Análisis de American Horror Story: Apocalypse. Capítulo 10. Final de temporada

0

Buenas queridos lectores, y bienvenidos al capítulo final del apocalipsis de American Horror Story, donde se han respondido casi todas nuestras dudas y dejamos atrás a uno de los mejores personajes, sino el mejor, con el que hemos contado.

En primer lugar debo decir que el final, y para mi sorpresa, me ha gustado, aunque ha contado con sus momentos en los que no sabía si cargarme a alguien lenta y dolorosamente o ponerme a reír de lo ridículo que resultaba (la muerte de Mallory directamente habría sido de chiste). Un final bien estructurado, que da con explicaciones para casi todas nuestras preguntas y que al mismo tiempo no me ha sabido a poco. Al mismo tiempo, tengo que decir que no he podido evitar sentir una profunda lástima por Michael, aunque quizá sea la única. Estoy segura de que al final sí resultó ser un pobre niño asustado que apenas entendía nada de lo que hacía y que obedecía impulsos naturales que ni siquiera le gustaban. Y aunque todo eso es cierto, estoy segura de ello, el pasado cambió para dejar que su abuela lo liquidase emocionalmente hasta la médula y que Mallory lo rematase, mereciéndoselo él completamente.

Por otro lado me pregunto qué será de la reina del vudú ahora que anda por ahí sola, sobre todo teniendo en cuenta lo mala y retorcida que resultó ser. O qué ocurrirá con la por lo visto inevitable llegada del anticristo, si Mallory no será demasiado mayor para enfrentarlo o si alguien podrá hacerlo definitivamente. Porque aunque la serie se encargue de repetir en numerosas ocasiones que las fuerzas del bien y del mal están enfrentándose continuamente, que nunca dejarán de hacerlo, no es lo mismo enfrentar a un terrorista que al mismísimo demonio con un apocalipsis nuclear de por medio, a no ser que cuentes con cristo para enfrentarlo. Una de las pocas cosas que me han sabido a poco son lo que parecían zombies hasta arriba de radiación, que no han hecho aparición alguna a excepción del tonto que se colgó de la Coco maligna y abusona, ¿de veras ése era su papel? Por otro lado y teniendo en mente el poderío de Mallory, ¿Cordelia no debería estar ya perdiendo todo su poder?¿Qué fue de los otros refugios, por ejemplo el de los nerds con pelo seta? Sé que son bastantes preguntas, pero son las que la serie me ha dejado en el tintero sin obtener respuesta alguna.

Pero aún así puedo decir y digo que la temporada ha cumplido con las expectativas que iban surgiendo a lo largo de la misma, incluyendo su manera única de haberse salido por la tangente y no haberte dado lo prometido, sino una mezcla extraña y fantasiosa llena de vacíos legales que nadie acaba de explicar pero que resultan altamente entretenidos. En especial lo que se refiere a la explicación de porqué los elegidos eran los que eran. La corporación era capaz de saber, por alguna razón, que juntando a esas dos personas era posible que el anticristo naciera. Si es así, ¿Porqué narices los escogieron cuando el anticristo ya estaba presente y haciendo de las suyas? Además de que me resulta extraño que con dos padres normales y sobre todo a una madre solidaria y comprometida con las causas el niño hubiese sido maligno sin remedio e insalvable, a juzgar por lo menos con el ejemplo que supuso Langdon. Probablemente habría sido un niño con impulsos de rabia y poderes sobrenaturales de por medio, pero si la Sr, Meads fue lo que fue para el anterior con la absoluta adoración y dependencia incluidos, no veo porqué con dos padres no fuese a funcionar.

En resumen, AHS nos brinda una temporada a su altura, con un apocalipsis particular en el que su más que característico estilo, que mezcla lo posible con lo imposible, lo realista con lo surrealista y lo siniestro con lo alegre nos deja con un excelente sabor de boca final.  La sorpresa y la imaginación siempre están a la orden día en esta serie, que sin ninguna alguna aportarán, al que lo necesite o quiera, una dosis de entretenimiento en lo absoluto despreciable.



el autor

Mi nombre es Carmen, pero me llaman Kitayu. En los fríos inviernos me muevo sedienta de tinta y ocio. Bueno, a quién vamos a engañar, en verano también.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Ya tenemos las novedades de enero de 2019 de ECC Ediciones. Os dejamos a continuación la nota de prensa con el correspondiente PDF con todas las novedades.…