InicioseriesAnálisis de Supergirl. Temporada 2. Capítulo 14

Análisis de Supergirl. Temporada 2. Capítulo 14

¡Superman Returns! Ya nos gustaría… Quien vuelve es Dean Cain como papá Danvers en un capítulo donde se debe demostrar si el que va con un cojo, al año cojo y media. Esto es Homecoming (2×14).

Para leer sobre anteriores episodios pincha aquí.

 

Tras una noche de supercoito, Mon-El despierta sólo en la cama. Kara estaba salvando la ciudad y hasta tiene tiempo de llevarle el desayuno. Queda claro que son pareja pero Kara le pide discreción. Mon-El comprende la situación y a la entrada en el DEO lo suelta a grito pelao. Una visita a recursos humanos más tarde Winn localiza un transporte de Cadmus por lo que Supergirl y Detective Marciano acuden a detener el convoy. Para su sorpresa están desplazando a Jeremiah Danvers.

Al fin liberado, todo el mundo en el DEO recibe a Jeremiah como un héroe. Parece que tras varios intentos de fuga y la ayuda que le ofreció a Kara y Mon-El para fugarse de las instalaciones de Cadmus le sirvieron para recibir buen jarabe de palo. Hasta le han dejado un brazo tururú… Bueno, lo importante es la información que dispone: los radicales de Cadmus tienen una bomba nuclear que piensan detonar en National City y culpar del desastre a los extraterrestres. Por lo visto la fabricaron con la energía que le extrajeron a Supergirl en su última visita y Cyborg Superman la tiene casi lista para salir a escena.

La madre de las muchachas llega al DEO para abrazar a su hombre y ser, de una vez, una maldita familia feliz…no, no parece que ella irradie alegría, pero eso lo dejamos para luego. La sospecha de que Jeremiah esconde algo estalla en el cerebelo de Mon-El y está alerta a tope.

Se organiza una cena familiar para que todos se conozcan. Jeremiah acoge enseguida a Maggie como pareja de Alex pero parece que mama Danvers no está lista para ser un matrimonio feliz así de sopetón, necesita tiempo. Pero esto no nubla el buen rollo de Jeremiah (J’Onn accede a devolverle su antiguo puesto en el DEO) y el tequilla fluye hasta que Mon-El suelta sus comentarios incisivos sobre el patriarca de los Danvers. No cree que sea sincero son su familia y sus intenciones con el DEO. Esto sienta como una patada en la cara a toda la familia y tras la charla con Kara en plan “la has cagado enfrente de toda mi familia y vas a tu p#%& bola, payaso” lo mandan a su casa. No sin antes de que Jeremiah le acompañe a la puerta y le revele que conoce su verdadera identidad…

En el AlienBar, Winn y Mon-El beben y comentan sobre la verdadera razón del retorno del doctor Danvers. Winn promete tenerlo vigilado y, de paso, su novieta no-terrícola se deja ver y le hace carantoñas. ¡Bien por Winn!

Ya como un nuevo currante del DEO, J’Onn muestra a Jeremiah las instalaciones pero el doctor entra en el ordenador principal a en cuanto tiene ocasión. Winn y Mon-El se chivan a Kara y van a pedirle explicaciones pero parece que el señor Danvers quería buscar en Google, digo, en la base de datos del DEO las aventuras y logros de sus hijitas. Tanta sospecha pone a Alex como una moto, encarándose a su hermana por la osadía de señalar a su retornado padre como traidor.

Una nueva charla entre Winn y Mon-El sobre llevar una relación emocionalmente sana y responsable termina con un “Hable con ella” y con la alarma de Winn: han localizado la radiación de la bomba. La gente de Cadmus la está moviendo y todo agente acude raudo a detener a estos terroristas. Pero solo encuentran humo porque… todo ha sido una argucia de Jeremiah para colarse one more time en el ordenador central y copiar toda la info. Mientras copia los archivos le da tiempo de pegarse con J’Onn, noquear a Winn y a varios agentes, además de lucir ese brazo metálico tan cañero y práctico. Antes de irse se carga el pc, por supuesto.

J’Onn se recupera pronto y todos tratan de digerir el golpe emocional que les ha asestado el doctor Danvers. Tienen que dar con él, por lo que Winn sale a escena: le puso un localizador al traidor.

En un bosque Cyborg Superman y Lillian Luthor se reúnen con Jeremiah. En cuanto le entrega el USB, Supergirl y Alex entran en acción. Pero los malosos vienen preparados y detonan las vías de un puente, por lo que Kara acude apresurada a salvar la situación. Alex se queda sola mientras los demás escapan pero logra encañonar a su padre y trata de pedir explicaciones.  El doctor Danvers dice que todo lo hace por ellas y que le dispare o le deje ir. Impotente, Alex deja que su padre se pierda en el bosque.

Así pues, Alex llora la traición de su padre y Kara trata de reconfortarse con Mon-El en modo “novio que escucha” pero todo esto se rompe con la llamada de Winn: Jeremiah robó el registro de extraterrestres. ¿Para qué la querrá Cadmus? Nada bueno, porque… ¡parece que tienen un helitransporte!

Un capítulo muy entretenido en el que la telenovela ha quedado a un tercer lado, tenemos perdido de vista por completo a Jimmy y su Guardian y con una aventura que hace, de verdad, avanzar en la trama principal de la temporada. El regreso de Dean Cain como agente doble aporta mucha dinámica al resto de personajes y los trastoca por completo. Amigos y familia quedan patas arriba y él, pese a quedar retratado como un traidor, ese “tenemos un trato” que pronuncia al final del episodio mientras conversa con Lillian creo que deja intuir que este hombre vendió su alma a Cadmus por sus hijas.

No le han faltado toques de humor (Winn y Mon-El son esos alivios cómicos que agradeces que aparezcan en pantalla) y momentos chulos como el dinámico inicio del episodio (que segura de sí misma nos han mostrado a Kara con una actitud brillante, enérgica y segura como pocas veces), el salvamento del tren (muy Superman de Donner) o todos esos instantes en los que en conflicto/relación entre Jeremiah y Alex brotaba en pantalla. Emotivo, intenso y rebosante de verdad, quedando bien plasmado en sus personajes. Queremos más de esto, responsables de la serie. Que alguien llame a Greg Berlanti o le escriba una carta, un Twitt o algo.

Exceptuando el maquillaje de Cyborg Superman que me parece una patraña, me ha molado el brazo cibernético del doctor Danvers, por hablar de algo de maquillaje y prótesis. El CGI ha no ha sido el gran protagonista del capítulo pero cuando se ha dejado ver ha funcionado de maravilla. Bueno, menos cuando Kara enfoca la detonación de las vías… unos gráficos muy de Nintendo 64 tirando a SuperNintendo.

La semana que viene no pueden bajar el listón (¿nos revelarán quién demonios es Mon-El?), exigimos que la serie mantenga la calidad del episodio de hoy. Parece que Cadmus seguirá dando guerra (¿con el helitransporte quizás? ¿Se dejará ver Nick Furia/Samuel L. Jackson por la serie [ese señor sale en todo]?) y nosotros seguiremos hablando de ello, aquí, bien felices.

Ex colaborador de la webhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad