InicioSeriesAnálisis de M.O.D.O.K. Temporada 1. Episodio 8

Análisis de M.O.D.O.K. Temporada 1. Episodio 8

Bienvenidos al análisis del octavo capítulo de M.O.D.O.K., un episodio en el que por fin vamos a ver el enfrentamiento del protagonista contra su versión más joven. Pero como no podía ser de otra manera en esta serie, será una pelea de los más surrealista y divertida posible.

Aquí puedes ver los análisis de los episodios anteriores

Lo primero que hay que comentar es que el polvete de reconciliación que tan raro parecía en el capítulo anterior no fue tal. Y es que Joven M.O.D.O.K. ha sustituido a Jodie y los niños por copias robots que conforman una familia feliz y totalmente entregada a nuestro protagonista. Mientras, los verdaderos están prisioneros de Joven M.O.D.O.K. en una celda donde ven como su padre y marido no descubre a esas copias robots a pesar de que su comportamiento, todo solícito y entregado, debería hacerle sospechar. Es más, M.O.D.O.K. está encantado con su nueva familia.

Jodie y los niños, prisioneros de Joven M.O.D.O.K.

Esto da lugar a unos divertidísimos momentos en los que vemos cómo debería ser la familia ideal de nuestro protagonista, con unas locuras como formar un grupo de música o estar siempre entregados a sus caprichos. Y esto, por supuesto, no hace demasiada gracia a su familia verdadera.

El giro viene cuando se descubre que M.O.D.O.K. también era un robot (no podía ser tan ruin y rastrero, aunque casi casi). El verdadero llega para salvar a su familia, aunque en otro giro inesperado Joven M.O.D.O.K. y Arcade descubren que todo ha sido una elaborada trampa.

Los malos de la función

Están en Mundo Asesino, la guarida de Arcade, donde hay dos copias de cada miembro de la familia y deberán descubrir cuáles son las falsas o todos acabarán muertos. Vamos, un jaleo de dobles robots que resulta muy divertido. Sobre todo cuando, con la violencia y el gore que son marca de la casa, los personajes empiezan a matar a sus dobles de la forma más sangrienta posible. Pero es que incluso en este caso la serie logra sorprendernos al abrazar la familia a una de las copias del pequeño Lou como un miembro más, ya que los chicos son antiviolencia y no quieren matarse entre ellos. Sencillamente genial.

Melissa llena de sangre después de haber acabado con sus dobles

Para mayor lucimiento de Jodie, es ella la que acaba con Joven M.O.D.O.K. partiéndolo literalmente por la mitad gracias a su entrenamiento de pilates. Madre mía… y la gente que pierde el tiempo aprendiendo artes marciales.

Y para terminar el capítulo, la familia M.O.D.O.K. con su nuevo miembro el robot Lou, cenan juntos y se presenta el Super-Adaptoide que se disculpa por traicionarlos. Melissa señala que los traiciona constantemente y lo que hacen en reiniciarlo para que no lo recuerde. Otro punto genial.

Doble ración de Lou para la familia M.O.D.O.K.

Parece que hay un nuevo comienzo para todos, uno en el que M.O.D.O.K. y Jodie no se separan y vuelven a vivir juntos, aunque habrá que esperar al siguiente capítulo para ver si esto es así.

Valoración del episodio

Este capítulo nos brinda algunos momentos familiares muy divertidos y que rebosan una gran cantidad de creatividad. El tropo “quién es humano, quién es robot” está muy visto, pero aquí hay multitud de giros y elementos sangrientos y divertidos que le dan una nueva dimensión. Personalmente el principio, con ese M.O.D.O.K. disfrutando de su falsa familia, me ha parecido genial. Y los momentos de muerte, sangre y destrucción, con una orgía de asesinatos y accidentes crueles a cada cual más divertido, son un disfrute total.

También está muy llevado el enfrentamiento entre los dos M.O.D.O.K. El joven ve en la familia un impedimento para llegar a sus más altas metas (la dominación del mundo, vamos), mientras que su versión más adulta ha ido suavizándose con el tiempo. Sin dejar de ser un capullo y un cabroncete, está enamorado de Jodie y tiene cierto cariño a sus hijos. Lo que viene siendo crecer y hacerse adulto, con unas prioridades que van cambiando en la vida. Es de agradecer que una serie que no deja de ser una comedia gamberra e irreverente pueda tratar de esta manera tan buena estos temas sin dejar de ser divertida.

M.O.D.O.K. al cubo

Y como siempre, hay un par de sorpresas en la manga. La primera es cómo acaba Jodie con Joven M.O.D.O.K. Ni en un millón de años lo hubiera imaginado. Y por otro lado, a esta extraña familia no le importa añadir otro Lou, como si con un niño rarito no tuvieran bastante.

Ahora que el arco de Joven M.O.D.O.K. ha terminado, espero que los dos capítulos que quedan se centren en Austin y Hexus, la Corporación Viviente. Es un gusto ver cómo la serie va cerrando hilos de manera orgánica sin dejar de ser divertida y sin perder nunca su identidad propia.

Juanjo Avilés
Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ESTADO FUTURO #4: Aquawoman | La Liga de la Justicia

Estado futuro de DC ya está llegando a nuestras tierras con diferentes tomos para presentarnos lo que está por llegar tras Death Metal. Por...