Análisis de Snowpiercer (Rompenieves). Capítulo 10. Final de temporada

4

Bienvenidos al análisis del último episodio de Snowpiercer, serie de Netflix. Muchas gracias por acompañarnos por este viaje de diez capítulos donde hubo momentos sobresalientes, y otros no tanto. Os invito por última vez, en esta temporada, a que disfrutemos juntos de este paseo alrededor de la gélida Tierra a través del Arca de Noé 2.0. Bienvenidos a Snowpiercer.

Para ver los anteriores análisis pincha aquí.

Hemos llegado al final del viaje. El Snowpiercer resistió el nunca dejar de girar alrededor del mundo y su última parada fue justamente donde todo comenzó: en Chicago. Hubo momentos muy buenos y sobresalientes, como cuando se consumó la tardada revolución, y los malos, como la resolución del asesinato en manos de Layton.

El mejor personaje de la serie fue sin dudas Melanie. También me gustó mucho Bess, cómo fue ganando protagonismo a lo largo de la temporada. Buenos papeles secundarios, acompañando y aprovechando los momentos en la pantalla de Miss Audrey y de Terence. Esperemos más protagonismos de estos personajes en la ya confirmada segunda temporada. El que me decepcionó fue Layton, no me parece un gran líder para dirigir el Snowpiercer. Hay que ver qué sucede con la llegada de Wilford.

Este episodio diez que lleva el nombre de “994 vagones”, gira en torno a la aparición de otro tren que al parecer pertenece al Wilford. Cuando creíamos que las decisiones iban a pasar por Layton, la grandiosa Melanie toma el mando y actúa de forma rápida, cosa que para el detective hubiera sido muy difícil, dado que parece no tener el carácter, seguridad y firmeza necesarios como para tomar el mando. Le queda muy bien ese puesto a la ingeniera.

En el Snowpiercer quedan 994 vagones, los otros sietes que faltan son: en el que viajaban Grey, el otro donde iban el matrimonio Folger, también estaba la escuela y varios presos de distintas clases. Ya con un nuevo gobierno el orden sigue faltando, pues los de las clases más bajas tratan de disfrutar los placeres que tenían las clases más altas y todo se vuelve un descontrol. No obstante, igual el tema no fue tratado de una forma muy profunda. Queremos saber más de cómo sería la vida cuando todos tienen los mismos derechos, solo nos mostraron algunas fiestas descontroladas, dando a entender que la paz no ha llegado al tren.

En este episodio vemos también el dolor que siente Melanie por dejar morir a su hija, dado que dedicó su vida al Snowpiercer, dejando de lado lo más sagrado que tiene un ser humano, que es el amor de una madre hacia su niña. Me encantó la escena donde Miss Audrey le hace una especie de psicoanálisis o catarsis para que la ingeniera sacara todo el dolor que lleva dentro. Muy buenos los planos mostrando el sufrimiento que padece la mujer, de los mejores de la serie. Sigo preguntándome, ¿qué tipo de relación tienen estas dos mujeres? ¿Tendrán algún parentesco? Porque se conocen demasiado.

Después de ese emotivo momento comienza la adrenalina con la llegada de otro tren. Y claro, al verlo, algunas personas se quedan paralizadas y otras exultantes con la teoría que allí viajaba el señor Wilford. Este tren se llama Big Alice y fue la primera versión del Snowpiercer, pero no podía soportar los 1000 vagones. Este lleva solo 40 y era un prototipo.

Tras la aparición del Big Alice, Melanie y todo su equipo hacen lo posible para que este nuevo tren no los alcance, pero ya toda la gente está alterada ante la llegada de una nueva máquina. El Snowpiercer usa toda la energía para poder viajar a toda velocidad y no ser interceptados, pero al final son detenidos por el Big Alice.

snowpiercer

Melanie como siempre y ya nos tiene acostumbrados, toma cartas en el asunto ante las vacilaciones de Layton. Decide ir ella a desconectar el tren, pero aquí se da una paradoja que me gustó mucho: ella fue quien dejó fuera del tren a Wilford, porque era una persona inestable, tenía problemas con el alcohol, y ahora ella es quien es arrojada por Wilford fuera del Snowpiercer. Damos gracias que sobrevive, tal y como se ve en la última escena. Tendremos más del mejor personaje de la serie para la segunda temporada.

Ya con la intercepción del Snowpiercer por parte del Big Alice, descubrimos que Allie, la hija de Melanie, está viva y fue rescatada por Wilford antes de que muriera congelada. Una sorpresa enorme que le pone mucho condimento a la trama de cara a la segunda temporada.

Conclusiones Finales

Hemos tenido una temporada con altibajos, pero que en líneas generales me dejó conforme. No está a la altura de Better Call Saul -para mí la mejor serie del año-, pero sí fue entretenida si pensamos en todo el recorrido de esta primera parte.

Hubo momentos muy malos, como la resolución del caso de Wise que llevaba muchos años sin ser descifrado. También la muerte de Nikki, que tenía mucho para dar, pero en un suspiro la sacan de la serie. Otra parte que no me gustó fue como apresaron al asesino Erik. Entre el capítulo 4 al 6 la serie baja mucho de nivel.

Pero también tuvimos momentos fabulosos como los últimos tres episodios, cuando se empieza a gestar y se termina solidificando la ansiada revolución. Es espectacular y también me sorprendió mucho la llegada del otro tren. Nunca lo imaginé, siempre tuve ciertas sospechas de que Wilford estaba vivo, pero nunca pensé que fuera en otra máquina. Aquí se abren muchos interrogantes: ¿quiénes son los pasajeros que viajan ahí? ¿Puede Wilford haber salvado los 7 vagones que dejaron a la deriva? Hasta pudo haber sobrevivido la madre de Miles, que vemos cómo en el primer episodio es arrojada del tren.

Con respecto a los personajes, sin lugar a dudas el que más me gustó fue el de Melanie y me decepcionó Layton, sobre todo en los últimos episodios. Me gratificaron mucho también Miss Audrey, Terence y Bess, esperemos tener mucho más de ellos en la próxima temporada.

Lo que queda abierto de cara a la próxima temporada es principalmente: ¿cómo reaccionará la gente con la presencia de Wilford? ¿Será Wilford el padre de Allie y por lo tanto el esposo de Melanie? ¿Cómo harán Melanie y Layton para sobrellevar la presencia del creador del tren? ¿Wilford habrá salvado las vidas de los tripulantes de los otros 7 vagones? Todos esos interrogantes y muchos más serán resueltos en la próxima temporada.

Muchas gracias por compartir este largo viaje por la gélida Tierra. Por este año el viaje ha llegado a su fin.



el autor

Periodista deportivo. Futbolista frustrado. Amante del asado y el buen vino. Dentro de lo menos importante que tiene la vida, lo mas importante son las series, cine, libros y fútbol.

4 comentarios

  1. Rodolfo Del Bene el

    Gracias Javier, ha sido realmente un gusto seguir estos diez episodios leyendo tus análisis, los cuales leí siempre. A veces comenté y otras no porque, en general, hemos coincidido bastante y, por lo tanto, eran muchas las veces en que no tenía nada para agregar a lo que tan bien habías expuesto. Coincido al ciento por ciento en lo del personaje más y menos interesante. Absolutamente Melanie fue el gran personaje en todo esto (la experiencia y el oficio de Jennifer Connelly ayudaron a que así fuera) y el más decepcionante fue Layton. Sí, señooooooorr!!!!!!!!!!! Eso no es un líder! Es imposible verlo como alguien capaz de llevar adelante una revolución: carece de carisma, duda todo el tiempo, está lleno de pruritos y quiere ser correcto todo el tiempo. Personaje insoportable!
    En fin, Javier, muchas gracias por este esfuerzo. Espero que nos reencontremos en la próxima temporada… o en donde sea, ja. Un abrazo y que estés bien!!

      • Javier Vergara el

        Hola Carlos! Los últimos tres episodios fueron los mejores. Igual hay incoherencias en la trama, como la resolución de un caso que llevaba años sin ser resuelto, y así otras cosas. Saludos

    • Javier Vergara el

      Hola Rodolfo! Muchas gracias por leer mis análisis. No la considero una gran serie, pero si fue algo entretenida. Tuvo momentos malos, luego levantó los últimos episodios. En fin, esperemos ver que nos trae la segunda temporada que ya fue confirmada.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos a un nuevo retro-análisis, en esta ocasión dedicado a "Todo en un día", la que fue la mejor película de John Hughes, el cineasta…