Análisis de Powers of X #3. Una nueva sorpresa de Hickman

3

Quinto capítulo de la gran epopeya de Jonathan Hickman al frente de los mutantes y el escritor por fin nos da un respiro. Este episodio es el primero en el que guionista no ofrece una gran cantidad de información nueva, centrándose únicamente en la trama de un periodo temporal concreto.

Pincha aquí para leer todos los análisis de House of X / Powers of X

Orden de lectura:

  1. House of X #1
  2. Powers of X #1
  3. House of X #2
  4. Powers of X #2
  5. Powers of X #3
  6. House of X #3
  7. House of X #4
  8. Powers of X #4
  9. House of X #5
  10. Powers of X #5
  11. House of X #6
  12. Powers of X #6

La acción de este número se centra en el año 100 de la historia mutante. Hickman se toma un respiro de tantos conceptos de ciencia ficción para enseñarnos como Apocalipsis y los restos de su rebelión mutante hacen su jugada y consiguen recuperar los datos que tanto ansían, no sin múltiples sacrificios. Es muy agradable ver algo de acción y notar como se recuperan en cierta parte el espíritu heroico de los personajes. En cierto sentido este capítulo recuerda mucho al mítico Días de Futuro Pasado.

Apocalipsis contra Nimrod, el gran combate por el futuro mutante

¿Y cuál es ese dato tan importante para que los mutantes se decidan a hacer un ataque suicida en su búsqueda? Pues ni más ni menos conocer el momento exacto de la puesta en funcionamiento de Nimrod. Al principio el lector no puede evitar sentirse confundido ya que este dato no parece muy relevante a la hora de luchar contra las máquinas. Pero como de costumbre Hickman se guarda un as en la manga.

Resulta que toda esta trama nos está contando la novena vida de Moira, esa en la que nuestra protagonista decide aliarse con Apocalipsis. No la habíamos visto hasta ahora por que estaba en animación suspendida. El objetivo de los mutantes es saber cuando empezó a funcionar Nimrod para trasmitir este conocimiento a Moira sabiendo el poder mutante que ella tiene. Lobezno es quien despierta a la mutante de las muchas vidas para con una máquina creada por Apocalipsis imbuir el conocimiento que han conseguido en la mente de su amiga. Una vez hecho, Moira le pide a Logan que la mate para volver a la vida con este conocimiento.

Xorn y las Quimeras a punto de entrar en acción

Tengo que reconocer que no me espera esto pero ahora tiene mucho sentido que Xavier, en el presente, sepa tanto sobre la creación de Nimrod y pueda mandar a Ciclope en la misión de destrucción que vimos en el número anterior. Hickman demuestra que, pese a lo que muchos piensan, es un guionista con mucho que contar que no se basa siempre en la misma idea. Claro que todas sus obras tienen un aire característico, pero eso no es algo negativo. El lector sabe que cuando lee algo de Hickman no va a tener una historia de superhéroes típica. Con este escritor ciencia ficción, modernidad y sofisticación van de la mano con los temas clásicos del género más pijamero.

Por todo esto no es de extrañar la que incluso en un cómic centrado en la acción como este, Hickman incluya algún elemento propio de su cosecha como es la Iglesia de la Ascensión. Es una organización religiosa que establece que la humanidad es imperfecta y que hay una doble vía para le evolución. Una es la natural, a través de los mutantes y la otra es a través de la tecnología, de tal manera que a la raza humana sólo le queda abrazar la causa de las máquinas para sobrevivir.

Un bautizo en la Iglesia de la Ascensión.

A Nimrod la humanidad que lo ha creado y supuestamente debía proteger le viene importando entre poco nada. Ha superado totalmente su programación inicial tal y como se ha superado la dicotomía humadidad/mutantes para ser sustituida por el enfrentamiento entre máquinas y mutantes. Aunque ya sabemos (por lo que vimos en Powers of X 2), que si lo que se busca La Ascensión, la única manera de conseguirla es a través de la unión entre humanos, máquinas y mutantes.

Y todo esto dibujado con maestria por un R. B. Silva cada vez más entonado. Vale como ejemplo la escena en la que Lobezno mata a Moira, todo un ejemplo de espectacularidad y buen gusto a la vez. Sin duda el apartado gráfico tanto de House como de Powers of X esta más que a la altura de la historia.

Lobezno mata a Moira para que el ciclo vuelva a empezar

En resumen, estamos ante un número que, aunque pueda parecer menos interesante al principio, acaba siendo uno de los mejores de lo que llevamos de historia. Por la mezcla de acción y revelaciones, por recuperar el espíritu de las cruzadas temporales mutantes y por establecer un punto de ruptura inesperado en las líneas temporales de la trama aprovechando el poder de Moira. Y ahora, a esperar el inevitable enfrentamiento entre los mutantes y Orchis, los creadores de Nimrod, sin perder de vista lo que pueda ocultar la misteriosa vida seis de Moira.



el autor

Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

3 comentarios

  1. O lo leí yo mal, que puede ser, porque no esperé a la traducción ilegal en español, o creo que esos no son Magneto ni Xorn, sino otras dos quimeras. CREO.

    • Juanjo Avilés el

      Que tal Manuel, un placer como siempre. Pues tenemos razon los dos, Xorn si es su el personaje original pero en el caso de Magneto tienes tu razon, es una quimera de segunda generación llamado Peste y que es una mezcla de Lorna Dane (por eso se parece a Magneto pero usa el color verde) y Emma Frost. Puedes ver estos datos en la página donde esta el diagrama de los mutantes que aún están vivos en el Asteroide K.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
¿La vuelta al cole os deprime? ¿Se acaban las vacaciones en Torre del Mar y os agobia la pila de correos atrasados? ¿La vida en…