Análisis de Westworld. Temporada 2. Capítulo 4

11

Bienvenidos una semana más a Westworld. Para todos aquellos que no hayan visto El acertijo de la esfinge, cuarto capítulo de esta segunda temporada, aquí tenéis los análisis de todos los capítulos anteriores. Para el resto de lectores, vamos al análisis de uno de los mejores episodios que nos ha ofrecido la serie.

EL ETERNO SINSENTIDO DE JAMES DELOS

Parece que esta segunda temporada está apostando por un enfoque menos coral que en la primera. Sí, seguimos viendo muchos personajes con sus correspondientes tramas, pero se ha vuelto una costumbre no verlos a todos en el mismo capítulo. En esta ocasión, Lisa Joy, cocreadora de la serie junto a Jonathan Nolan, dirige un capítulo que es puro Westworld: grandes cuestiones, conversaciones reflexivas y un constante jugueteo con la narrativa espaciotemporal marca de la casa Nolan.

Prueba de ello es el magnífico segmento del capítulo dedicado a James Delos, el primer jefe de Westworld. Aunque separado, como suele ser costumbre, en varias escenas a lo largo de estos setenta minutos, por sí sola se trata de un fascinante documento cinematográfico en el que se juega con la identidad, lo que nos hace ser humanos y uno de los pocos temas que no había tocado la serie: la vida eterna.

James vive confinado en una vivienda aséptica, muy al estilo de todo lo que vemos en Westworld. Su vida no puede ser más repetitiva. Un temblor en la mano parece delatar una enfermedad. Tal vez la que hizo que se retirara en favor de William. Este le visita con una botella de whisky para decirle que no va a salir en un tiempo. James, enfadado y desolado, le recrimina su actitud. William le responde entregándole un documento cuyo contenido, al principio, desconocemos.

Es en la segunda escena cuando la copia exacta de los movimientos y diálogos delatan la identidad de James. No es un ser humano. Su temblor no se debe a una enfermedad, sino a una alteración de su programación. Por lo tanto, es un anfitrión.

La visita de William  es un test que permite valorar la estabilidad mental del anfitrión. En el papel encontramos las frases que se han programado en la mente de James. Él alucina. Hace siete años, antes de morir, James se ofreció a transferir su conciencia al cuerpo de un anfitrión. Es decir, los anfitriones no son solo un instrumento de entretenimiento para los seres humanos, sino un medio para alcanzar la vida eterna, en una trama que recuerda de forma superficial a la infravalorada Los sustitutos de Bruce Willis.

La cuestión es que el objetivo está lejos de ser alcanzado. Tanto en esta como en sucesivas ocasiones, William desvela que lo que en teoría era un camino fácil para la inmortalidad se ha convertido en un calvario en la que la tecnología tiene que luchar contra la propia naturaleza del ser humano. Y es que estos anfitriones no son capaces de sostener a una mente humana, nada programada. Aunque al principio sospechaban de un rechazo agudo a la manera de los trasplantes de órganos, con el tiempo han descubierto que la mente no es capaz de soportar la realidad de una vida más allá de otra. En resumen, William le llama el problema de la meseta cognitiva.

De hecho, su existencia es un sinsentido. Ha vencido a la muerte pero, ¿De qué forma? Encerrado, cambiando de cuerpo cada cierto número de días, con su mujer e hija muertas. Incapaz de salir. En cambio, para William, una ambición ilusionante se convirtió con el tiempo en una cínica decepción.

EL HOMBRE DE NEGRO SIGUE JUGANDO

Sin duda, el personaje más interesante de esta segunda temporada es Willblack, nuestro querido villano, del que vamos conociendo más de su pasado y presente conforme pasan los capítulos. Una magnífica forma de aprovechar a todo un actorazo como Ed Harris.

El hombre de negro y Lawrence marchan hacia el pueblo del segundo, donde son emboscados por los sádicos confederados que Teddy dejó escapar tras la batalla contra los mercenarios de Westworld. Por primera vez en toda la serie, nuestro querido villano hace una buena obra, salvando al pueblo de los confederados. Él afirma ante Ford (con el rostro de la hija de Lawrence) que ha sido por el bien del juego. Pero esa lluvia parece despertar el suicidio de su mujer, por lo que podemos suponer que fue un acto de redención.

Ford da una de sus típicas frases crípticas: si miras adelante, te equivocas. Para jugar, William debe escarbar en su pasado. Cosa fácil, teniendo en cuenta el encuentro final y la resolución de una de las teorías de la serie: Grace es la hija de William, y no parece tener cara de buenos amigos cuando se sitúan frente a frente. El hecho de que manejara los entresijos de The raj y que conozca el idioma de La nación fantasma (cuyo jefe, por cierto, parece ser el hombre/anfitrión que vendió la tecnología de Westworld a Logan) nos hace sospechar un conocimiento profundo del juego, pero este parece más enfocado a hacer daño a su padre que a averiguar la esencia de Westworld. ¿Es el encuentro entre padre e hija una treta más de Ford?

BERNARD Y LA SOMBRA ALARGADA DE FORD.

Como habíamos supuesto, Clementine se lleva a Bernard fuera del campamento. En una cueva se encuentra con uno de los grandes regresos de la serie: Elsie, la programadora desaparecida desde mediados de la primera temporada. El encuentro ha sido orquestado por Ford, cuya influencia es muy palpable en este capítulo. Al fin y al cabo, tanto Bernard como Ford son los únicos conscientes de que siguen jugando.

Bernard debe desvelar su identidad como anfitrión para que Elsie le cure, ya que no tiene líquido cortical y su fallo cerebral es prácticamente generalizado. Además, su programación actual le impide distinguir la línea temporal. Pero sí que recuerda que dentro de la cueva hay una instalación secreta de Delos.

Descubrimos que dicha instalación es, precisamente, el lugar donde William mantenía encerrado a James Delos. Bernard, mientras se encuentra perdido en su memoria, explica a Elsie que Ford ha muerto y que los drones anfitriones estaban construidos para vigilar invitados.

Durante la exploración, Elsie y Bernard se enfrentan a un demente James Delos. Pero lo verdaderamente revelador de este capítulo es el recuerdo de Bernard en el que acaba con el personal de laboratorio y rescata un material esférico que se presupone el hardware para transferir conciencia de un cuerpo a otro. ¿Para quién era? En mi opinión, Bernard lo hizo para Ford, cuya voz encontramos en diferentes anfitriones y, tal vez, busque llegar a un cuerpo definitivo una vez sea posible.

EL ACERTIJO DE LA ESFINGE

Los creadores de la serie parecen empeñados en dar pistas hasta en los títulos de los episodios. Dicho acertijo hace referencia al enigma que la esfinge que custodiaba Tebas planteaba a todo aquel aventurero que quisiera entrar. ¿Qué criatura camina en cuatro patas por la mañana, dos patas al mediodía y tres en la noche? La respuesta es la figura central de Westworld: el hombre. Bebé que gatea a cuatro patas, adulto que camina sobre dos y anciano que se apoya en un bastón. Puede ser que la adivinanza haga referencia a la humanidad o a que Ford puede conseguir derrotarla al desechar las cuatro patas y las tres. Seres humanos con cuerpos inmortales. Por el momento, sigamos soñando con esa posibilidad. Aunque para algunos, entre los que me encuentro, tal vez sea una pesadilla.

Un saludo y sed felices! ¡Hasta la semana que viene!

el autor

Médico en los meses más oscuros de mi vida . Bajo la tenue luz del flexo, busco reafirmar mis conocimientos sin despreciar las cosas que me hacen feliz.

11 comentarios

  1. jose arjona el

    Excelente analisis como siempre. Lo de Bernanrd y los cuerpos que seran recipientes del nuevo software quizas son los cuerpos que vimos en el capitulo 1×07 cuando Theresa descubre el lab secreto de Ford, en el cual habian dos bocetos uno de de Dolores y otro de Bernard/Arnold. Quizas sea asi, ya que como Maeve lo sabe, es necesario un cuerpo nuevo para salir de alli, ya que todos tienen un explosivo que se activa si los anfitriones tratan de dejar el parque. Ahora que conciencia van a transferir a esos cuerpos ni idea.

    • Buenas,

      Relacionado con los explosivos instalados en los anfitriones, me surge una duda. En el capítulo anterior, vimos como el tigre de Bengala sobrepasó los limites del parque y no le sucedió nada. ¿Será porque en definitiva está en otro parque o porque el sistema central que gobierna el parque está caído y no funciona?

  2. Sofia Ricarte el

    Como siempre, te comento a dos partes:
    a) Requiero de tus análisis para entender la serie, porque soy tonta de la parra.
    b) Aunque, en general, estoy de acuerdo contigo en todo (lo que no es necesariamente bueno), y el capítulo a grandes rasgos me ha encantado ¿Soy la única a la que le ha chirriado un poco esa especie de lavado de cara que le han hecho a William in Black?

    Gran trabajo, compa

    P.D: VIVA MAEVE!

    • Fernando Vílchez el

      En primer lugar, gracias por tu comentario, Sofía. Que veas la serie me da que pensar muy seriamente sobre mis gustos…
      Bromas aparte, entiendo que te refieres a la escena en la que William salva al pueblo de los confederados. Está claro que es un hombre cuya vida se ha jodido y parece que Westworld es la causa de todo. Le mostró como era realmente y, en algún momento, provocó el suicidio de su mujer. No sé muy bien que va a ocurrir de aquí en adelante, pero no creo que veamos a un Hombre de negro redimido…salvo que su hija tenga algo que ver en el asunto, claro.

  3. Serie muy intrincada en su argumento y puesta en escena. Y tus análisis han sido los mejores que he encontrado en la red. Personalmente, sigo sin entender completamente el tema del juego. Leyendo tus análisis termino sintiéndome un completo analfabeta en la comprensión de la serie.
    Lo que no me ha cuadrado, desde su revelación, es el poco parecido físico de Jimmi Simpson y Ed Harris para ser el mismo personaje (ni siquiera se preocupan por replicar en Ed el tremendo lunar que tiene Jimmi).

    • Fernando Vílchez el

      En primer lugar, muchísimas gracias por tu comentario. Me halaga que valores tan bien estos análisis.
      En lo que respecta al tema del juego, yo lo veo más como un recurso dramático, de cara a la galería. Es decir, Ford es un científico brillante que deja un plan programado incluso hasta cuando ya no se encuentre entre nosotros…¿Hay juego en esta segunda temporada? Muchas pistas nos indican que sí. Por ejemplo, que una anfitrión con un carácter determinada consiga la autoconsciencia mediante un juego programado por Ford y pase a convertirse en su versión opuesta indica que tal vez Dolores sea una marioneta en todo momento. Maeve ha mantenido el carácter que tenía como anfitriona tras su “libertad”, por lo que se presupone que es una incógnita dentro del juego, un elemento que no se ha tenido en cuenta. Todo esto, lógicamente, son suposiciones. Ninguna de las dos son conscientes de que Ford tira de los hilos. William y Bernard sí.
      Por otro lado, el parecido entre actores es un aspecto algo secundario. Yo no me atrevería a poner un lunar gigante a Ed Harris jajaja.
      Un saludo y gracias!

  4. Excelente análisis Fernando. Hay algo que me hace ruido desde varios capitulos detras y un video de detras de la escena me ha reforzado. Yo creo que el Willblack es un anfitrion. Uno que recibió al Will de carne y hueso en un intento desesperado quiza por estar en el mismo punto que Dolores de quien es probable Will se haya enamorado hasta la obsesión. Vi un reportaje donde Ed Harris dice que esta intentando hablar en forma neutral pero que seria factible que “toda persona que aparece en el show sea un androide”… y agrega un “No se, solo digo…”
    En cuanto a Bernard parece que el director nos está metiendo en su confusión mental (en la de Bernard) y puede que estemos viendo cosas que no ocurrieron asi… Desde la teoria del Cradle, hasta la pregunta que hace Bernard a Elsie… “Elsie, no estoy aqui contigo, verdad?” creo que alli veremos algun giro inesperado…
    Esperemos el capitulo de esta semana (aunque me da que este será un capitulo de acción mas que uno de explicación) y su posterior analisis aqui. Mis respetos

    • Fernando Vílchez el

      Buenas, Gabo.
      Lo cierto es que no me había planteado lo de Willblack pero, sin duda, es una teoría factible. De todos modos, sería complicado cuadrarla ya que, en la primera temporada, el resto de anfitriones no podían matarle…luego tenía el estatus de humano. Eso sí, sea o no anfitrión, parece ser un títere más de los hilos que maneja Ford.
      En mi opinión, como bien dices, nos están intentado confundir con Bernard en lo que respecta a la línea temporal de sus acciones y recuerdos. No sé si alguno de esos hechos será imaginado y no real, pero está claro que es la línea argumental más confusa de esta segunda temporada.
      Por último, muchísimas gracias por tu comentario. Espero que nos volvamos a leer el miércoles!

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recomendado en Las Cosas felices
Violencia, chistes bestias, romper la cuarta pared constantemente y superhéroes. Deadpool ha vuelto con sus señas de identidad, sin cambiar nada,  y eso nos encanta.…