2017: Un año repleto de blockbusters. ¿Es este el modelo a seguir?

18

¡Saludos, cinéfilos! Tras el estreno de Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi Jumanji: Bienvenidos a la Jungla despedimos a un 2017 controvertido en cuanto a estrenos. Y es que, si el Cine de Autor nos ha regalado obras de gran calidad como Llega de Noche El Sacrificio de un Ciervo Sagrado, la tónica habitual ha sido un calendario de estrenos plagado de diferentes blockbusters habidos y por haber además de la presencia de un gran número de sagas coincidiendo en taquilla, lo que las ha hecho verse limitadas en taquilla por ellas mismas. Pero antes, ¿sabemos realmente lo que es un blockbuster?

Un blockbuster, tal y como reza su definición, es un producto hecho, normalmente, con un gran presupuesto y para conseguir un gran resultado económico. Es decir, me explico, hay películas que consiguen unos grandes resultados y no son blockbusters y películas que, de lo contrario, fracasan en taquilla siéndolo. Lo que parte la definición no es el resultado, sino la intención. Sí que es cierto que hay títulos que, tras su paso por taquilla, se convierten en blockbusters; pero eso es porque su propuesta comercial ha sido modificada. Repito: lo que parte la definición no es el resultado, sino la intención.

Transformers: los últimos caballeros ha amasado más de 600 millones de dólares a nivel mundial

Dicho esto, convendría hacer un repaso a la cantidad de blockbusters que hemos tenido estos 365 días y ver cómo, efectivamente, el calendario ha estado repleto del género bandera desde la creación de Jaws, de Steven Spielberg: Lego Batman: La Película, T2: Trainspotting, Logan, La Bella y la Bestia, Ghost In the Shell, Kong: La Isla de la Calavera, Rings, Underworld: Guerras de Sangre, Fast & Furious 8, Alien: Covenant, Power Rangers, Guardianes de la Galaxia Vol. 2, John Wick: Pacto de Sangre, Baywatch: Los Vigilantes de la Playa, La Momia, Wonder Woman, Spider-Man: Homecoming, Transformers 5: El Último Guerrero, Valerian y la Ciudad de los Mil Planetas, La Guerra del Planeta de los Simios, La Torre Oscura, It, Annabelle: Creation, Gru 3, Cars 3, Tadeo Jones 2: El Secreto del Rey Midas, Baby Driver, Blade Runner 2049, Thor: Ragnarok, Liga de la Justicia, Asesinato en el Orient Express, Coco, Saw VIII, Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi, Jumanji: Bienvenidos a la Jungla Bright. 36 blockbusters. 36.

Esto, haciendo unos números con la calculadora más cercana, nos da la friolera cifra de un blockbuster cada 1,5 semanas. Es decir, siendo más claro, nos da la friolera cifra de una propuesta comercial intentando obtener un alto rendimiento económico cada menos de dos semanas. Y ojo, con alto rendimiento económico no hablo de 100 millones de recaudación. No. Hablo de un intento de amasar más de 250 millones cada, repito, menos de dos semanas y “obligar” a ir al espectador a las salas cada 10 días, aproximadamente, para amamantar a sus sagas favoritas. Debemos recordar que las franquicias se mantienen con resultados, no con entregas; y si no hay resultados favorables, no hay entregas.

Durísima de ver

Al espectador con un bolsillo hondo y tiempo para ir al cine cada poco tiempo esto le viene de perlas, más aún si quiere ver a sus héroes favoritos cada poco tiempo; pero al espectador normal, estándar, aquel que no se casa con ninguna saga y puede valorar obras desde la más pura objetividad esto le genera una cierta preocupación. ¿Por qué? Por estos dos motivos: 

  1. La, cada vez mayor, mercantilización del cine: No debemos olvidar que, pese a que el cine puede llegar a ser un entretenimiento de masas, su origen radica como una expresión artística (lo cuál, aunque a muchos se les haya olvidado, sigue siendo), y, como tal, debe ser tratado de esa forma. ¿Qué es lo que supone esto? La prostitución del mismo, el trato como un ejercicio de venta para llenarse los bolsillos a través de imágenes en movimiento -lo cual, oye, está muy bien- y lo más preocupante de todo, lo que voy a exponer a continuación:
  2. El descenso de propuestas autorales en favor de propuestas comerciales: Supongamos que cualquiera de vosotros acaba de rodar un filme independiente y desea situarlo en un fin de semana entre los 52 que ha habido este año. ¿Dónde lo situaría? ¿Hay margen para que propuestas autorales tengan cabida dentro de un calendario de estrenos plagado de blockbusters? Ya lo dicen algunos cineastas y lo reafirmo yo, que para que en la vida haya equilibrio debe existir tanto de una cosa, como de otra; y la balanza en cuestión es muy sencilla: a más propuestas comerciales, menos propuestas autorales y, por tanto, a menos propuestas autorales, menos oportunidades para primeros realizadores. Y es que, queridos amigos, una propuesta comercial no se le entrega a cualquier directorcillo con un largometraje independiente. Nuevamente, no. Una película con tan alto presupuesto y valores de producción se entrega a alguien que haya demostrado su valía para manejar un gran volumen de gente y/o recursos. Mirad por ejemplo a J.A. Bayona, que acaba de terminar el rodaje de Jurassic World 2: El Reino Caído, le han hecho falta tres películas multitudinarias, 3, para poder realizar este blockbuster: El Orfanato, Lo Imposible Un Monstruo Viene a Verme; y en ellas demostrando precisamente estas dotes, que de ser al contrario tampoco habría rodado Jurassic World 2. 

Pantera Negra, la primera de las 7 cintas que Marvel (Sony, Disney y Fox) lanzará en 2018

En definitiva, me gustaría decir que este año ha sido una rara avis y que el panorama es mucho más optimista en un futuro, pero no es así. A la vista tenéis que, tras el estreno de Star Wars Episodio VIII: Los Últimos Jedi, en 5 mesecitos tenemos la nueva entrega de la saga Star Wars, Solo: A Star Wars Story; o que el año que viene Marvel y Disney volverán a estrenar tres películas de su multimillonario Universo de Superhéroes, sumado a diferentes propuestas. Afortundamente Warner Bros. ha echado el freno y en 2018 solo estrenará Aquaman del DCEU (y porque ya está medio terminada, que si no tampoco), pero el panorama no pinta mejor. Espero que este texto os haga, aunque sea brevemente, reflexionar y compartamos nuestras opiniones en los comentarios. Sed felices.



el autor

Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

18 comentarios

    • Claro. No hay más que ver las lamentaciones de unos por el fracaso en taquilla y las alegrías de otros por el éxito. Sumado, además, a las campañas de promoción de ambas.

    • Antonio González Albalate el

      Evidentemente.
      No hay más que ver la campaña de promoción de ambas, el presupuesto y las reacciones ante la taquilla que han hecho. Unos tan tristes y otros tan contentos.

        • Lo es, sin lugar a dudas. Cumple todas las características de uno: presupuesto, cadena de producción, diseño de producción, cásting, expectativas económicas y convenciones de ayuda a la narración. Es lo mismo que lo hace un Blockbuster “fallido” (en términos de recaudación y popularidad) lo que la hace un Blockbuster por el que dar las gracias: uno en el que hay espacio para una buena narrativa, un tempo calmado, un vehículo de lucimiento formal de Villeneuve y una secuela respetuosa pero no anclada al pasado. Por eso hay que dar las gracias a Sony por arriesgarse a un descalabro económico (aunque, siendo sinceros, puede que no lo esperaran del todo al aceptar el proyecto). Es un soplo de aire fresco al blockbuster y puede que pasen años hasta poder disfrutar de otro igual

          • Mario Fernández el

            Para mí un blockbuster no lo hace el dinero en sí, lo hace la finalidad de su creación. Creo que la finalidad de 2049 y la de Fast and furious 8 fueron bien diferentes.

          • DEP Malcolm el

            Hola PGA . Quiza el termino adequado para definir Blade Runner 2049 seria blockbuster de autor. Es un termino que he leido por ahi aplicado por ejemplo a las pelis de Cristopher Nolan , que creo es bastante acertado tambien para 2049.
            Vosotros que opinais ?
            Un saludo!

  1. Saludos y enhorabuena por el articulo.
    Desde hace ya algunos años , esta es la estrategia de la grandes productoras de cine para luchar contra la pirateria y traer a los espectadores a las salas: apostarlo todo a los grandes blockbusters , peliculas- espectaculo , con un monton de estrellas en el cast, accion por un tubo , remakes, reboots y secuelas de cualquier cosa que haya tenido exito en el pasado.( que mala es la nostalgia )

    Lo malo de esto es la falta de originalidad y la falta de riesgo. Todos son adaptaciones de best- sellers de sagas juveniles, de videojuegos o comics de gran exito. Como bien dice el autor en el articulo, esto impide que nuevos cineastas con visiones personales y originales pasar del cine independiente al de los estudios, y asi llegar a mucho.mas publico , contar con mayores presupuestos , etc.

    Salut!! \m/

  2. Pedro Perez S. el

    Esta tendencia no es solo de este año. Llevamos tiempo así. Los blockbusters se han convertido en la tónica general del cine de Hollywood. Por eso mismo, calificar como “normal” al espectador que intenta alejarse de este tipo de cine buscando una propuesta más de autor me parece, como mínimo, desafortunado, cuando no algo ofensivo. Parece como si el espectador que prefiere gastarse su cada vez más escaso dinero en el cine que le gusta, entendido este como cine comercial que garantiza entretenimiento sin riesgo ni pretensiones, fuese un aborregado que no sabe a lo que va y me parece que no tiene porque ser así.
    Y ya de paso quiero señalar que si Warner ha echado el freno con sus blockbusters esto es debido a lo que parece que muchos se empeñan en no ver: el fracaso total de su propuesta cinematográfica en lo que se refiere a un universo de superheroes. Vamos, que si estrenan solo Aquaman es porque no tienen nada más, no por falta de ganas. Ahí les queda la secuela de Animales Fantásticos en noviembre. Un saludo.

  3. En mi opinion, el autor utiliza la palabra normal para referirse al espectador que no es fan de una saga en particular, que son la mayoria. No es su intencion decir que a los que les gustan los blockbusters no son gente normal.
    Creo que el compañero Pedro es de esos a los que les encanta indignarse por cualquier cosa , que ven insultos a su persona por todos lados.
    Salut !! \m/

    • Pedro Perez S. el

      Por alusiones: hoy en día el espectador normal de las salas de cine es el que va a ver blockbusters, a tenor de las cifras de recaudación, donde los blockbusters dominan año si y año también. En mi opinión, preguntarse si este es el modelo a seguir, llega tarde porque este es el modelo implantado desde hace años. El cine de autor es ahora mismo minoritario y el gran público (llamale normal o lo que quieras) prácticamente lo ignora. De ahí que me parezca inadecuado el uso del termino y creo que incluso puede resultar ofensivo. Nada más. No se trata de indignarse ni ofenderse personalmente. Yo reconozco que solo voy a ver blockbusters. Por qué? Pues por falta de tiempo y de dinero, si tengo que elegir, elijo ver películas que visualmente justifiquen el gasto y el cine de autor lo dejo para casa, lo que contradice la teoría de Antonio de que el espectador de blockbusters tiene un bolsillo hondo y le sobra tiempo. En mi caso es justo al contrario. He ido al cine 8 veces este año: Logan, Guardianes de la galaxia 2, Spiderman, Dunkerke, Emoji (no preguntes), Blade Runner, Coco (la mejor) y Star Wars. Un saludo.

      • Tienes razon Pedro en que este es el modelo implantado desde hace ya tiempo, lo que creo que se pregunta el autor del articulo es si deberia seguir asi.
        Yo , y creo que tu tambien , entiendo el cine como un arte , como la musica , la literatura … Claro que tambien puede ser entretenimiento , y muy digno , pero creo que con este modelo corre el riesgo de quedarse solo en eso , en entretenimiento , porque estas peliculas acaparan las pocas salas de cine que quedan , y relega al cine de autor a verlo solo en casa , a no poder disfrutarlo en pantalla grande , ya que las salas no arriesgan a programar otro tipo de peliculas y van a lo seguro.

        Salut!! \m/

        • Antonio González Albalate el

          Como dice el compañero Malcolm, al que le agradezco mucho su comentario, con espectador normal me refiero al que no se “casa” con ninguna saga; efectivamente.
          También, Pedro ha malinterpretado otras de mis palabras: “Al espectador con un bolsillo hondo y tiempo para ir al cine cada poco tiempo esto le viene de perlas”. Aquí no me refiero de nuevo al que va a ver blockbusters, que yo también voy de vez en cuando y no pasa ni media, sino al que puede permitirse ir al cine una vez por semana/semana y media.
          Si no apoyamos al Cine de Autor, a primeros realizadores, y si solo vamos al cine a ver “obras que visualmente justifiquen” todo seguirá igual que esté y las productoras/distribuidoras solo seguirán moviendo “películas que visualmente justifiquen el gasto”. Luego queda muy bien el texto de “Cine español es una mierda” o “qué mierda de películas hacen”; pero, señoras y señores, tenemos lo que nos merecemos.

          Un saludo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Acaba 2017 y con él otras cuatro temporadas de anime, es hora de hacer el balance del año, seleccionar nuestros favoritos y esperar con ilusión lo…