Análisis de El ministerio del tiempo: Antes de que haya tiempo. Capítulo puente entre la tercera y la cuarta temporada.

0

Bienvenidos una vez más al Ministerio del tiempo. Parecía que las puertas de tan insigne institución habían cerrado en 2017, tras tres magníficas temporadas que convertían a la serie de los hermanos Olivares en una rara avis dentro del panorama televisivo español.

Aprovechándose de la vasta historia de nuestro país con acertadas dosis de ciencia ficción y humor, El ministerio del tiempo se hizo un hueco en los corazones de los fans que ahora esperan con entusiasmo la cuarta temporada con la vuelta de todo el elenco, tras abandonos de algunos miembros del reparto principal durante la tercera temporada, amparada por Netflix.

En Lascosasquenoshacenfelices contáis con un análisis capítulo a capítulo de todos los episodios de la serie, así como una entrevista a Javier Olivares, creador de la serie.

Mientras esperamos la vuelta de Julián, Alonso, Amelia, Lola o Pacino, TVE ha estrenado en su página web un capítulo puente entre la tercera y la cuarta temporada de solo 10 minutos, pero que ya sirve para ponernos los dientes largos y, sobre todo, para saber que los guionistas de la serie, la mejor baza de El ministerio del tiempo, siguen funcionando a la perfección.

Durante unos doce minutos, asistimos a la vuelta de Pacino e Irene tras haber impedido que unos individuos asaltasen a Lennon y McCartney en 1965, durante una visita a España, por considerar que sus canciones podían conducir a la degeneración de la juventud española.

Un disco de Harrison y Starr dedicado a los asesinados Lennon y McCartney

Una vez les da la enhorabuena, Salvador detecta una anomalía en el Ministerio (que está de mudanza) nunca antes vista. Hay una alteración en el tiempo pero no saben en qué momento exacto. Por lo tanto, si no consiguen averiguar de dónde procede la anomalía, probablemente tendrían que reiniciar todas las misiones desde la primera temporada.

Angustias, la eterna secretaria de Salvador, decide contactar con el mejor hacker del ministerio. Ni más ni menos que Benito Pérez Galdós, escritor decimonónico y autor de Los episodios nacionales. Parece que algo une a estos dos tortolitos. Un acontecimiento que debió ser doloroso porque Benito abandonó el Ministerio.

Sin embargo, Galdós consigue arreglar el problema. El personaje que ha desatado la alteración temporal es Eulogio Romero en 1943. Un personaje que se parece sospechosamente a Julián…

Doce minutos dan para poco. No hemos podido ver a Lola, ni a Alonso ni a Amelia. Pero sabemos que todos volverán a reunirse, aunque lo más probable es que se vayan turnando a la hora de proceder en cada misión. Tendrán que tratar el retorno de Alonso y Amelia, agotados el primero y desencantada la segunda durante los sucesos de la tercera temporada.

Seguro que volveremos a ver a Galdós como hacker. Desde luego, formaría un binomio perfecto con Velázquez. Y Eulogio…parece claro que se trata de Julián, aparentemente fallecido durante la batalla de Teruel, pocos años antes de la fecha en la que es encontrado por el Ministerio. Probablemente, el primer capítulo se centre en su búsqueda. ¿Por qué habrá querido permanecer en aquella época? ¿Pretendía huir de los fantasmas de su pasado?

Por mucho que elucubremos, lo que sí está claro es que El ministerio del tiempo no da ninguna muestra de agotamiento. Ojalá que esta cuarta temporada sea tan buena como las anteriores y nos siga deleitando con aventuras, comedia , ciencia ficción e historia.

Un saludo y sed felices!



el autor

Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

Deja tu comentario