Inicio series Expediente X (Análisis de los capítulos) Análisis de Expediente X. Temporada 11. Capítulo 03: Más Uno

Análisis de Expediente X. Temporada 11. Capítulo 03: Más Uno

Judy y los Doppelgängers ¿no os recuerda a Twin Peaks?

Cogiendo el testigo al capítulo anterior, Más Uno nos recuerda por qué Expediente X es una de las mejores series que ha dado la televisión: Mulder y Scully son su corazón y ver como buscan la verdad juntos es lo que nos cautiva incluso cuando los capítulos tienen una trama ligera y sencilla. Si el episodio anterior se nos presentaba como un tecno-thriller con influencias de series como Black Mirror o Fringe, está vez tenemos el que posiblemente sea el capítulo del monstruo de la semana más noventero desde el regreso de la serie y que nos lleva, como no podía ser de otra forma, a los pueblos y bosques de la norteamérica rural.

Más Uno trata un tema recurrente del terror y el misterio: la figura del Doppelgänger, ese doble sobrenatural que representa el lado oscuro de cada uno. Como cabe esperar teniendo en cuenta el largo recorrido de la serie este no es el primer capítulo que trata el tema, tanto Syzygy como Club de la Lucha ya lo tocaban en temporadas anteriores y siempre con el mismo punto de unión: el escritor de todos estos episodios es el propio Chris Carter, que nos presenta aquí su primer capítulo antológico fuera de la mitología desde aquel Paciencia de la ya pretérita octava temporada.

Otro de los puntos focales de este Más Uno es que continua en cierta manera el hilo de su predecesor, centrandose en la relación entre los dos personajes protagonistas que Carter ‘recalibra’ de forma poco elegante pero necesaria a estas alturas. Anderson ha dicho que no piensa volver y Carter que sin ella no hay serie, así que es muy consciente de que hay que dejar estas cosas claras porque estamos llegando a la recta final. Si, Mulder y Scully reflexionan sobre la vida, la edad, la maternidad y por primera vez tienen sexo abiertamente en pantalla, algo que ha conmocionado a una comunidad fan acostumbrada a una eterna y sutil ambigüedad en torno a este asunto.

JUGANDO AL AHORCADO

Por fin volvemos a una investigación de las clásicas.

Algo huele a podrido en el condado de Henrico, Virginia. El joven Arkie Seavers es la última víctima de una epidemia de asesinatos perpetrados por los presuntos dobles de las víctimas, así que como bien apunta Mulder, es hora de que tanto el como Scully “vuelvan a lo suyo” y lo investiguen. Tras llegar a su destino nuestros protagonistas descubren a Judy y Chucky, una pareja de gemelos locales interpretados por una autentica veterana de la serie, Karin Konoval, que se encuentran enfrascados en una partida telepática al ahorcado, con la peculiaridad de que los nombres del juego coinciden con los de las víctimas.

A partir de aquí tenemos la estructura típica de todo buen capítulo del monstruo de la semana: Mulder como verdadero creyente aboga por la explicación sobrenatural mientras que Scully como escéptica recalcitrante cree que todo se debe a un caso de histeria colectiva hasta que, apoyandose en sus puntos de vista complementarios, acaban desengranando poco a poco un misterio que en última instancia se resuelve prácticamente por si mismo. Los gemelos se van hundiendo ante la presión de la investigación y acaban poniendo a los agentes en su mira para finalmente perder los estribos y utilizar su poder uno contra el otro, salvándose nuestros dos protagonistas por un pelo.

El capítulo mezcla comedia negra y horror regalándonos momentos espeluznantes con los dobles, pero sin caer en el típico ‘jump scare’ del que de hecho se ríe en un par de ocasiones. Además, toca (de manera superficial) temas como la enfermedad mental, la naturaleza del mal, la paranoia y como esta se extiende del individuo a la comunidad. La otra parte del episodio se centra en la relación sentimental de Mulder y Scully que acaban discutiendo temas como la jubilación, la paternidad y la familia de una manera poco lógica (chicos, habéis tenido años) pero necesaria para la estabilidad y el desarrollo de la pareja.

VALORACIÓN

Karin Konoval como Chucky, atentos a la impresionante transformación física.

Más Uno es un episodio antológico de corte clásico de los que no veíamos hace tiempo y que hará las delicias de los fans más veteranos de la saga. Tenemos una dirección competente de mano de Kevin Hooks y como guionista a un Chris Carter mucho más inspirado que en sus intervenciones mitológicas. A nivel interpretativo Duchovny y Anderson siguen haciendo gala de una química envidiable, pero la que hace brillar el episodio con luz propia es Karin Konoval, actriz que ya habíamos visto en episodios clásicos como El Descanso Final de Clyde Bruckman así como interpretando a la inolvidable señora Peacock de Hogar y que aquí se marca un papelón a cuatro bandas dando vida tanto a los gemelos Poundstone como a sus alter-ego malvados.

Como contrapunto hay que decir que es chirriante la regresión a la que se somete a los personajes. Si bien se lo perdonamos por ser uno de lo pilares fundamentales de la serie, ver a Mulder y Scully regresar a sus roles de creyente/escéptica es muy poco coherente teniendo en cuenta el bagaje de ambos, que ya se han enfrentado a infinidad de casos sobrenaturales y que llegados a este punto no deberían sorprenderse de nada. Lo mismo pasa con su relación, de acuerdo en que hay que definirla, pero esa charla de cama sobre el futuro con Mulder preguntándole a Scully por qué no tiene más hijos sabiendo perfectamente de su infertilidad es como poco incongruente.

En conclusión, Más Uno es un capítulo que recupera el espíritu de la serie original. Es sencillo pero interesante, nos dibuja unas pinceladas más sobre nuestros protagonistas y su futuro mientras que nos entretiene y nos pone de los nervios con una mesurada mezcla de terror y humor. Uno de los mejores desde el regreso de la serie, como fans poco más podemos pedir.

Álvaro Pachehttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Graduado en Estudios Ingleses por la Universidad Autónoma de Madrid. Aficionado a la literatura, el arte, el cine y el mundo de los videojuegos, con una especial predilección por el género de ciencia ficción en todos los medios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

El cómic de la semana: Superman El hombre de acero 1

Bienvenidos un sábado más a la sección de los amantes del cómic. Bienvenidos a “El cómic de la semana”. Hoy destacamos Superman El hombre de acero...

Análisis de Falcon y El Soldado de Invierno. Temporada 1. Episodio 5: La verdad

Bienvenidos, true believers, al análisis del penúltimo episodio de Falcon y El Soldado de Invierno, donde todas las piezas se situan para el jaque...

Análisis de Invincible (Invencible). Temporada 1. Capítulo 6

[email protected] a este sexto capítulo de Invincible (Invencible), la serie de animación que nos tiene enganchados a todos y que no hace más que...

Análisis de Supergirl. Temporada 6. Episodio 2

[email protected] a este nuevo análisis de un episodio de la sexta temporada de Supergirl de CW. Este segundo capítulo que huele tanto a primero...

De amor y monstruos: un apocalipsis agradable y divertido

De amor y monstruos es una de esas películas distribuidas por Netflix que tuvieron un estreno limitado y muy discreto el año pasado, por...

Análisis de The Nevers. Temporada 1. Episodio 1

De la mano del prolífico Joss Whedon y a través de HBO nos llega The Nevers, interesante propuesta en formato steampunk que intriga e...

CW y su falta de respeto a SUPERGIRL y a DC [Vídeo de YOUTUBE]

Estrenadas ya las últimas temporadas de Batwoman, Supergirl y The Flash de CW me doy cuenta que el Arrowverso se está desmoronando y que...

ÚLTIMOS COMENTARIOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad