InicioCineCrítica Mortal Kombat Legends: Scorpion's Revenge

Crítica Mortal Kombat Legends: Scorpion’s Revenge

Bienvenidos Kombatientes a las Las Kosas que nos Hacen Felices y a esta opinión repleta de hemoglobina sobre la nueva cinta de animación de Warner Bros. que desde el 14 de abril está a la venta. Como fan de la franquicia creada por John Tobias y Ed Boon desde aquellos tiempos de los salones recreativos, voy a entrar valorar que me ha parecido esta nueva animación mientras escucho el Mortal Kombat Techno-Syndrome 7’ Mix. Antes os dejo el tráiler para poneos en contexto.

No habrá spoilers en esta reseña para que quienes no la haya visto puedan leer esta líneas sin perjuicio alguno. Esta cinta de animación de 80 minutos de duración es una vuelta a los orígenes y nos presenta de nuevo el décimo torneo en el que se decidió el destino de la Tierra. ¿Por qué Scorpion como protagonista? Porque es, junto con Sub-Zero, el personaje más querido por los fans (yo, sin ir más lejos siempre he sido del team Cryomante) y por ello tenerlo como principal reclamo es un buen movimiento de marketing por parte de Warner Bros. Recordemos que este ninja ha estado presente en todas las portadas de los últimos títulos de NetherRealm Studios tanto para consolas como para PC.

La trágica historia de Hanzo Hasashi y de su clan Shirai Ryu da una profundidad a este personaje que lo hace atractivo para los fans de la franquicia del dragón. Es por ello que el filme comienza con Hanzo y su hijo Satoshi y luego pasa al ataque de los Lin Kuei para mostrarnos toda la crueldad de estos y todo lo salvaje que puede llegar a ser un hombre al que le han quitado todo. Aquellos “herejes” de la mitología del videojuego podrán saber de dónde proviene la enemistad entre ambos ninjas y quienes ya la sepamos podremos ver unas espectaculares y sangrientas escenas de lucha entre el líder del Shirai Ryu y los guerreros Lin Kuei hasta la llegada del enfrentamiento entre Hanzo y Bi-Han.

¿Otro Reboot? ¿Qué hay de nuevo?

Como ya he dicho esta película es una vuelta a aquel décimo torneo que vivimos en el primer videojuego y en la cinta de imagen real de 1995 pero aquí se toman (al igual que hizo Paul W. S. Anderson) algunas licencias para sorprender a aquellos que conozcamos la historia original. Al tener a Scorpion como protagonista ya podemos suponer que tendrá mayor peso en la trama más allá de consumar su venganza y descubrir todo lo que se escondía tras la aniquilación de su clan.

En este filme tendremos otras referencias al universo del videojuego para enriquecer la narrativa: Se nos mencionará a Shinnok y su amuleto, además de ver a otros personajes y razas que otras entregas aunque sea como cameo. Podremos ver a la vampiresa Nitara o a un centauro (aunque no será Motaro) pero también notaremos muchas ausencias, ya que el resto del “roster” de personajes se limitará a los de la primera entrega.

Cada personaje principal está tratado con la suficiente profundidad y apego al original que en pocas escenas sabremos de que palo va cada uno: La dura Sonya Blade, el egocéntrico y bufonesco Johnny Cage o Liu Kan (el elegido destinado a tener un importante papel dentro del torneo).

Cierto es que en ocasiones Johnny Cage se pasa un poco de “gracioso” pero su humor me ha funcionado en la mayor parte de las ocasiones.

Los que hayan visto la cinta de imagen real de 1995 verán que también tenemos ciertas escenas o planos que nos la van a recordar. Supongo que desde Warner Bros. se habrá querido rendir homenaje a aquella adaptación, que a día de hoy, está relativamente bien considerada por el fandom en general.

Sin hacer más spoilers, esta película de animación tratará con bastante veracidad los acontecimientos del primer videojuego con algunos cambios que le sientan muy bien y que no harán que los fans deseen linchar al director y guionista.

Animación

El apartado visual de la cinta es muy bueno en cuanto a animaciones se refiere, sobre todo en las escenas de combate, aunque todavía no he visto nada que supere a la película animada de Street Fighter II de 1994. Lo que puede llegar a chocar a algunos es la falta de formas curvas en los personajes: Mandíbulas, nudillos y otras partes corporales demasiado cuadradas además de cuerpos y músculos imposibles. Una vez que se ha aceptado la apariencia de los personajes tenemos una muy buena factura que (suponemos) será la primera piedra de una saga de películas animadas que resucitarán, junto con la cinta de imagen real de 2021, el basto y apasionante universo de esta franquicia de videojuegos.

Es obvio que Mortal Kombat: Scorpion’s Revenge no es para todos los públicos pues acabaron con todos los rotuladores rojos del mundo para colorear tanta sangre. Al igual que el videojuego tiene una gran carga de violencia, incluidos desmembramientos, movimientos especiales de los personajes, los famosos Rayos-X implementados en Mortal Kombat 9 y algunos “fatalities”.

Conclusión

Esta cinta animada es más que disfrutable y hará las delicias de los fans de la franquicia de videojuegos y les hará olvidar las lamentables secuelas de imagen real que sufrimos. Como principio de la nueva saga de películas animadas creo que son unos muy buenos cimientos que devolverán al torneo del dragón al lugar que le pertenece. Las referencias, frases, movimientos o escenas de los videojuegos no se harán esperar y eso es de agradecer como guiño a los fans más fieles.

Saludos desde Outworld.

 

 

 

 

 

 

Juanma Martín
Amante de DC desde que ví Batman de Tim Burton en la gran pantalla. Crecí con los vídeos Beta y VHS y visitando casi a diario unos lugares extintos llamados videoclubs. Seguidor acérrimo de las tardes de sofá y series, del cine y del "buen" cine más aun. Jugador de rol desde los 14 años y jugador de videojuegos desde los 20. Muy cliché durante gran parte de mi vida.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS