Análisis sin spoilers de La Monja Guerrera (Warrior Nun) de Netflix

6

Bienvenidos a este análisis sin spoilers de La Monja Guerrera (Warrior Nun). Hace pocas semanas Netflix estrenó esta nueva  serie a la que había seguido un poco la pista, ya que gran parte de su rodaje se realizó en Málaga y, como malagueño que soy, eso fue una gran noticia. Pero eso, y ver a la protagonista con la camiseta del equipo “Boquerón” no me va hacer tener mejor percepción de lo que he visto.

¿Qué es Warrior nun? Es una serie basada en un cómic llamado Areala en el que descubrimos a unas monjas guerreras que podrían pasar por ninjas o por integrantes de la liga de asesinos de Ra’s Al Ghul. Antes de comenzar, he de reconocer que no he leído la obra y por ello no voy a hacer paralelismos entre ella y su adaptación a la pequeña pantalla.

Warrior Nun

Soy demasiado viejo para estas cosas

Partamos de la idea de que no soy el público objetivo de esta ficción, que aunque sea lector de cómics, La Monja Guerrera está más enfocada a personas a las que doblo la edad que a quienes pintamos canas. Tengo demasiado bagaje televisivo y cinematográfico para haber visto ya “El camino del héroe” en demasiadas ocasiones (peor o mejor adaptado) y he conocido a muchas heroínas que no aceptan su destino hasta que descubren que no pueden luchar contra él.

Y Warrior Nun es eso, es la lucha del bien contra el mal con el personaje protagonista de Ava de por medio. Una joven maltratada que vemos en el primer episodio que ha fallecido, y que mediante un halo divino vuelve a la vida. Una adolescente que no está dispuesta a seguir los preceptos que esa aureola le obliga a cumplir.

Los clichés a los que se acoge esta serie son un lastre que la convierte en un producto muy flojo y que no se esmera en mostrar algo que sorprenda a la audiencia y que la haga digna de ser recordada. Al no saber nada de este cómic pensé que me encontraría ante algo similar a The Magdalena de Top Cow, y quizás fue esa falsa esperanza la que me ha llevado a desilusionarme más con lo que he visto. Como leí en alguna crítica de otra web, nos encontramos ante una Ariel (La Sirenita) que se revela ante el trono que le pertenece, y que desea fugarse con el chico guapo del que se ha enamorado.

La protagonista (huérfana) ha estado postrada en un cama desde que sufrió un accidente, y la serie se centra, en la primera mitad de esta primera temporada, en mostrárnosla descubriendo el mundo exterior. No lo veo una mala elección para conocer los anhelos de Ava, pero creo que perder tanto tiempo de metraje teniendo en cuenta que únicamente contamos con 10 capítulos es una locura. Todo lo que se muestra en el piloto para engancharnos se va diluyendo con el paso de los episodios y deja paso una sensación de indiferencia.

Warrior nun

Me ha parecido que se ha sacado poco partido a la anterior tetraplejia de la protagonista y se trata de una manera demasiado escueta. Hasta en Kill Bill se hizo de una forma más convincente cuando Bride despierta del coma. Se usa el viejo recurso de la voz en off para ahondar en un trauma que no se llega a mostrar, y no tenemos sensación de superación.

Sinceramente no ha terminado de interesarme lo que suceda con esta rama de la iglesia ni con sus monjas guerreras, ya que los guiones no se esmeran en darnos personajes profundos que sean atractivos. Por otro lado, tenemos la guerra eterna entre ciencia y religión, en forma de empresa tecnológica que desea abrir un portal al más allá, y que tampoco ha conseguido hacer que mi interés por esta serie crezca lo más mínimo.

Todo esto creo que tiene que ver con que nos encontramos con personajes muy planos y arquetípicos con los que los actores poco pueden hacer. En cuanto se han visto un par de capítulos ya se sabe de qué pie cojea cada uno, y hasta donde van a llegar… y eso no gusta nada. Todos muy desaprovechados y con traumas o historias que, de haberse explorado en mayor profundidad, le habrían dado un mayor empaque al elenco de diferentes personajes que deambulan por la serie.

Warrior nun

Conclusión

Warrior Nun es otra serie adolescente con tintes mitológicos…. muy pocos pero los hay, aunque no ofrece novedad alguna. Demasiados clichés, tanto en historia como en personajes, que nos hace pensar que esto lo hemos visto antes en muchas y mejores ocasiones. Esta serie se me antoja floja incluso en su parte de acción (que debería ser trepidante), y por momentos ha conseguido que le preste más atención a la pantalla de mi móvil que a la de la televisión… Pero como ya he dicho: Yo soy demasiado mayor para esta serie.

En la sección de series podréis encontrar análisis a muchas más: Aquí tenéis el enlace.

También os dejamos el enlace al sitio oficial de Warrior Nun (La Monja Guerrera) de Netflix: Aquí tenéis el enlace.

Saludos desde el sótano de la Batcueva.



el autor

Amante de DC desde que ví Batman de Tim Burton en la gran pantalla. Crecí con los vídeos Beta y VHS y visitando casi a diario unos lugares extintos llamados videoclubs. Seguidor acérrimo de las tardes de sofá y series, del cine y del "buen" cine más aun. Jugador de rol desde los 14 años y jugador de videojuegos desde los 20. Muy cliché durante gran parte de mi vida.

6 comentarios

  1. Lo que más me ha gustado de la serie es que han grabado muchas de las escenas de los últimos capítulos en Sevilla; hasta sale mi facultad como si fuese el interior de El Vaticano y el escenario de la batalla final. No me ha valido la pena, obviamente xD

    • Juanma Martín el

      hola Manuel
      No, no ha valido la pena para nada. Como digo en el artículo: soy demasiado mayor oara esta serie… No soy su público, aunque sea una adaptación de un cómic, pido algo más.

      Gracias por leernos y un salud.

  2. Rodolfo Del Bene el

    Hola, Juanma:
    Gran artículo; a mí no me ha disgustado pero no le doy más de un 6. Estuve investigando un poco sobre el cómic en que se basa y resulta que se trata de un “amerimanga” (nombre con que se conoce al subgénero de los cómics hechos en EE.UU. o Canadá, pero con estilo de manga). Por lo que vi hay un par de diferencias importantes que hicieron para acercar más la serie a un formato juvenil y mainstream. Por un lado, el personaje principal no es tan claramente Ava como lo es aquí sino que todo está más dividido y las monjas guerreras (la Orden de la Espada Cruciforme) se mueven más bien como un equipo en donde el rol protagónico va cambiando permanentemente de una a la otra. El segundo factor es que las monjas tienen una apariencia mucho más sexualizada de lo que aquí se ve pero, en fin, se nota que buscaron hacerla más cercana a todos los públicos.
    Nada: solo eso. Un pequeño aporte. Un abrazo, Juanma, y gracias por el artículo!

    • Juanma Martín el

      hola Rodolfo
      La misma sexualización que se veía en los comics de the Magdalena….una serie de ese personaje sería muy interesante. La monja guerrera es muy floja…demasiado. Y como bien dices, es un acercamiento mi juvenil.
      Gracias y un saludazo muy grande.

    • Juanma Martín el

      hola Jordi

      Si eres fan de este tipo de series juveniles a las que no se les puede exigir mucho…pué wuizas disfrutes. Si pides algo más….no la veas.

      Un saludo.

Deja tu comentario