Inicio series Análisis de The Expanse. Temporada 5. Episodio 7

Análisis de The Expanse. Temporada 5. Episodio 7

Seguimos analizando la quinta temporada de esta gran serie que es The Expanse, la cual, basada en la saga de novelas de James S.A. Corey, pueden ver en Prime Video. Hoy es el turno del episodio 7.

Bienvenidos una vez más a nuestro análisis semanal de The Expanse que, esta vez, nos ha regalado uno de esos grandes episodios espaciales que en lo personal tanto me gustan, sin que ello vaya en desmedro de varios diálogos muy buenos. El episodio es el séptimo de la quinta temporada y lleva por título Oyedeng, término que, en el dialecto de los habitantes del Cinturón ideado por los autores de la saga (recordemos que son dos aunque firmen como uno), significa “adiós”.

Cumplo en advertir, por si aún no lo han visto, que SE VIENEN SPOILERS DE LA TRAMA. Si quieren echar un vistazo a nuestros análisis anteriores, pueden hacerlo aquí.

La Sombra del Pasado

Tal como dijimos, el que nos ocupa es un episodio lleno de espacio y buenos diálogos, la mayoría de ellos a bordo de la Pella y en el contexto del triple conflicto Marco – Naomi – Filip. El que la suerte del Sistema Solar se esté definiendo en una disputa entre padres por la crianza y destino de su hijo puede parecer pueril y, sin embargo, es uno de los puntos altos que dan interés a la temporada al ayudar a entender cómo las pequeñas tormentas se traducen en las grandes.

El primer diálogo fuerte se produce entre Marco y Filip. Este último está interiorizándose sobre los sucesos de Ceres mientras su padre, en tono épico, le dice que fue donde comenzó todo. Acto seguido, la conversación gira hacia la Chetzemoka, nave en la cual llegó Naomi para luego entregarla a Filip a los efectos de que se largase de allí. Marco pregunta a su hijo si piensa dar algún destino a la misma, pues para la Armada Libre solo es chatarra, pero Filip responde negativamente y todo indica que el líder terrorista tiene en mente un plan que aún no revela.

El segundo diálogo es entre Marco y Naomi, quizás el más intenso de todo el episodio, con un muy interesante duelo actoral entre Dominique Dipper recreando a una mujer angustiada y Keon Alexander que se mueve entre opuestos, pasando de líder desquiciado a hombre débil y despechado que, al evocar su pasado junto a Naomi, le recrimina no haberlo acompañado en sus sueños cuando él creía que pensaban igual.  Hasta hay en el episodio algún flashback de un pasado familiar feliz.

Aun así, Marco no escatima en ponzoña al decirle que la única razón por la cual no la mató fue no dejar dos veces sin madre a Filip. De manera sorpresiva, le abre su lugar de reclusión y le vuelve a permitir moverse por la nave: cuesta creerlo ya que ella acaba de frustrar un sabotaje por él perpetrado, pero debe ser visto a la luz de los sentimientos encontrados y de la sombra de un pasado compartido que, a pesar de todo, se resiste a desaparecer.

El tercer diálogo es entre Naomi y Filip, quien se sorprende al verla en libertad e insiste en manifestar admiración hacia su padre, al que ve como un gran líder: de hecho, lo hace más enérgicamente cuando está en presencia de su madre que cuando no, es decir que lo suyo parece más actuación que convicción. Ella le replica que Marco es un sujeto manipulador que alguna vez también la hizo a ella sentirse lo más importante del mundo, pero que se trató de una sensación ficticia rápidamente extinguida. Equipara, por tanto, su pasado encandilamiento con Marco con la idealización que de él hace su hijo.

Él quiere saber por qué lo abandonó y replica que nunca lo hizo, sino que quiso llevárselo consigo al darse cuenta cuenta del monstruo en que Marco se estaba convirtiendo, pero este la descubrió y ocultó al niño. Naomi dice haberlo buscado durante meses hasta que abandonó el intento y, desconsolada, pensó en lanzarse al espacio por una esclusa, pero se abstuvo al evaluar que nada cambiaría para Filip el que ella estuviese viva o muerta.

La Sombra de la Culpa

Como avalando sus palabras, una escena en el puente de mando nos muestra a Marco enseñándole a su hijo imágenes de las multitudes coreando su nombre y echándole en cara la diferencia entre ambos en cuanto a aptitud de liderazgo. Pero Marco es un personaje de los más ricos de la temporada, lleno de matices y contradicciones, tanto que con absoluta naturalidad gira el tono de su discurso para aleccionar a Filip acerca de la importancia de que algún día tome su relevo y sea también su nombre voceado a coro. Más aún: hace que los tripulantes de la Pella lo hagan. Toda la escena denota claramente el poder de manipulación de que hablara Naomi: está claro que la lógica que mueve a Inaros es totalmente perversa y deja pequeño a Maquiavelo. Lo que no está tan claro hasta allí es si Filip terminará engatusado por su discurso o, por el contrario, sabrá reconocer al monstruo del que su madre le habló.

También Cyn tiene una intensa charla con Naomi, en la cual confiesa haber sido él quien ayudó en aquella oportunidad a Marco a ocultarle a Filip. Naomi muestra una profunda decepción con su amigo y los ojos de este se llenan de lágrimas al recordar la culpa que sintió al verla luego de pie en aquella esclusa y con la intención de saltar al espacio. Manifiesta que le gustaría poder resarcirse por lo hecho si existiera una forma y ella responde que la mejor sería ayudándole a recuperar a su hijo.

Viva la Épica

La Rocinante, superado el intento de sabotaje, ha salido finalmente a la caza de la Zmeya, pero la pesquisa está difícil pues la nave fugitiva, ha trazado deliberadamente su curso en una zona del espacio muy transitada como ruta comercial, lo cual lleva a confundir el rastro.

En ese momento, establecen contacto con la Razorback, que previamente había hecho lo mismo con Avasarala.  La sorpresa de Holden es grande pues imaginaba a Alex en Marte y no patrullando la zona del Cinturón, pero su amigo, evitando detalles y yendo a lo importante, le pone al tanto de las operaciones de tráfico de armamentos entre Marte y la Armada Libre.

Al mostrarle las naves de las que se ha hecho Inaros, Holden descubre la Chetzemoka, lo cual transforma la expresión de su rostro.

Monica, percatándose de ello y temiendo al impacto que sobre él pueda tener el saber a Naomi cautiva de Inaros, le insiste en la necesidad de destruir la protomolécula como principal objetivo. Dicho de otro modo, si Inaros tiene a Naomi, ello debe ser puesto en segundo plano y no interferir. Holden acepta su razonamiento aunque claramente de mala gana: es evidente que él también tiene su propia lucha interior.

Pero lo más importante a los efectos de la persecución de la Zmeya es que Alex les pasa datos acerca de los posibles movimientos de la flota y no sería raro que la nave lleve curso de encontrarse con la misma, lo cual hace más fácil seguirla y, en efecto, salen a la caza. Al producirse el encuentro, la Rocinante recibe una andanada de torpedos y neutraliza los primeros, pero el ataque es demasiado masivo.

Épica espacial pura y de la buena: Holden coloca a la Rocinante en maniobra de barrenado y, girando alocadamente, logra destruir la totalidad de los torpedos.

La Zmeya está desarmada y puede ser abordada, pero antes de que puedan hacerlo, la nave estalla para estupor de Holden, cuya consternación remite a aquel inicio de la serie en que le tocara presenciar la destrucción del Canterbury. No se sabe hasta aquí si la muestra de protomolécula también ha quedado destruida o ya no estaba a bordo.

Adiós

La escena final nos lleva de vuelta a la Pella. Marco pone al tanto a Naomi de que utilizarán la Chetzemoka como señuelo para atraer a la Rocinante y destruirla: sabe perfectamente, claro, que Holden irá tras ella para intentar rescatarla, dado el vínculo sentimental entre ambos. Naomi estalla en desesperación y más aún al ser anoticiada de que (según Marco, claro) ha sido idea de Filip. Es poco probable que así haya sido, pues Marco ya daba visos de tener un plan desde aquella conversación con la cual se iniciara el episodio, pero sí es cierto que a Filip se lo ve convencido del plan y hasta golpea a su madre: parece haber tomado partido finalmente.

Devastada, Naomi va en busca de una esclusa. Viéndola en los monitores y sabiendo de su intento suicida en el pasado, Cyn se dirige allí para disuadirla al respecto pero, Naomi, imperturbable, le dice “no deberías haberme seguido”, tras lo cual abre la esclusa y se arroja hacia la Chetzemoka inyectándose una jeringa de lo que se presume sangre oxigenada (si hacen memoria, luce idéntica a la que Holden le aplicara a Monica en el segundo episodio de la temporada). Cyn, estupefacto, la ve partir y queda expuesto a la acción del vacío, así que posiblemente debamos darlo por muerto.

¿Pero qué ocurre con Naomi? Pues al alcanzar la Chetzemoka con su impulso, abre la puerta y se introduce. La pregunta que, desde ya, nos estamos haciendo todos, es si realmente puede un ser humano sobrevivir en el vacío del espacio exterior: la respuesta es que puede hacerlo durante unos veinte, tal vez treinta segundos, siempre y cuando mantenga sus pulmones libres de aire, pero no estallan los ojos como muchas veces hemos visto en el cine (sí se hinchan y se ponen rojos) ni tampoco se produce congelamiento instantáneo pues el calor del cuerpo no tiene hacia donde fluir; debería, claro, perder la conciencia ante la falta de oxígeno pero se supone que para evitar eso es la inyección que Naomi se aplicó en la pierna.

Se ve difícil, de todos modos, que, sometida a tales condiciones, alcance a abrir y cerrar la puerta, tras lo cual debería, en teoría, esperar unos segundos más a que se cumpla la presurización. ¿Es creíble entonces la escena? Digamos que en un cincuenta por ciento.

Pero saliéndonos de la verosimilitud científica y regresando a la serie, nos queda preguntarnos cómo habrán visto la situación desde la Pella. ¿Pensarán que ha muerto? De ser así, ¿influirá ello sobre el comportamiento futuro de Filip ahora que parece algo más decidido a seguir a su padre? ¿O la osada valentía demostrada por su madre lo llevará a replantearse su modelo a seguir?

Por lo pronto, el “adiós” a que hace referencia el título del episodio tiene que ver, seguramente, con que Naomi ha tenido que dejar atrás varias cosas importantes de su vida: entre ellas, obviamente, su hijo. Y aunque la decisión se entienda a partir de su propia desilusión, está claro que lo eligió a Holden por sobre él. Adiós al pasado, en pocas palabras…

Balance del Episodio

The Expanse nos sigue entregando grandes episodios en esta temporada y lo genial es que no se vienen pareciendo entre sí, sino que cada uno tiene su propio perfil y personalidad. No hemos tenido nuevas noticias de Avasarala (salvo por una breve comunicación desde la Razorback) ni tampoco de Amos, es decir que no sabemos nada nuevo sobre qué está pasando en la Tierra. Ni siquiera de Drummer, quien quedó en evaluar junto a los suyos la propuesta de Inaros.

Pero hemos tenido espacio de sobra y eso siempre se agradece, sobre todo cuando nos trae escenas como la de la épica cacería de la Zmeya: impagable volver a ver en acción a la Rocinante, lo cual extrañábamos desde la tercera temporada, pues la cuarta no nos  dio demasiadas posibilidades al circunscribir mayormente la acción al planeta Ilus. Por momentos me retrotrajo a aquellas maravillosas escenas como las de Alex maniobrando entre los asteroides o Bobbie Draper en su antológico escape con Avasarala.

Pero los diálogos tuvieron también una importancia extra y al estar dados en situaciones de aislamiento y, por decirlo de algún modo, “entre cuatro paredes”, cobraron un grado de intensidad muy especial que ayuda a entender mejor la gran trama a nivel político. Marco Inaros termina por confirmarse ya no solo como el gran villano sino como el gran personaje de la temporada gracias al enorme trabajo de Keon Alexander manejando magitralmente una difusa línea entre frialdad y pasión: cuando parece tener todo bajo control, hay algo que lo tambalea; cuando parece flaquear, resulta que lo tenía todo calculado.

Tres grandes dudas nos deja este episodio. Por un lado, hemos visto estallar la Zmeya pero desconocemos si la muestra de protomolécula se ha destruido con ella. En segundo lugar, no sabemos si Cyn murió y, en todo caso, la decisión de Naomi de abrir la esclusa aun estando él allí, lo ubica también como parte del pasado con el cual ella ha roto: después de todo, había ayudado a Marco a quitarle a su hijo. Por último, queda por saber, justamente, qué pasó con Naomi, a quien hemos visto, al parecer, llegar viva, aunque no en el mejor estado, a bordo de la Chetzemoka, más allá de algunas cuestiones de verosimilitud científica ya señaladas.

Hay dos personajes que no sabemos cómo van actuar. Uno es Filip: ¿vio “morir” a su madre? Si así lo cree, difícil es que no se vea afectada su aparente fidelidad a Marco, la cual, a decir verdad, nunca termina de parecer completa: cuando parece que sí, la sensación es de querer convencerse a sí mismo más que de postura firme. Habrá que ver, además, si el acto de arrojo (nunca mejor término) de su madre le remueve algo en su interior.

El otro interrogante es Holden, de quien no sabemos si realmente privilegiará el objetivo principal por sobre la vida de Naomi. Además, si realmente Marco cree que ella ha muerto y decide arrojar la Chetzemoka contra la Rocinante, habrá qué ver cómo actúa el resto de la tripulación de esta última y hasta qué punto estarán dispuestos a seguir a Holden.

Veremos qué nos depara al respecto el siguiente episodio. Gracias por estar una vez más y los espero la próxima semana. Hasta entonces y sean felices…

Rodolfo Del Bene
Soy profesor de historia graduado en la Universidad Nacional de La Plata. Entusiasta del cine, los cómics, la literatura, las series, la ciencia ficción y demás cosas que ayuden a mantener mi cerebro lo suficientemente alienado y trastornado.

2 COMENTARIOS

  1. Esta serie está la 2º en mi top de series scifi del espacio, y sin estar en desacuerdo en las virtudes que mencionas, hay dos cosas que me encantaron que ya no están en esta temporada y que echo mucho en falta… 1º el royo detectivesco de la primera temp. 2º protomolécula… mundos nuevos… cilivizaciones alienigenas… todo ese royo….

    Las tramas politicas e historias personales de los personajes principales… si están tan bien contadas como en esta serie… vale… way… pero jo… v.v yo quiero de lo otro.

    Aprovecho para preguntar. Aquí habeis leido las novelas? Hay más trama de lo que echo en falta en ellas? (consecuentemente podría haberlo sino cancelan la serie…)

    Un saludo

  2. Hola Peter:
    Gracias por leer y por comentar. Creo que cada momento de la serie se ha caracterizado por privilegiar algo diferente. La parte detectivesca que mencionas fue maravillosa, pero creo que fue esencial sobre todo mientras lo tuvimos a Josephus Miller; al desaparecer él (lástima, por cierto, gran personaje) era bastante lógico que la trama girase hacia otro lado. En cuanto a la protomolécula, es como que siempre está, aunque, claro, en estado latente en este caso. En lo personal, soy muy amante de las tramas de geopolítica en el espacio sin alienígenas y quizás por eso me guste mucho esta temporada, pero ojo, todas me parecieron grandiosas; solo le vi un bajón en la cuarta, que es consecuente con los libros: el cuarto es muy transicional.
    Y a propósito de las novelas sobre las que preguntas, sí, he leído todas las que se publicaron en español más un par en inglés y estoy terminando la séptima. Como suele ocurrir, se respetan bastante los hechos pero hay cambios. Por lo general, cada temporada sigue un libro pero no es exacto: solo por citar un ejemplo, en esta quinta temporada mataron a Fred Johnson, algo que recién ocurre en el sexto libro y de ello se derivan consecuencias tales como el resentimiento de Camina Drummer, lo cual hace que la trama de esta se vuelva ahora algo imprevisible aun para quien conozca las novelas. Otra cosa que ocurre al adaptar es que algunos personajes pueden perder matices por el camino: eso lo noté, particularmente con Murtry en la cuarta temporada, que en las novelas es bastante más oscuro y contradictorio, del mismo modo que los colonos de Ilus no son tan “buenitos” como se los pintó en la serie. Pero también hay casos en los que ocurre lo contrario: creo que Keon Alexander cargó al personaje con más tintes de los que tiene Inaros en los libros, lo cual es gran mérito del actor. Con esto de adaptar, siempre se gana y se pierde; creo que lo importante es que las novelas estén bien traducidas a un lenguaje visual y eso creo que lo han logrado. Y volviendo a tu pregunta inicial, lo que estás viendo en la serie se corresponde bastante en temática y esencia con lo que se lee en las novelas.
    Los libros son nueve, pero las temporadas serán seis, lo cual tiene cierta lógica porque en el séptimo libro hay un salto temporal de treinta años y ya sabemos que una serie es muy difícil de continuar cuando tienes que cambiar prácticamente todos los personajes y actores (a los que quedan hay que envejecerlos además), así que me parece una sabia decisión no continuar más allá de la sexta (aunque bien podrían hacer un spin – off o algo así para aprovechar el material de los otros tres libros).
    En fin, Peter, muchísimas gracias por tu valioso aporte. Estamos en contacto y espero que sigas leyendo. Un saludo y que estés bien!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

2×1 en Marvel: Tenemos título oficial de Spider-man 3 y fecha de estreno de la serie de Loki

Una tarde con muchas sorpresas para los fans de Marvel, Spider-man y del mundo superheróico en general.  Ya que hemos recibido dos noticias que...

Análisis de Superman & Lois. Temporada 1. Episodio 1: Piloto

Bienvenidos al análisis de Superman & Lois. Iré directo al grano: esta serie está llamada a ser una de las series del año. Su...

Os mostramos un adelanto de la banda sonora de la Liga de la Justicia de Zack Snyder

Mucho se está hablando en estos días del Snyder cut. Aquí en Las cosas que nos hacen felices tenemos a Juanma que nos mantiene...

Todas las zapatillas de Lupin de Netflix

¿Todavía no conoces todas las zapatillas que luce Lupin en la serie de Netflix? Las zapatillas de Lupin, protagonizado por Omar Sy han causado...

Crítica de Explota Explota, alegría de vivir a ritmo de Raffaella Carrà

Desde hace unas pocas semanas, Amazon Prime ha incorporado a su catálogo Explota Explota, una película que se estrenó el septiembre pasado y que...

Netflix presenta el avance de Jupiter’s Legacy, la serie basada en los cómics de Mark Millar

Netflix ha presentado el teaser-trailer de Jupiter's Legacy, la primera producción de la plataforma basada en los cómics creados por Mark Millar. Jupiter's Legacy se...

Reseña de No lo abras jamás. Una reflexión de Ken Niimura sobre lo prohibido y la naturaleza humana

Introducción El pasado mes de enero Astiberri Ediciones publicó No lo abras jamás. En un formato parecido al Manga pero descrito como álbum, el autor...

ÚLTIMOS COMENTARIOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad