Análisis de The OA. Temporada 1. Capítulo 6

0

Bienvenidos amigos y amigas a un nuevo repaso a The OA. Misterio, romance, realismo mágico… tenemos de todo en este cruce entre Línea mortal y El Silencio de los Corderos que nos trae la popular cadena Netflix. En esta ocasión vamos a hacer un repaso al sexto capítulo de la temporada, Forking Paths (senderos bifurcados).

El capítulo anterior nos dejó mordiéndonos las uñas con el regreso a la vida de Scott y la revelación de que los ‘movimientos’ del otro mundo pueden generar eventos milagrosos, incluso abrir una puerta a otra dimensión por la que nuestros cautivos podrían escapar ¿Lo conseguirán?, ¿Por qué se titulará así este episodio, habrá una ruptura entre los compañeros de OA? Veamos qué es lo que ocurre en el capítulo más corto de la serie, contando solamente con 30 minutos de duración.

Si quieres ponerte al día antes de continuar, échale un vistazo a nuestro análisis de los capítulos anteriores:

El episodio comienza con Buck, algo predecible ya que cada capítulo nos cuenta alguna pieza sobre la vida del grupo de ‘acólitos’ que se reúnen noche tras noche para escuchar la historia de OA. Tras oír a sus padres discutir sobre el (o sobre su naturaleza Transgénero, mejor dicho) este coge la bici y se pone en camino hacia la casa abandonada, en el camino se encuentra algo de lo más curioso: una mochila roja rodeada de bengalas en medio de la carretera.

La escena pasa sin más, sin embargo, lo más avispados recordarán que Rachel una de las cautivas de la historia de OA nos contó que su ECM transcurrió tras un accidente que tuvo en carretera donde también había una mochila de color rojo… no solo eso, sino que tanto Buck como Rachel comparten talento, ambas cantan estupendamente. ¿Coincidencia? O bien los acólitos de OA están conectados de alguna manera con los cautivos o quizá el accidente ha ocurrido dos veces, en dos realidades distintas. Todo un misterio.

Buck se encuentra un escenario de lo más desconcertante…

Cuando OA retoma la narrativa nos cuenta que han pasado otros dos años de su cautiverio. Renata y Scott han conseguido otros dos movimientos, faltando el quinto y último que debería ser entregado a Rachel. Prairie nos revela entonces la verdadera naturaleza de sus misteriosas cicatrices, parece que el viaje inter-dimensional podría causar amnesia por lo que el grupo decide hacerse escarificaciones simbolizando los movimientos para así no perderlos en caso de olvidarlo todo. Todo esto está muy bien pero tenemos un pequeño problema… nuestro ‘querido’ doctor Hap no solo está ojo avizor, está total y completamente obsesionado e investigando los movimientos.

Y ahora ¡sorpresa! Resulta que Hap no estaba solo. Su mentor, Leon, (que es aún peor que el) también está haciendo experimentos sobre las ECM. Resulta de los más curioso el observar a este par de psicópatas discutir con toda tranquilidad sobre la moralidad de sus experimentos entre copas y viandas, declarando someramente: “no existe una línea que divida el bien y el mal, solo lo que un hombre puede soportar”. Si bien discutible, nos proporciona una clara imagen de la filosofía de Hap.

Aquí es donde viene la explicación sobre los senderos bifurcados, Hap cree que las ECM abren caminos a otras dimensiones cada una diferente según el individuo y que los movimientos permiten viajar entre ellas. Por supuesto, no hay honor entre psico-killers y Leon intenta sonsacarle información a Hap a punta de pistola así que este se ve obligado a matarle para sobrevivir. Esta escena nos plantea una pregunta de los más interesante: como ya os comenté la semana pasada, OA es una narradora no fiable, podemos creer que partes de su historia (como la ECM de Homer) no son‘retransmitidas’ a través suya pero, ¿cómo sabía ella que Hap mató a Leon? Ya que nos resulta difícil pensar que este se lo contase, podría suponer una fisura en la coherencia narrativa… ¿Es posible que OA este inventando partes de la historia, sino la historia al completo?

OA dentro de la máquina de Hap.

Desesperado, Hap le propone a OA un plan ‘a lo loco’: establecerse en unas montañas lejanas y utilizar los dos primeros movimientos para curar a la gente, gente rica por supuesto, ¡ah! y continuar los experimentos. Cuando Prairie le pregunta por los demás, Hap simplemente dice que “es un detalle” que se ocupara de ellos. En fin, decir que el tipo alejado de la realidad sería un eufemismo. Tras mandarle al garete OA experimenta una nueva ECM pero Kahtún, su espíritu guardián, no está. Parece que los habitantes del otro lado no están interesados en que el grupo obtenga el quinto y último movimiento.

De vuelta a la vida Hap nos revela algo increíble, el extraño sonido que OA escuchaba durante su ECM se corresponde con el que emiten los anillos de Saturno, ¿viajaría su conciencia hasta allí tras su muerte? De vuelta a la celda, Prairie y Homer mantienen una conversación sobre cómo será el jardín de su casa cuando sean libres en otro mundo… una conversación sobre no rendirse. En la última escena, un Hap hipnotizado por la canción de los anillos de Saturno es sorprendido por el Sheriff local, que al darse cuenta del tinglado le pone el cañón de su pistola en la cabeza ¿le volará la tapa de los sesos? Tendremos que esperar al próximo capítulo para averiguarlo.

Valoración

He de admitir que después del episodio anterior, Forking Paths es más bien un jarro de agua fría. A parte de su escasa duración, todos los giros importantes de guion como la introducción (y salida, vaya) de Leon o la revelación de Saturno pasan más bien sin pena ni gloria. Desde un punto de vista técnico la serie sigue regalándonos una cinematografía más que correcta, proponiéndonos una vez más diversidad de escenarios, si la semana pasada teníamos la Habana esta tenemos el hospital que sin ser comparable aporta frescura igualmente.

En cuanto a los misterios, algo pasa con Rachel. No solo parece estar conectada con Buck sino que es la única a la que le falta su movimiento. OA teoriza que son los guardianes del otro mundo los que no se lo quieren revelar por culpa de la vigilancia de Hap pero, ¿es así realmente? Además, las plantas de su prisión son las únicas que están muertas… desde luego parece que el personaje tiene algo inusual. Si de verdad existe una conexión entre los cautivos y el grupo de OA del presente, será curioso elucubrar sobre quién representa a quién.

Y hasta aquí el repaso a este sexto capítulo de The OA, espero que os haya resultado interésate. Ya sabéis, si os apetece comentad y nos vemos la semana que viene, hasta entonces pasadlo bien y, como siempre, ¡sed muy felices!



el autor

Graduado en Estudios Ingleses por la Universidad Autónoma de Madrid. Aficionado a la literatura, el arte, el cine y el mundo de los videojuegos, con una especial predilección por el género de ciencia ficción en todos los medios.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Marvel ha hecho oficial el anuncio de una nueva producción a su larga lista de largometrajes.  El 26 de enero de 2017 dio comienzo el…