InicioSeriesAnálisis de 30 monedas. Capítulo 5 temporada 2. El símbolo arcano

Análisis de 30 monedas. Capítulo 5 temporada 2. El símbolo arcano

Bienvenidos todos y todas al análisis del quinto capítulo de la segunda temporada de 30 monedas, titulado El símbolo arcano. La serie sigue viento en popa a toda vela con una peculiar partida de rol en la que Barbrow intenta lograr una tirada crítica contra Paco y Elena mientras Laguna sigue investigando en el sanatorio y Vergara descubre su verdadero papel en los planes del Infierno.

Aquí puedes ver los análisis de los episodios anteriores

El episodio empieza con Barbrow (junto al Dr. Giraud, el jefe médico del sanatorio) buscando un punto esotérico especifico en uno de los lugares más misteriosos del planeta. Están en el desierto de Nazca en Perú, famoso por las líneas que se dibujan a lo largo de varios kilómetros. Allí, el villano encuentra el sitio justo donde poder poner el monolito que compró en el primer capítulo y que se supone que servirá para algún oscuro propósito.

barbow nazca
Barbrow está muy contento en Nazca

Vergara sigue perdido en el Infierno sin saber muy bien cuál es su papel. Acaba en una cárcel en la que se encuentra con un viejo conocido, el padre Sandro (Leonardo Nigro).

En el Infierno no hay secretos: todo el mundo está al corriente del pasado de los demás condenados, por lo que Vergara no puede esconderse en falsas intenciones o promesas vanas. Y Sandro le dice algo que es de cajón, Santoro y Lucifer están utilizándolo a su antojo (por ejemplo, para “embarazar” a Elena) y dejándolo a su suerte cuando no es de utilidad. Así que Vergara tiene que espabilar y empezar a tomar sus propias decisiones. Justo en ese momento llegan los demonios del averno para llevárselos a él y a Sandro.

Laguna sigue en el sanatorio, donde confirma la relación de la clínica con Barbrow y descubre que se va a celebrar un evento para ricos y famosos llamado Highclare, que parece ser la clave de la conspiración, algo que comunica a Salcedo y que hace que la expolicía se marche a Londres a investigarlo. También descubre que están haciendo experimentos con los habitantes de Pedraza logrando que alguno de ellos tenga lo que parecen ser poderes telequinéticos.

Pero todo tiene un precio: la mujer de Laguna lo visita y él tiene que seguir haciéndose pasar por loco ya que sabe que lo están vigilando, algo que le destroza por dentro.

laguna 1
Laguna en el sanatorio

Por otro lado,Paco y Elena juegan una partida a un macabro juego de rol de mesa contra Barbrow sin saberlo.

Cuando llegan a Madrid desde Toledo se encuentran con que la gente sigue persiguiéndolos para intentar quitarles el libro. Todo es culpa de Barbrow que, mediante cera o plastilina, ha formado un ejército de figuritas que reparte en un tablero lleno de signos dibujados con sangre y que maneja tirando un dado como un jugador de rol encantado de dejarse llevar por el juego.

Así puede manejar a las personas del mundo real, aunque sus acciones están sujetas al resultado de los dados (no es omnipotente, menos mal). Para suerte de Paco y Elena tira varias pifias, lo que les permite ir escapando. Algo que cabrea a Merche, que seguro que preferiría acabar con sus enemigos de una forma más directa y menos dramática.

Menos mal que Antonio tiene una revelación y le dice a Haruka que tienen que ayudar a Paco y Elena. Así que contactan con Salcedo para que les diga que tienen que buscar un símbolo arcano que los proteja de los poderes de Barbrow. Un símbolo parecido a una estrella que encuentran en el madrileño Templo de Debod.

Haruka convoca entonces a sus seguidores, sus ratas de la noche que, vestidos con camisetas con el glifo protector logran hacer un pasillo de seguridad por el que Elena y Paco consiguen por fin escapar.

paco elena templo
Elena y Paco en el Templo de Debod

Una vez libres del agobio de Barbrow, nuestros protagonistas van a Roma buscando al padre Lombardi (Luigi Diberti), tal y como Vergara le dijo a Elena que hiciera. Lo malo es que cuando lo encuentran, este Lombardi resulta ser un doble controlado por Barbrow.

Valoración del capítulo

Se nota que nos vamos acercando poco a poco al final de la temporada, con una trama que va ofreciendo respuestas (a cuentagotas, eso sí) y que ya perece tener encauzados los hilos argumentales principales de la historia. Estamos ante un episodio muy bueno, en el que no falta de nada. Tenemos acción, un poco de emotividad (pobre Laguna), momentos épicos (¡vamos ratas de la noche!) y un buen desarrollo de personajes que estaban quedando un poco opacados (por fin Haruka hace algo).

Las escenas de la partida de rol me han parecido todo un hallazgo. Soy un gran aficionado a los juegos de mesa, así que ver como Barbrow va manejando a sus muñequitos jugando como un niño grande me ha gustado mucho. Sobre todo, por las caras que va poniendo Merche, como pensando: “joder, este tío es idiota, aquí jugando con los muñequitos en vez de matar a Paco y Merche como debería”. Sencillamente genial.

barbow jugando
Barbrow en plan… ¿echamos una partida?

Lo que no me está gustando tanto es el papel de Vergara. El cura fue el principal protagonista de la temporada pasada, un papel que se ganó gracias a su carisma, aunque aquí aparece un tanto desdibujado.

Todas las escenas del Infierno tienen una potencia visual enorme, pero las dudas existenciales de Vergara y su falta de personalidad chocan con lo que ya conocíamos del personaje. Creo que es necesario que uno de los episodios que quedan se centren sobre todo en él y que se desarrolle un poco más esta trama infernal que tanto promete, pero que tan poco nos da.

Juanjo Avilés
Juanjo Avilés
Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.
ARTICULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Comentarios recientes