Análisis de Dragon Ball Super. Capítulos 77-131. La Saga de la Supervivencia Universal

5

Dragon Ball Super es el tercer anime de Dragon Ball si no contamos a Dragon Ball GT, que ya ha sido desterrada de todos los cánones siendo ahora una especie de spin-off o realidad alternativa de la que nadie quiere acordarse ya. Y para mi Dragon Ball Super está siendo eso, super. ¿No la conocéis? Os la recomiendo encarecidamente.

Si queréis leer todas las sagas de Dragon Ball os dejo a continuación un enlace dónde podéis verlas todas.

Pincha aquí para leer todas las sagas de Dragon Ball

Para los más noveles os dejo el orden cronológico de Dragon Ball

  • Dragon Ball (153 episodios)
  • Dragon Ball Z (291 episodios)
  • Dragon Ball Super (131 episodios hasta la fecha)
  • Dragon Ball GT (nunca existió)

La batalla de todas las batallas

Para mi la saga de la Supervivencia Universal es la mejor saga que ha tenido nunca Dragon Ball. Y me estoy refiriendo a Dragon Ball, Dragon Ball Z y Dragon Ball Super. Evidentemente GT no existe, como he dicho antes y como creo que he dicho en todos los artículos que hago.

Aquí no voy a explicar cada combate o quien es quien en cada universo porque os invito a que veáis la serie completa y en particular esta enorme saga. Al principio, cuando me dispuse a verla me dije a mi mismo que era mucho material, que me iba a cansar, que vaya rollo, pero pronto empecé a darme cuenta de mi error. Gracias a los dioses de la destrucción que estaba equivocado. Todo comienza gracias a que Goku es Goku, o lo que es lo mismo, Goku es como es y todo el mundo le quiere, incluyendo Zeno Sama, el rey del Universo. Y claro Goku ansía pelear y pelear y le recuerda a Zeno Sama que tiene que organizar un torneo de Artes Marciales.

En primer lugar se disputa una especie de introducción, un aperitivo de batalla entre el Universo 7 (el nuestro) y el Universo 9, que son los dos universos más débiles. Aquí Goku empieza a ganarse el odio de todos los universos que pelearán en el gran torneo (sólo los 4 más poderosos de salvarán del torneo) puesto que Zeno Sama irá borrando de la faz de la Tierra a todos los participantes, menos al ganador. Pero parece que no se escucha bien el mensaje puesto que el rey de todo iba a eliminar a esos ocho universos si o si. Sólo y gracias a la intervención de Goku al menos un universo se podrá salvar, pero el mensaje que llega a todos los participantes es que por culpa de Goku siete universos serán borrados de la existencia.

En fin, que Goku se dirige a reunir a 10 integrantes de su equipo y escoge a su hijo Son Gohan, a Vegeta, Piccolo, Tenshian, el maestro tortuga, Krilin, Androide 16 y 17 y a Boo el gordo, además de a si mismo. Un pedazo equipo casi invencible, muy poderoso. Pero pasa algo al margen de la voluntad de Goku el mismo día que tienen que partir hacia el torneo, y es algo que si no lo cumple quedarán descalificados. Boo se queda dormido y como es imposible despertarlo se quedan con 9 integrantes a horas del evento. ¿Qué hacer? Goku va al infierno a convencer a Freezer para que les ayude en el torneo a cambio de revivirle si lo ganan. Freezer de mala manera acepta el trato, pero como es el malo malísimo de la serie siempre queda la duda y el miedo de alguna traición.

Y comienza el torneo donde se ve casi desde el principio que los universos 6, 7 y 11 son los más poderosos. Nuestro universo, nuestro gemelo con Hit y los Saiyajin y el universo de Toppo y Jiren, un ser con una fuerza descomunal que desprecia a todos los demás.

Ni que deciros que los combates que se van sucediendo entre todos los universos son muy entretenidos e in crescendo y como creen que Goku es el causante de todos los males, veremos muchos ataques contra nuestro héroe y sus amigos. Os puedo decir que cada combate mola más que el anterior y el abanico de seres que pueblan los diferentes universos es muy amplio y variado. Un torneo que no se hace, para nada eterno, sino al revés, al final cumple con todas las expectativas, sobre todo en la parte final.

Ahora vienen los spoilers, por lo que si no has visto esta saga, no sigas leyendo. El universo 7, el nuestro, resulta ser el que más guerreros poderosos tiene, pero en el universo 11 habitan dos luchadores a temer. Uno es Toppo y el otro Jiren, siendo este último una auténtica bestia parda capaz de derrotar a todos los demás… a no ser que luchen juntos. Pero una cosa os quiero decir, nunca hay que subestimar a Goku, porque consigue alcanzar un nivel superior al de un Dios de la destrucción durante 3 veces en el torneo, un nivel llamado la Doctrina egoista. Este nivel le confiere a Goku el pelo y ojos grises y un áurea teñido de motas rojas. Con este nivel es superior a Jiren, pero cuando se dispone a rematarlo su cuerpo mortal dice basta, no puede soportar el poder de los Dioses y se colapsa. Cuando Jiren le va a sacar de la pista resurgen Freezer y Androide 17 para enfrentarse juntos contra el villano del universo 11.

El torneo es alucinante. El sacrificio de Vegeta es tan maravilloso que te deja con las lágrimas en los ojos, y la batalla entre Goku contra Jiren y finalmente Goku junto a Freezer (si, has leído bien) apoyados por el androide 17 contra Jiren es épico. Cuando digo épico es épico, sin paliativos. Y no nos olvidemos del deseo final que es nada más y nada menos que revivir a todos los universos tal y como eran antes del torneo universal.

Creo que Dragon Ball Super nos enseña a ser mejores y a ser honrados con nosotros mismos. Creo que Dragon Ball nos enseña a ser amigos de nuestros amigos, a respetar al prójimo y a sacrificarte por lo que crees y por lo que eres, incluso por tus seres queridos.

Larga vida a Dragon Ball.



el autor

Licenciado en Publicidad y RR.PP. Creador y administrador del blog entre otras actividades lúdicas como community manager, lector de libros y cómics además de futbolero, cinéfilo y coleccionista de páginas originales. Me gusta hacer un poco de todo.

5 comentarios

  1. He dejado de leer después de la primera frase. En mi humilde opinión un fan de Dragon Ball no puede considerar, ya no esta saga, sinó Super en general, un producto que respeta Dragon Ball. Y esta saga es un claro ejemplo de ello. Mucha lucecita y epicidad mal entendida pero coherencia cero, ya sea a nivel de desarrollo de los personajes, del combate en sí (atención porqué ahora la manera de recuperar energia es… Seguir luchando). Han convertido Dragon Ball en un videojuego de lucha ni más ni menos, pero oye si algunos os conformais con esto pues mejor para vosotros, pero eso de que es la mejor saga de Dragon Ball pues como que no. Por mucho que para gustos los colores, hay cosas que a la que se conozca un poco la serie, los personajes, sus relaciones, sus motivaciones y sobretodo sus niveles de poder, saltan a la vista. Vamos a ver que A-17 acabe como ganador cuando cualquier participante del torneo se lo deberia ventilar de un puñetazo es el colofón a todos los despropósitos que se han arrastrado en Super con los niveles de poder.

  2. Alguna incongruencia de poder sí hay, las cosas como son, pero eso no evita que sea una saga con peleas épicas. Lo peor seguramente sea algún capítulo suelto que se coló con mala animación, pero en general la animación de la saga es muy buena. (Alerta de spoiler), personalmente, algo que me desilusionó un poco fue eliminación tan temprana de Hit, yo me lo esperaba en los 5 últimos mínimo.
    Y para acabar, y por ser un poco quisquilloso, me chocó un poco que todos los representantes del universo 7 fuesen ya viejos conocidos, me hubiese encantado un nuevo personaje, que más poderoso que Mutenroi o Tenshinhan podría haber sido fácil, pero repito, solo por ser un poco quisquilloso

    • Si, si. Está claro que los poderes aumentan a la carta de los guionistas, es cierto.

      Si, me parece, cuanto menos curioso que todos los guerreros del universo 7 estén en la Tierra cuando por ejemplo hay luchadores del ejercito de Freezer más poderosos que muchos de la Tierra.

      Gracias por tu comentario

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Sylvester Stallone regresa a la gran pantalla el próximo mes de septiembre encarnando a uno de sus personajes más emblemáticos en Rambo: Last Blood, y tenemos por fin el tráiler final…