes personajes se forjan con clichés, con tópicos sacados de un manual que hacen que Luke skywalker, Batman, Superman, Jon Nieve, Harry Potter o Frodo nos caigan bien. Su historia es un arquetipo estereotipado, pero funciona y nos gusta.

Muchos sabréis que los estudiosos del guión pueden reducir las grandes obras de la literatura en 20 tramas (búsqueda de tesoro, venganza, amor prohibido, etc). Algunos incluso menos. Lo mismo pasa con los héroes, que suelen tener todos historias parecidas.

1. Huérfano

Ser huérfano es una putada. Pero es un drama por el que hay que pasar si quieres hacer grandes cosas por la humanidad. No tener padres, o que uno haya muerto –a ser posible en circunstancias dramáticas-, forja el carácter y te hace valorar las cosas importantes: la familia, tener un tutor que te enseñe, el amor…

Ejemplos: Frodo (padres ahogados), William Wallace (padre muerto en la guerra), Luke Skywalker (padre villano genocida y madre muerta durante el parto) Harry Potter, Batman, Superman, Eragon, Kvothe de El Nombre del Viento (padres asesinados), Spiderman, Simba (padre asesinado), Bambi (madre asesinada), Mowgli (que no conoce a sus padres aunque en las películas los mata el Shere Khan), Naruto, Jon Nieve… e incluso en videojuegos legendarios pasa lo mismo, en Baldur’s Gate se hace especial énfasis en el hecho de no tener padres, Ellie la niña de Last of Us perdió a su madre antes de cumplir 1 año, el padre de Thrall en Warcraft también es asesinado…

Eragon, un héroe que reúne todos los tópicos de la fantasía moderna.

Eragon, un héroe que reúne todos los tópicos de la fantasía moderna.

2. Origen humilde

No puedes ser justo y honorable si no sabes lo que es la humildad y la sencillez. Hay ricos que enseñan a sus hijos valores honrados, pero esos hijos nunca serán héroes. Si quieres saber lo que es el trabajo duro, aprender poco a poco, no puedes haberte criado entre algodones. Tienes que trabajar en una granja como Luke Skywalker o Clark Kent, cazando y pescando como Bardo en el Hobbit, o en una forja como Will Turner de Piratas del Caribe. No es necesario que vivas en un zulo como Harry Potter o en una casa destartalada como a la Cenicienta pero eso también ayuda a apreciar una buena vivienda cómoda.

3. Un tutor (que tiene todas las papeletas de acabar como los padres)

Ya nos ha quedado claro que el camino del héroe no es fácil. Que hay que sufrir y dejar a los padres por el camino. Pero alguien tiene que enseñarte lo que tus padres querían que aprendieses. Alguien que, aunque se niegue a dar toda la información sobre tus antecesores (pues suelen tener poderosos secretos sobre ti y tu origen), es honorable y justo. Como se espera de un héroe. Por eso, una vez te enseñe todo o casi todo lo que sabe morirá. Pensemos en Sirius Black, en Obi-wan, en el tío Ben de Spiderman, el padre adoptivo de Superman, Gorion en Baldur’s Gate, el maestro de El Zorro…

Si el tutor del héroe mola es que va a morir.

Si el tutor del héroe mola es que va a morir.

4. Extrañas amistades

Un buen héroe sabe ver amigos donde los demás sólo ven marginados sociales. Los juerguistas y holgazanes Merry y Pippin, Timón y Pumba, y Baloo… Muy solo hay que estar para entablar una profunda amistad con dos robots (R2D2 y C3PO) o directamente con un mafioso como Han Solo. Luego resultan ser buenos tipos, con un gran corazón y dispuestos a todo por ti, pero de primeras no son el tipo de amistades que un padre desea para sus hijos ni el tipo de persona que esperas que levante un país.

5. Una profecía avala el éxito del héroe

El héroe es de origen humilde y tiene pocas posibilidades de medrar en la vida. Por eso mucha gente no se cree que el destino de una civilización dependa de alguien así, de baja cuna. Pero es que un buen protagonista se ha forjado en las dificultades del camino para hacer actos únicos y admirables. Pese a ello muchos durarán pero, por fortuna, un profeta anunció tu llegada mucho tiempo atrás. Y sí, lo hizo con esa manía que tienen los profetas de anunciar todo de una forma confusa y extraña para que nada este claro hasta que casi es demasiado tarde. Así vemos profecías en Canción de Hielo y Fuego, Harry Potter, Piratas del Caribe, El Señor de los Anillos, Warcraft, Baldur’s Gate…

6. Un supervillano quiere acabar con el héroe y con todo

Es verdad que si no hay antagonista difícilmente tenemos una historia. ¿Os imagináis un libro de alguien donde todo le va bien y no le pasa nada malo en la vida? Perdería gancho y no nos identificaríamos con él. Tiene que haber un malo. Y si es un malvado villano como no ha habido en tiempos mejor. Voldemort, Darth Vader, Sauron, El Joker, Scar, Orochimaru, Sephiroth en Final Fantasy VII… Al principio ignoran al héroe pues creen que nadie puede acabar con sus planes de destrucción fatal, pero luego se dan cuenta de su error. Suele haber además una conexión personal entre el villano y el protagonista. Y por supuesto no puede haber redención, sólo muerte.

Al menos este se arrepiente

Al menos este se arrepiente

7. Un objeto legendario perdido o separado en diferentes partes

Un villano no muere de un infarto. Ni tampoco con la buena voluntad del héroe. Hace falta un arma que ayude a acabar con su poder. Hablamos de las Gemas del Infinito de Marvel, los horrocruxes en Harry Potter, el Anillo Único,  la Lanza del Destino en Constantine o Excalibur. En el caso de Mowgli usa algo más de andar por casa: el fuego. Pero para los animales manejar eso es manejar un arma legendaria.

Un anillo para matar al malo

Un anillo para matar al malo

8. Un hecho violento pone al héroe a viajar por sitios increíbles

Nadie se va de casa si está a gusto. Si matan a tus padres y tu vida corre peligro cambia un poco la perspectiva. En el viaje es cuando se superan peligros, se conocen amigos y enemigos y cuando aprendes las cosas importantes. El viaje es el crecimiento personal. El Señor de los Anillos es un viaje, los personajes de Juego de Tronos se pasan el día viajando, y la mayoría de los juegos de rol consisten en eso, en viajar de aquí para allá. Y mientras tanto vemos sitios impresionantes y muy imaginativos como las casas de los Gungan en Star Wars o Narnia, o personajes como el cíclope Polifemo en la Odisea. Muchas veces estos viajes llevan a las ruinas de una antigua civilización.

9. Una organización malvada y secreta se pasa el día molestando

Hemos dicho que en el viaje hay trabas. Pero hay que matizar que muchas de ellas están puestas por unos tipos malévolos de los que no sabe mucho al principio y que, por supuesto, están bajo las órdenes del supervillano. Así tenemos las empresas de Lex Luthor, Umbrella Corporation en Resident Evil, la Hermandad Oscura en Skyrim, Hydra en Marvel, SPECTRE en 007, la Primera Orden en Star Wars…

Dharma, en Lost, era la responsable de todas las cosas raras en la isla. Incluso del final de la serie.

Dharma, en Lost, era la responsable de todas las cosas raras en la isla. Incluso del final de la serie.

10. El Héroe, tras vencer, no puede ser el mismo de antes

Un gran combate legendario marca de por vida. Agota todas las posibilidades de ser feliz. El héroe ha aprendido mucho, sin duda, y ha salvado a mucha gente. Pero por el camino se han quedado muchos y ahora ve el mundo con otros ojos. Así Skywalker desaparece tras vencer a Darth Vader y Frodo se va de la Tierra Media, porque el coste emocional es muy alto.

el autor

Periodista, con lo bueno y con lo malo. Amante de la historia, la actualidad, la tecnología, los videojuegos, los viajes y la música.

1 comentario

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR