Análisis de Batwoman. Temporada 1. Capítulo 1

2

Introducción

Te saludo, amante del llamado Arrowverso. Después de un tiempo vuelvo a introducirme en este universo televisivo que adapta a los personajes de DC Comics. Y lo hago con uno de sus últimos lanzamientos, para el canal CW. Estoy hablando de la popular, a la par que polémica, versión contemporánea de Batwoman, cuya serie comenzó a emitirse el pasado 6 de octubre de 2019. Si bien el personaje ya había sido presentado en uno de los crossover de Arrowverso en 2018. Fue entonces cuando el presidente de la CW y el protagonista de Arrow anunciaron que la justiciera tendría su propia serie en 2019. Y aquí esta la serie de Batwoman, escrita y producida por Caroline Dries, junto a  Greg Berlanti, Sarah SchecterGeoff Johns, uno de los creadores de esta versión de la Mujer Murciélago en las viñetas, a los que se les unirían David Nutter y Marcos Siega. ¡Vamos allá!

Para leer todas las reseñas de Batwoman en la web pincha aquí.

Si sois amantes del universo televisivo de DC, ya sea el de CW o el de DC Universe, creo que deberíais echarle un vistazo a los análisis de las diferentes series.

Un poco de historia acerca del personaje

En un contexto de gran conservadurismo, Bob Kane y Sheldon Moldoff creaban a Batwoman, Katherine Kane, para Detective Comics #233 (1956) y la integraban en la Bat-Family. Podemos decir que era un intento de darle una compañera de aventuras a Batman, además de posible romance, en un intento de alejar de las mentes de las personas bienpensantes de la época malos pensamientos acerca del hecho de que Batman y Robin vivieran solos en una mansión.

Proveniente de una rica familia y acróbata de circo en su juventud, el amor de Katherine por el Hombre Murciélago le hizo adoptar una indumentaria, algo hortera,  y un nombre, Batwoman, que llamara la atención de su enamorado y, de paso, luchar contra el crimen. Si bien la interacción entre ambos ayudaría a despejar dudas acerca de la heterosexualidad de Batman, la relación no cuajó y ambos siguieron caminos separados. Katherine decidió retirarse de la vida de justiciera, para dirigir un circo y allí encontraría la muerte a manos del Tigre de Bronce, un experto en artes marciales al que se le había lavado el cerebro para formar parte de la Liga de Asesinos de Ra’s Al Ghul.

Tras la remodelación de la continuidad en el Universo DC al finalizar el evento Crisis en Tierras Infinitas, Katherine “Kate” Kane sería recuperada como un miembro de la alta sociedad de Gotham, en tanto que heredera de la rica familia de los Kane, que quedo emparentada con los Wayne, cuando la hermana del padre de Kate, Martha Kane, se casó con Thomas Wayne, lo que convirtió al hijo de ambos, Bruce Wayne, en su primo.

Cuando tanto ella, como su hermana gemela Beth, y la madre de ambas, fueron secuestradas, en el duodécimo cumpleaños de nuestra protagonista, por un grupo de hombres armados, su padre, el coronel de los EE.UU. Jake Kane encabezó una misión de rescate. Aún así no pudo impedir que su mujer fuera ejecutada y se creyera que Beth también había fallecido, en el fuego cruzado entre secuestradores y soldados. Tal vez como terapia para superar eso y/o influencia por la figura de su padre, Kate ingresa en el ejército pero no durará mucho en el mismo por mantener relaciones sexuales con otra mujer del regimiento. Esto era a lo que me refería cuando decía que esta versión de Batwoman ha sido polémica para el sector más conservador de lectores. Frente a su versión noña, DC ha sido valiente y la ha recreado como una superheroína lesbiana, orgullosa de serlo, de ascendencia judia. Y si bien parecía que el personaje iba a ser flor de un día, al final se ha integrado perfectamente en este universo de ficción.

Volviendo a su historia, decir que Kate acabó deprimida tras su salida del ejército, lo que la empujó a la bebida. En esa triste situación conocería a la detective Renee Montoya, de sobra conocida por todos los lectores de Batman, con la que mantendría una accidentada relación. También conocería a  Batman, el cual le ayudó a despachar a un ladrón que intentaba atracarla. Su modo de actuar le inspiró para llevar a cabo un intenso entrenamiento, viajando por todo el mundo, durante dos años. A su vuelta a Gotham, y con la complicidad de su padre, la futura justiciera elabora un traje similar al de Batman, junto con un arsenal de armas experimentales. Todo lo cual es albergado en un búnker, escondido en la casa de los Kane. Esta nueva Batwoman entraría en acción en un momento en que Batman, junto con Wonder Woman y Superman, se habían tomado un descanso después de lo acontecido en el evento Crisis Infinita. En concreto su debut sería en el cómic semanal 52 #7 (2006), cortesía de Geoff JohnsGrant Morrison, Greg Rucka, Mark Waid, Keith Giffen y Ken Lashley.

Ya como Batwoman, luchando junto a Batman, contra una secta criminal en Gotham, nuestra justiciera descubriría que la líder de la misma, Alice, es, en realidad, su desaparecida hermana Beth.

Valoración del episodio piloto de Batwoman

A poco que uno lea lo anterior se da cuenta de que el episodio piloto de esta serie coge la totalidad de los elementos que caracterizan a esta heroína y su contexto y los adaptan a la pequeña pantalla. Allí vemos a Kate volviendo, tras su entrenamiento en el extranjero, a una Gotham que ya no cuenta con el Caballero Oscuro sino con una especie de fuerza paramilitar dirigida por Jacob Kane. Dicha fuerza parece ser insuficiente para hacer frente a la villana Alice. Misión que asumirá Kate tras descubrir que su desparecido primo, Bruce Wayne, es Batman y hacerse con su equipo, pese a las objecciones de su actual guardián, un atolondrado empleado de Wayne Enterprises llamado Luke Fox, de cuya contrapartida en las viñetas hablaré en posteriores posts. El caso es que, tras rescatar a su antiguo amor, la agente Sophie Moore, secuestrada por Alice, e impedir que esta vuele Gotham, Batwoman sospecha que ella es su hermana Beth, dada por muerta, junto con su madre, después de un accidente automovilístico que parece ser que Batman trató de evitar.

Así que, lo esencial del personaje está aquí y listo para rodar. En tanto que defiendo el saber adaptar bien los superhéroes de las viñetas a la pequeña y/o gran pantalla, este comienzo me ha parecido correcto. Habrá que ir viendo cómo se va desarrollando.

Eso ha sido todo por esta semana Bat-Family. Espero vuestros comentarios. ¡Muchas Gracias!

 



el autor

Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General, Administrador y Bloguero de Las Cosas que nos hacen felices. Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural. Diplomatura en desarrollo WordPress, Social Media Manager, Community Manager, Content Manager y Bloguero de una Institución Cultural Universitaria y miembro fundador del blog de Cultura Pop DYNAMIC CULTURE (www.dynamicculture.es). Cursos de S.E.O., Analítica Web, Community Manager y Marketing de Contenidos. Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

2 comentarios

  1. Visto los dos primeros capítulos, lo que me esperaba, una serie muy del arrowverso, muy oscura visualmente con coreografias mil y una veces vista y poca espectacularidad en la presentación del personaje. De momento poca chicha. Y cero carisma Ruby Rose con lo que me gustó de tía dura en John Wick. Esto de tener a todos los personajes atormentados los vuelve muy aburridos ya, eh. Pero bueno, seguiremos viéndola que es cortita y pasa volando.

    Seguiré tus análisis.

    • Adrián De La Fuente Lucena el

      Muchas Gracias por tu comentario Carlos. Disculpa la tardanza en responderte.

      Estoy de acuerdo contigo en lo que se refiere a la parte técnica. Salvo honrosas excepciones se tiende a repetir las fórmulas de éxito de sus predecesoras, lo que cansa.

      Aparte de la lentitud de las series, que hace que uno se reafirme en la postura de que el mejor modo de disfrutar de los superhéroes son las viñetas, su medio natural. Donde las cosas son más fluidas. Salvo que leas un cómic de Bendis. 🙂

      En lo que se refiere a tu crítica acerca de la excesiva proliferación de seres atormentados, que quieres que te diga, es Gotham. Lo prefiero a que todos sean clones de Spiderman, con chascarrillos continuos que los banaliza. Pero si, se agradecería algún personaje que hiciera de contrapunto humorístico. Lo mismo le toca a Luke Fox.

      Espero que sí, que siguas mis posts.

      Un abrazo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos al análisis del segundo capítulo de la temporada diez de The Walking Dead, donde vamos a conocer un poco más a los enemigos de los supervivientes antes…