Crítica de Deadpool 2: Ryan Reynolds ofrece más y mejor de lo mismo

0

Violencia, chistes bestias, romper la cuarta pared constantemente y superhéroes. Deadpool ha vuelto con sus señas de identidad, sin cambiar nada,  y eso nos encanta. En esta crítica sin spoilers os vamos a comentar nuestras impresiones de Deadpool 2.

Si has visto los tráilers previos sabrás que la premisa es muy sencilla -y digo los tráilers porque la sinopsis oficial es un troleo que no aclara nada pero que a su vez deja claro con qué nos vamos a encontrar con una gamberrada-. Esta segunda entrega de Deadpool nuestro irreverente protagonista tiene que enfrentarse a Cable, para lo que necesitará la ayuda de un equipo competente que aporte habilidades y, como es de esperar, humor. (Este equipo lo analizamos en este estupendo artículo). Dicho esto lo de menos en Deadpool 2 es la trama. El punto fuerte de esta película no es este ya que puede caer en lo tópico: el drama personal obliga al protagonista a actuar y a hacer el bien aunque no quiera.  Y no es que esto esté mal, que de hecho funciona correctamente aunque no es nada del otro mundo, es que lo importante es cómo nuestro antihéroe se enfrenta al conflicto con humor, gamberradas y referencias constantes a otras películas, especialmente de Marvel y DC. De hecho cuando parece que nos adentramos más en las dudas y emociones del personaje, la película parece que pierde un poco, aunque son momentos contados.

Los carteles de la película ya dejan claro qué tipo de humor nos vamos a encontrar

El humor como herramienta y como finalidad

Es una película continuista, que sabe que no tiene la carta de la originalidad y lo rompedor de la primera vez y que tiene mejorar lo bueno de su primera propuesta. Y lo consigue. En parte porque ahora Deadpool es 100% él desde el principio de la película, no tenemos que ver cómo se convierte en lo que es sino que ya está ahí, dispuesto a llenar de sangre y humor negro nuestra pantalla desde la primera toma. Esta mezcla de elementos propuesta por Ryan Reynolds funciona y hace que esta secuela no esté hecha simplemente por hacer caja, se nota que ha puesto ganas y cariño en este proyecto, manteniendo esa frescura transgresora que tanto convenció al principio.

El humor, las bromas constantes, el lado cómico más negro y salvaje es parte de la clave de este producto. Pero, además de por la violencia, por esto mismo es considerada una película para mayores de 18 años. Si no estás dispuesto a reírte con bromas sobre pedófilos, gente muriendo y contenido sexual esta no es tu película. A esto hay que sumar referencias y críticas constantes a otras sagas famosas de superhéroes, otras películas de acción o movimientos culturales actuales de todo tipo. Suma todo esto y tenemos una de las mejores escenas postcréditos de Marvel. Desternillante. No obstante, el aspecto negativo de esto es que el público se ve ametrallado por chistes, escenas hilarantes y chascarrillos desde el principio, desde los títulos hasta el final, haciendo que tengas la sensación de que si te despistas te vas a perder algo.

Los nuevos amigos de Deadpool

Nuevas incorporaciones: preparando el camino para X-Force

La película funciona bien porque han sabido equilibrar el gamberrismo del mercenario bocazas con los nuevos fichajes. Cable interpretado por Thanos –digo, Josh Brolin-, Domino (Zazie Beetz), que su superpoder consiste en tener suerte y está llevado de forma muy acertada y divertida; y Puño de fuego (Julian Dennison). Aunque también hay que sumar nuevos y variados rostros, algunos que son cameos realmente inesperados. Y por supuesto, también podemos volver a ver a Coloso y Negasonic de nuevo en las andadas y dejando claro que los X-Men están por ahí y que, obviamente, habrá muchas bromas sobre ellos.

El apartado musical ya viene con el precente de Celine Dion sumándose a la broma. La cantante es famosa en el cine por poner voz y banda sonora al drama de Titanic, y se ha atrevido a grabar un videoclip con Deadpool bailando a su lado. Y es que entre los tráilers previos, la campaña de publicidad y los pequeños avances, el éxito está garantizado gracias a una genial operación de márketing. Por último, merece la pena destacar el trabajo de David Leitch, que tiene en su haber John Wick y Atómica, dos películas recientes que si por algo destacan es por sus magistrales escenas de acción, así que el resultado final es pura adrenalina mezclada con humor.  

Habrá que ver si la fórmula aguanta de cara a un Deadpool 3 o un X-Force. Algunos, con que nos den más de lo mismo, estaremos contentos, pero habrá que mantenerse exigente para no caer en repetirse sin ningún sentido.

el autor

Periodista, con lo bueno y con lo malo. Amante de la historia, la actualidad, la tecnología, los videojuegos, los viajes y la música.

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Recomendado en Las Cosas felices
¿Estás deseando ver la nueva película del mercenario bocazas? Mientras soportas la espera, te recomiendo que leas esta lista de cómics que he preparado. Con…