InicioseriesColony (Análisis de los capítulos)Análisis de Colony. Temporada 2. Capítulo 3

Análisis de Colony. Temporada 2. Capítulo 3

Bienvenidos al análisis del tercer episodio de la segunda temporada de Colony, en el cuál vemos cómo Will y Charlie intentan volver a casa, entre muchas otras cosas. Si quieres conocer mi opinión de la primer temporada y del episodio anterior, puedes leerla aquí:

Un grupo de gente no muy considerada hace explotar una bomba dentro de un centro de reclutamiento de los boinas rojas y luego acribillan a sangre fría a todos los presentes, sean soldados o simples civiles que querían unirse a la Ocupación, con la excusa de que “si colaboran, mueren”. Esta escena es impactante aunque creo que Campanella nuevamente abusa de la cámara en mano. No llega al punto de hacerte doler la cabeza y entiendo que lo hace para darle un aire más “realista” a la serie, pero me gustaría que abusara menos de este recurso en este tipo de escenas.

¿Cómo manejas conceptos religiosos en una serie sobre alienígenas?

¿Sólo a mí me parece extraño que Lindsey siga siendo la niñera de Gracie cuando claramente se ve que no está muy bien de la cabeza y que adoctrina a la niña para que sea una esclava de los visitantes? Antes podía justificarse porque Will y Katie pasaban muy poco tiempo en casa y no se daban cuenta de lo que ella hacía (además de su situación económica “precaria”), pero ya en la primer temporada descubrieron que Gracie “alababa” a los visitantes por culpa de los libros que Lindsey le había dado para leer, y en esta segunda temporada, Katie ha estado presente mientras Lindsey adoctrina a la niña… parece un poco forzado. ¿Acaso no pueden buscar otra niñera? Por suerte, a mitad del episodio Katie entra en razón y decide leer con su hija diversos textos de distintas religiones para demostrarle que lo que la demás gente cree no es malo. Más tarde tenemos otra escena en la cual Katie le explica a Gracie que nadie puede decirle en qué creer y en qué no, que eso debe decidirlo ella misma pues nadie tiene todas las respuestas. Es una escena manejada a la perfección pues los temas de religión son difíciles y más aún en una serie que no tiene eso como centro. Hubiera sido mucho más fácil golpearte la cabeza con su mensaje pero por suerte decidieron hacer lo que yo siempre recomiendo: dejar que cada uno decida.

 

Vemos nuevamente cómo Jennifer es presionada por su jefe y por tanto se ve obligada a pedirle información a Katie. Es claro que Jennifer tendrá un papel más importante en esta temporada, aunque su presencia y rol en la historia no están del todo justificados ya que no la rodea ningún personaje que sea vital para la trama… ¿o es que esta subtrama es para darle algo que hacer a Katie? Yo me inclino más por lo segundo. Con Broussard y los demás de la resistencia fuera y teniendo en cuenta también que no tendrá contacto con Bram ni Will por un tiempo, tenían que darle “algo que hacer” al personaje. Su rol en la primer temporada me gustó mucho más, ahora parece un tanto forzado. En una escena posterior vemos a Casey Sander (Mike Rostenkowski en The Big Bang Theory) interpretando a una suerte de guía espiritual que le da a Katie todas las respuestas. Katie no tarda en disculparse con Maddie e inmediatamente ya son las mejores hermanas del mundo de nuevo.

Bram no la pasa bien en el centro de distribución

Mientras tanto, Bram es el que peor la pasa en el centro de distribución, que es, como otros prisioneros (porque la verdad ese sería el término adecuado en vez de trabajadores) bien describen, es una mierda. En cuanto tienen la oportunidad, otros prisioneros lo golpean y le roban las botas. Sabe que lo pasará muy mal, y su única luz de esperanza es una muchacha que seguramente se gane el papel de interés romántico. Para colmo, cuando Bram va a buscar al sujeto que le robó las botas, éste no tarda en darle una paliza. Es entonces cuando Snyder aparece para salvarle el trasero y proponerle un trato: si Bram actúa como espía y le da información sobre los prisioneros que están tramando una rebelión, entonces él lo dejará ir a casa. Lo curioso aquí es que, pese a que Snyder sea la persona con más autoridad en el centro de distribución, también se encuentra atrapado y quiere ir a casa.

Will, Charlie y Devon dejan Santa Mónica

Lo más interesante del capítulo sigue siendo lo que ocurre con Will, su hijo y Devon en el bloque de Santa Mónica. Después de una charla entre Devon y Charlie que incluye la típica frase de “¿quieres saber cómo me hice estas cicatrices?” Will vuelve a casa después de haber asesinado a Solomon. Durante unos segundos Will duda, no sabe qué decir ni cómo reaccionará a su hijo ante lo que ha hecho. No miente pero tampoco dice toda la verdad, sólo que Solomon no volverá a molestarlo a él o a sus amigos. ¿Cómo se supone que podrá mirar a su hijo a los ojos y decir que asesinó a un hombre a golpes, aunque fuera para que estuvieran seguros? Devon le dice a Will que deben irse de inmediato pues los socios de Solomon irán a buscarlos, pero como Will ya no tiene el pase, deben encontrar otra forma de volver al bloque de Los Ángeles. Por cierto, la reacción de Will cuando Devon le dice que le debe una y que irá con ellos vale oro, porque pese a que sea su ex-compañera y que hasta ahora los haya ayudado, Will sigue teniendo sus dudas.

Para pasar al otro lado del muro, Devon contacta a un coyote, un sujeto que les indicará cómo “saltar” el muro en un punto ciego utilizando un aparato que no parece para nada seguro. A mitad de la noche, mientras esperan el momento indicado para saltar, Charlie finalmente deja de actuar como el niño duro que tuvo que aprender a ser para sobrevivir y se abre, preguntándole a su padre porqué no lo recogió el día de la invasión. El rostro de Will lo dice todo: la impotencia de un padre que sabe que le falló a su hijo y que no hay nada que pueda hacer para borrar ese año entero que Charlie pasó solo al otro lado del muro.

Escalemos el muro

Finalmente escalan el muro y cuando están a punto de llegar a la cima ocurre lo obvio: un dron los descubre y los dos sujetos que estaban escalando el muro detrás de Will, Charlie y Devon son desintegrados. Pero, cuando parecía que en esta serie sólo morían los extras, Devon también es ejecutada por el dron y su sangre salpica la cara de Will, que no puede hacer más que abrazar a su hijo. Pero por casualidades del guión el dron no les dispara. Seguramente explicarán esto más adelante aunque por ahora no puedo elaborar ninguna teoría ya que Will ni siquiera tiene el pase encima (al menos eso habría tenido algo de sentido). Will y Charlie llegan a casa y todo son abrazos y sonrisas hasta que Will y Katie vuelven a cruzar miradas. Y termina el capítulo.

Conclusión

Me ha gustado el episodio. Creía que Will y Charlie tardarían mucho más tiempo en volver a casa, y ahora que ya lo lograron vuelvo a preguntarme, ¿qué pasará en esta temporada? Porque la verdad es que no tengo ni idea de hacia dónde se moverá la historia. ¿Will y Katie pasarán a formar parte de la resistencia? ¿Qué ocurrirá con Maddie y su culto satánico? Tendremos que esperar para ver. Lo único malo que puedo decir que este tercer capítulo es que fue algo “desenfocado”: había tantas tramas paralelas que contar que las escenas duraban minuto y medio y ya cambiábamos de personaje, cuando a mí me gustan las tramas más enfocadas. Seguramente ahora que Will, Charlie, Katie y Gracie están juntos ya no habrá necesidad de tantos saltos entre historias, o eso espero. Nos leemos la próxima semana y sean felices.

Ex colaborador de la webhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

1 COMENTARIO

  1. En la primer Temporada Gracie dice que Charlie iba a estar bien porque los anfitriones quieren a los niños. Debe ser por eso que no matan a Will y charlie.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS