Análisis de Arrow. Temporada 5. Episodio 22

5

¡Hype, hype, hype! ¡Maravilloso! ¡Bestial! ¡Descomunal! ¡Increíble! ¡Arrow ha vuelto! Señoras y señores permítanme mi estado de excitación pero es que lo que hemos visto en éste episodio número 22 de la temporada 5 de “Arrow”, el penúltimo, así como lo que nos espera en el 23 y último, no ha sido para menos. Después de una cuarta temporada que suspendió en la mayoría de los sentidos, y que perjudicó gravemente en los índices demográficos de espectadores regulares de la serie, la quinta temporada es algo que merece la pena de ver, ir a por palomitas, sentarse y disfrutar. ¡Esto sí! ¡Así sí! Con esta maravilla de episodios queremos todos los aficionados del arquero esmeralda, levantarnos cada mañana de un jueves (a partir de la temporada que viene los viernes ya que la cambian de día). Lo tenía difícil porque tanto “Supergirl”, como especialmente “The Flash” dieron dos muy buenos episodios, pero creo que “Arrow” superó la prueba con nota y para un servidor, el episodio fue incluso mejor que el del velocista escarlata. La comparación puede ser injusta, porque el episodio de “The Flash” fue muy emotivo y en eso es imposible superarlo, sin embargo el tremendo final de “Missing” (Perdido) me produce más expectación todavía de cara al siguiente episodio. Ésta semana la audiencia ha bajado un poco respecto la anterior y se ha quedado en 1,44 millones de espectadores con cifras de 0,5/2 en la franja de edad de 18-49 años. Una lástima, aunque no dejan de ser números sólidos por la temporada. Quien no quiera ver esa maravilla, él se lo pierde. Hacia mucho que no disfrutaba tantísimo de la serie y llegaba a final de temporada con tantas ganas. Una sensación que no recordaba desde la temporada 2 y es que aunque soy de los defensores de la temporada 3 (no la considero mala, lo que le hace perder nota es el plagio descarado a Batman, un ATOM que es una versión pobre de Iron Man pero una vez obvias esto, la historia no está mal) y su episodio 22 me dejó con bastantes expectativas, el 3×23 lo encontré un final muy pobre. Ahora mi único miedo es que los recortes de tiempo del último episodio no mermen lo que apunta será un episodio sensacional y digno para recordar en la historia de la TV para el género superheroico.

Análisis de los episodios anteriores

Cumpleaños feliz

Empecemos por el principio. El episodio comienza y en Star City reina la calma por primera vez en éstas fechas, después de cuatro años terroríficos. Por ésta razón, parece que la única noticia de la que se habla en la ciudad es que el famoso asesino de la estrella, Prometheus, el exfiscal Adrian Chase, está en prisión gracias a Green Arrow, que vuelve a ser el héroe de la ciudad, y por supuesto a su equipo. Puede que precisamente por ésta calma, Quentin Lance tenga más buenas noticias para el alcalde, y es que sus niveles de aprobación entre los ciudadanos es nada menos que del 70 %. Igualito igualito, que Rajoy, aunque bromas a parte, éste tampoco tiene mucho por quejarse ya que aunque en sus índices de aprobación esté por los suelos, los casos de corrupción no solo no le penalizan sino que salió reforzado en los últimos comicios. ¿Qué mejores noticias que éstas podría tener Oliver Queen en su 36º cumpleaños? Y es que admitámoslo, Oliver tiene potencial para ser un buen alcalde, ¡pero ahora mismo es bastante pésimo! Entre semanas que no le ven el pelo y está desaparecido (voluntaria o involuntariamente); escándalos como el de la semana pasada acerca de su padre o el del encubrimiento de la verdadera muerte de Billy Malone; o que su fiscal resultase ser un asesino psicópata… entre otros, no deben ayudar mucho a que la gente vea con buenos ojos tu gestión. Y antes que nadie piense que la población de Star City es como la española, y premia los escándalos como a Mariano Rajoy, decirles que los ciudadanos estrellados (por raro que suene tienen ese gentilicio si tu ciudad se llama Star City) tienen verdaderos motivos para ver con buenos ojos a Oliver Queen. En primer lugar es su primer alcalde que dura más de un telediario en 3 años; en segundo lugar es el primer alcalde que en 5 años puede alardear de un mayo tranquilo y no hostil para la ciudad; y en tercer lugar, también ha logrado éxitos como el pacto por las armas y se ha defendido bien en los escándalos. Para las fangirls supongo que también habría una cuarta razón y es que está bueno. Me gustan demasiado las mujeres para ser gay, pero admito que Oliver Queen es bastante más agradable de ver que a Donald Trump (no quería repetir el ejemplo de Rajoy, aunque también serviría, jejeje), así que les compraría ésta cuarta razón a las chicas.

Quentin tiene prisa por salir de allí, comentando que está tratando de encontrar a René, ya que no se presentó a la cita para recuperar la custodia de su hija. Primero estaba enojado, pero ahora empieza a estar preocupado al no saber nada de él. Por su parte, Thea quiere celebrar el aniversario de su hermano y trata de sacarlo del Ayuntamiento para tomar algo, sin embargo él comenta que ha quedado con Felicity. Lo llama una “no-cita-cita”, aunque todos somos conscientes, (Pedro va por ti), que Olicity regresará tarde o temprano, asumámoslo. Lo que Oliver no se esperaba, es que al llegar al apartamento de la chica y encontrarse la puerta entreabierta, que ella y sus amigos le habían preparado una fiesta sorpresa para celebrar su cumpleaños. El peor parado es Curtis, quien cuando las luces se encienden y todos gritan aquello de “¡Sorpresa!” se encuentran con que Oliver ha derribado a Curtis, quien le ha sorprendido por detrás, y el primero iba a darle un puñetazo pensando que era una amenaza. Así que, no sé quien acabó más sorprendido en realidad. Curtis hizo después el amago de comentar que si hubiera tenido sus esferas Oliver no lo habría… lo habría ganado igualmente (corrige rápidamente al ver el rostro serio del líder del equipo).

A modo de anécdota, se comenta durante la fiesta que Curtis ha diseñado un aparato para Dinah, quien no se ha presentado en la fiesta (como tampoco René), para que pueda concentrar mejor la fuerza de su Canary Cry y eliminar cualquier amortiguador de sonido. Por su parte Diggle comenta que Lyla no ha podido acudir porque está de viaje pero que está solucionando sus problemas con ella. Antes de irse a casa, Curtis, quien está hablando por teléfono con Felicity, decide visitar a Dinah para entregarle el modulador sónico. Sin embargo, ve que hay señales de que alguien ha entrado por la fuerza allí y decide comprobarlo por sí mismo. Entonces Felicity lo pierde y manda a Oliver y Diggle a visitar el hogar de Dinah, pero o único que encuentran es al móvil de él y evidentes señales de lucha. Felicity comenta que si Curtis y Dinah han sido secuestrados, no es descabellado pensar que René también lo está. Oliver tiene claro que todo esto es culpa de Chase, pero éste está retenido en su celda. Sin embargo Oliver encuentra una pequeña flecha en el lugar, lo que claramente señala a la Liga de Asesinos, o más bien a Talia al Ghul. Un poco tonto dejarse ese detalle Oliver, ya sabías que ella trabajaba con Chase, pero supongo que se puede perdonar al hacer varios días que la chica no aparece. Temiendo que le pueda ocurrir lo mismo a Lance y Thea, deciden enviarla en una casa segura de ARGUS, mientras él va a visitar a Chase, aunque no saca mucho de eso.

Sin compañeros

De vuelta al búnker, Oliver se sobresalta cuando Felicity le apunta con un arma, sin embargo, después del sobresalto, le dice a la chica que quiere tenerla lo más cerca posible, para que le ayude a detener a Chase (por egoísta que suene), además, se siente mal por no haber hecho caso a sus instintos, los que le decían que algo no iba bien. No me extraña Oliver, obviaste a Talia, es un fallo grave… Además, ahora estos instintos le dicen que su hijo podría estar en peligro, aunque Felicity cree que no hay que alarmarse por ello porque si ni ella lo ha podido encontrar, duda mucho que Chase y sus ayudantes lo hayan hecho. Su charla será interrumpida por una alarma, la cual les dice que Black Siren ha escapado de su celda de ARGUS, justo en el mismo momento que en el piso franco, Thea y Quentin se topan con ella, la Laurel de Tierra 2. Antes de que Thea pueda explicarle a Quentin lo que pasa, Evelyn Sharp, quien también llevaba varios episodios sin aparecer, les dispara unos dardos tranquilizantes, raptando así a ambos.

Oliver, Diggle y Felicity, llegan tarde a la casa segura y averiguan que Black Siren, Evelyn (gracias a que el guardia de ARGUS la reconoció antes de recibir el dardo anestésico) y Talia al Ghul son las personas que están ayudando a Adrian Chase. Oliver es consciente que Chase está atacando a los suyos porque cuando le torturó le dijo que su equipo era su fuerza, y ahora pretenden dejarle solo y tener algo con lo que negociar su salida de la prisión de máxima seguridad. Una vez tiene claro que éste es el plan de Chase, Oliver cree que Diggle y Felicity deben abandonar inmediatamente la ciudad para que Chase no pueda ir a por ellos.

Tiempos desesperados requieren medidas desesperadas

De regreso al búnker, Oliver se siente cada vez más solo y sin embargo, recibe una visita inesperada: Malcolm Merlyn, que si algo ha demostrado es ser capaz de entrar en el búnker con suma facilidad. Allí Oliver le dice que no es bien recibido a causa de su colaboración con Damien Darhk y entregarle a su hijo William. Malcolm reconoce que se equivocó, pero hay que recordar que le cortó una mano y perdió el título de Ra’s al Ghul, por lo que es lógico que estuviera enfadado. Merlyn dice que está allí solamente porque Chase tiene prisionera a su hija y hará lo que sea necesario para recuperarla. Mientras ellos están de jarana, Diggle y Felicity tratan de salir de la ciudad pero, en lugar de ello, lo que consiguen es llegar a una emboscada que les recuerda una situación que se dio en la temporada 2 con Isabel Rochev. Nuevamente son secuestrados y Oliver recibe una llamada de ARGUS en la que le comentan que van a trasladar a Adrian Chase. Un Oliver muy enfadado quiere ir hacia allí, pero antes Malcolm le dice que debería ceder a su chantaje, cosa que no le gusta a Oliver. Merlyn cree que Oliver piensa así porque no es su hijo el que está en peligro y le da un consejo: debe aprender que siempre habrá gente en su vida, ya que las relaciones humanas son lo que nos hace humanos y es por lo tanto lo que da sentido a vivir, por lo tanto, si desea volver a verlos debe ceder ante Chase. Oliver visita de nuevo a Chase en su celda, para darle un buen par de hostias (la primera es alucinante como mancha de sangre una de las “paredes” de cristal de su celda). Oliver le advierte que no cederá a su chantaje, y no dejará que se vaya de allí, aunque le ofrezca liberar a sus amigos y a su hermana a cambio. Sin embargo, Chase le comenta que si quiere volver a verlos con vida deberá dejar que se vaya, porque su oferta dejará de estar encima de la mesa en cuando lo metan en el furgón que le trasladará a otra prisión de ARGUS. Por último, Chase le dice que va a recibir una llamada telefónica y en ella, Oliver ve a su hijo William secuestrado, pidiendo ayuda desesperadamente.

Ante ésta situación, Oliver sale corriendo como un desesperado e intenta quitarse de en medio a los guardas, para atrapar a Chase, sin embargo solo consigue quitárselos de encima definitivamente con ayuda de Malcolm Merlyn, quien le da una bolsa a Oliver con un arco y flechas, y una máscara negra (que ya llevó mientras Green Arrow era perseguido por la ley) y le pregunta si tiene a su hijo. Oliver sorprendido le pregunta que cómo lo sabe, a lo que Merlyn responde que porque son mentes similares, así que como buen loco psicópata asesino que es, Merlyn puede comprender bastante la mente de Chase. Con ayuda de Merlyn en lo que sería una especie de escena del pasadizo de Daredevil (temporada 1), evidentemente no tan magistral, pero magníficamente coreografiada y espectacular (qué gran equipo hacen Green Arrow y el Dark Archer), logran alcanzar a Chase, sin embargo Oliver tendrá que acceder a dejarle ir, ya que según él la oferta ha expirado, ha llegado demasiado tarde y si no le deja ir, va a matar a William y a sus amigos. Oliver le suplica que deje a su hijo y le pregunta que por qué lo ha involucrado si él no ha hecho nada, con lo que Chase contraataca que él hizo lo mismo con su esposa (a la que por cierto mató él mismo), quien no tenía nada que ver y él la usó. Chase se despide de él diciéndole que se ven en el bote, dejándonos a todos con la incógnita de a qué bote se refiere.

Oliver tratará de hacer lo imposible con los ordenadores del búnker para rastrear a Chase, sin embargo, sin Felicity la resulta muy difícil descubrir hacia donde se dirigía el avión con el que despegó una vez hizo una parada con trasbordo. Mientras tanto, recibe en su guarida a otra persona que les ayudará a encontrar a sus amigos y enfrentar a los enemigos. Esa persona no es otra que Nyssa al Ghul. A pesar de las desavenencias iniciales entre ella y Malcolm, saben que tendrán que colaborar por el bien común, sin embargo Merlyn no desaprovechará la ocasión para recordarle a Nyssa que tendrán que enfrentarse a su hermana Talia. En ese momento, suena una de las alarmas de los ordenadores y Oliver deduce que por la trayectoria del vuelo de Chase se dirigen a Lian Yu. Sí, para ser una isla apartada, llamada purgatorio, casi desconocida y teóricamente desierta, en los últimos 10 años ha tenido una gran cantidad de visitas… Sabíamos que se dirigirían allí porque Lian Yu es precisamente el nombre del último episodio… pero lo mejor todavía estaba por llegar. Los rehenes de Chase (salvo René y Dinah que deben estar encerrados en otro lugar) ya han llegado a la isla y se ven cara a cara con Chase, quien les recomienda relajarse y gozar del clima, en forma burlesca. Thea, reconoce perfectamente el lugar en el que están y sabe que su hermano irá a rescatarles. Lo que ella no sabe es que poco después Oliver está llegando a la isla junto a Nyssa y Merlyn y… acude a la celda de ARGUS donde está encerrado SLADE WILSON. Sí sí, habéis leído bien, Slade Wilson, interpretado por el magnífico Manu Bennett. Seguramente sintiendo lo mismo que Merlyn teniendo que cooperar con Nyssa, Oliver le dice a Slade que necesita su ayuda, mientras un sonriente Slade Wilson le dice que está contento de volver a verle… y el episodio culmina así.

Hace 5 años en Lian Yu

La última vez que vimos a Oliver, Anatoly acababa de dejarlo en Lian Yu habiendo planeado su regreso a casa. Sin embargo, Konstantin Kovar lo había seguido hacía allí, dejándole inconsciente con un dardo anestésico (se debe vender en los súpers de Star City y de la isla porque los tiene todo quisqui), para poder tenerlo a su merced. Para cuando Oliver vuelve en sí, está encadenado de tal forma que recuerda a la forma en la que estuvo también a final de la temporada 1 cuando fue derrotado por Malcolm Merlyn antes de la Iniciativa. A Kovar le parece irónico que de todos los sitios del mundo a los que pudo escoger, eligiera regresar a esta isla-prisión. Oliver está sorprendido de volver a verlo, ya que lo mató, pero para Kovar, no hay nada que muera del todo, siempre quedan ecos y eso es algo que pronto descubrirá por si mismo, y es que Kovar le inyecta una droga, un líquido rojo que en el KGB llaman “muerte roja”. Se trata de una sustancia que induce a una fuerte angustia a la persona a la que la drogan, pues ésta puede volver a hacer sentir el dolor de las principales heridas físicas y psicológicas que Oliver ha sufrido durante estos 5 años, muchas de ellas marcadas en sus muchas cicatrices, recordando así como si fuese la primera vez, la vez que Yao Fei le disparó la flecha en el pecho, las heridas en el torso causadas por Billy Wintergreen (el compañero de Slade que trabajaba para Fyers y le torturó), mientras que psicológicamente recuerda la muerte de Shado, Akio y Taiana entre otros momentos. Debido a ese dolor, Oliver se desmaya, hasta que vuelve en sí en una celda que parece la misma en la que ya fue encerrado el año anterior por el Barón Reiter y sus hombres. Kovar le da una pistola a Oliver y le advierte que en ella solo hay una bala y deberá decidir si gastarla en él o usarla para quitarse su propia vida y así acabar con su sufrimiento. Antes de irse, Kovar le dice que el hombre más fuerte resistió 12 minutos antes de quitarse la vida, y que conociéndole, le respeta tanto que apuesta que él podrá aguantar 14 minutos. En ese tiempo, Oliver comienza a tener alucinaciones, entre ellas de Yao Fei, quien le culpa por lo que le pasó a Shado y le recomienda suicidarse. Sin embargo, cuando Oliver iba a hacerlo, ve otra visión, en este caso ve a Laurel, su Laurel, quien le dice que si se suicida, su hermana y su padre habrán muerto en vano, por lo que Oliver finalmente decide usar la bala del arma para abrir la cerradura de la celda y escapar.

Y en el próximo episodio…

La sinopsis del siguiente capítulo nos dice que la batalla entre Oliver y Adrian Chase terminará con una épica batalla entre los dos en Lian Yu. Oliver ha decidido reclutar a un grupo de aliados inesperados, y es que a tiempos desesperados, medidas desesperadas… juntando a quienes fueron sus amenazas hasta ahora: Malcolm Merlyn (Dark Archer) quien fue su principal enemigo en la temporada 1 y que también le recuerda sus hechos de la temporada 4; Slade Wilson (Deathstroke), quien fue su amenaza en la temporada 2 (también en sus flashbacks) y mató a su madre; a Nyssa al Ghul, quien siempre le recordará su enfrentamiento con Ra’s al Ghul y su disputa por ser su sucesor y por último a Digger Harkness (Capitán Boomerang), quien hasta ahora solo lo habíamos visto una vez, en el crossover de la temporada 3 con Flash, que debido a lo peligroso que es, lo encerraron en la misma prisión que Slade. Al estar en la isla, es lógico que recurra a él. En el próximo episodio tiene toda la pinta que veremos algunos de los mejores versus de la serie: Oliver vs. Chase; Nyssa vs. Talia y Dinah vs. Black Siren. A mi me encantaría ver incluso ciertos rifi-rafes entre Slade y Chase, los dos mejores villanos del show. Hay quien cree que ésta será la última vez que le veamos. Yo creo que no, matarlo sería un desperdicio porque creo que Deathstroke aun puede dar mucho juego en todo el Arrowverso, por ejemplo su faceta de mercenario (en cierto modo lo que veremos en éste episodio) y en el caso del Capitán Boomerang le veo más por la opción de quererlo en la serie de Flash, para poder juntar a los Rogue. ¿Cabe la posibilidad de que Slade traicione a Oliver? Siempre cabe esa posibilidad, sin embargo por lo que parece ver en el tráiler (que os pondré a continuación), Oliver les pedirá ayuda a él y a Digger Harkness con la condición de que si lo hacen les dejará ir. ¿Podría ser que Chase que lo tiene todo controlado haya contactado ya con Slade y Harkness y ya tenga esto previsto? ¿O puede que sea un error que le pasó por alto? Yo pienso que Chase lo sabía, pero no creo que creyera que Oliver recurriría a ellos, y si lo hacía demostraría que es un asesino, que a fin de cuentas, es lo que Chase quiere de Oliver y por eso me recuerda mucho al Joker con Batman. Si una cosa me encanta de Prometheus es como han logrado convertir en la serie, ese villano en una amenaza muy personal para Oliver, hasta el punto de convertirlo en el “Joker” de Green Arrow. Cuando la pifian con cosas como la temporada 4 y el Olicity se dice, pero cuando lo hacen bien también se debe reconocer.

Por último me gustaría comentar que me faltaron un par de cosas en el episodio. Ambas tienen que ver con Flash. La primera es que viendo como también en el episodio 22 de la 3ª temporada de Flash (que recordemos, transcurre al mismo tiempo que ésta 5ª de Arrow) fueron a las instalaciones de ARGUS, me faltó más conexión entre ambas series, por ejemplo con un cameo de Chase en el episodio del velocista, y por otra parte con que la posible liberación de Black Siren estuviese relacionada con la visita de Barry Allen y Leonard Snart en el episodio 3×22. La segunda es que me encanta el equipo que ha reunido Oliver al final, parece su propia versión del Escuadrón Suicida, sin embargo me habría gustado que primero tratara de recurrir a Barry o incluso a Kara, y viera que esto no era posible por los problemas que también ellos están teniendo ahora.

Para terminar, lo prometido es deuda, aquí tenéis el trailer del 5×23. ¡Nos vemos la semana que viene!

 



el autor

Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

5 comentarios

    • Totalmente. Lo único que me “preocupa” es que seguro que me sabrá a poco. Tengo la sensación que gastaron demasiado tiempo en el 19-20 que podrian haber hecho en uno y poder tener un final de dos episodios como en las dos primeras temporadas.

  1. Otro gran capitulo de una temporada fantastica! Que final nos espera! Los que confiamos en la serie a pesar de los errores de la temporada 4 mereciamos una season 5 de esta calidad.
    Merlyn y Slade junto a Oliver para derrotar a Chase, Talia y compañia… que llegue ya!!!

    • Sin duda es un equipo letal, literalmente hablando. Espero que no lo desaprovechen y como mucho muera Merlyn (parece cantado)

  2. no se ustedes pero al igual que la epica batalla que abra en la isla, espero mucho de los flashbacks y que tenga una buena conexion con el capitulo piloto sera el fin de un ciclo y considero que sera muy emotivo cuando oliver sea rescatado y muestren escenas no vistas en el primer episodio.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
El grupo de superhéroes más poderosos de DC Comics unirá sus fuerzas el próximo noviembre contra las fuerzas de Apokolips. Ahora, a poco más de 6 meses…