InicioseriesBlack Summer 2 temporada: zombies a tutti

Black Summer 2 temporada: zombies a tutti

Han tardado dos años pero por fin, el 17 de junio, tuvimos el estreno de la segunda temporada de Black Summer en Netflix. La serie, creada como un spin off de Z-Nation pero en plan serio, nos vuelve a traer la atmosfera y los momentos de angustia que ya vivimos con su primera temporada.

Esta vez pasamos de la ciudad a un escenario campestre rodeado de frío, nieve y sin comida, nuevas dificultades añadidas a este survival. Si no has visto la primera temporada, puedes ver esta sin problemas ya que en realidad no necesitas tener conocimientos previos para entender esta nueva temporada. Se podría decir que son historias separadas que tienen en común sus protagonistas y la supervivencia en un mundo plagado de zombies.

Qué hace a Black Summer diferente

He de decir que no soy muy fan de las historias de zombies, y cuando decidí ver Black Summer pensaba que la dejaría sin acabar el primer episodio. Empecé a ver The Walking Dead y no duré ni dos capítulos, así que tengo que admitir que fue una sorpresa para mí acabar la primera temporada de Black Summer en dos días.

Desde su inicio se ve que es diferente. Las escenas grabadas en formato cámara en mano y sus planos te dan la sensación de estar allí. Es como si vivieses la acción o incluso como si formaras parte de ella. Como uno de esos video juegos survival donde te giras y ves a tu compañero corriendo a tu lado para salvar vuestras vidas.

Un compañero al que acabas de conocer y del que no sabes nada, por que otro sello que marca la diferencia de Black Summer es justamente ese. No se hace hincapié en conocer a cada uno de los personajes. No sabemos nada de su vida anterior y tampoco tenemos muchas conversaciones que nos haga conocerlos. Aunque bien pensado, quién quiere conocer la vida de su compañero en un apocalipsis zombie, cuando no sabes el tiempo que estaréis juntos y además lo más importante es sobrevivir.

Black Summer no te deja ni un minuto de respiro, en todo momento está sucediendo algo que mantiene el suspense y la angustia. No tienes tiempo a pararte a pensar ni hacer planes, ya que todo es presente y el pasado y el futuro no importan. Escondido oyendo gruñidos cada vez más cercanos, notando como tu corazón se acelera y esperando a ver por donde va a salir uno de esos zombies que corren más que un runner nivel pro: ese es el momento que importa.

Todo es improvisado, lo que te da una sensación de realidad que asusta. Una mala decisión en un momento crítico y dejas de existir. Y eso nos lo muestra Black Summer continuamente con sus breves historias dentro de cada episodio que va separando dándoles un nombre, y que duran unos minutos.

Un consejo: no te encariñes con ninguno de los que salen en la serie, es muy probable que no sobreviva.

Black Summer, survival zombie

1 Temporada

La primera temporada nos muestra un mundo caótico donde un virus está convirtiendo a la gente que muere en zombies hambrientos, rápidos y fuertes, que persiguen a su víctima incansablemente hasta darle caza. La única manera de acabar con ellos es destrozándoles el cerebro con una bala o a golpes.

En la primera escena vemos como la gente huye de su casa hacia el punto de encuentro donde el ejército está recogiendo a la población para llevarla a un lugar seguro. Rose (Jaime King), es una de esas mujeres que abandona su casa junto con su marido y su hija Anna (Zoe Marlett).

Pero un soldado duda de que su marido esté ‘sano’, y eso provoca que tanto él como Rose se vean excluidos del grupo de personas que serán rescatadas. En ese momento Anna se verá separada de sus padres, y comenzará la lucha de Rose por llegar hasta el estadio donde se encuentra su hija.

No es la única historia que Black Summer nos cuenta, y una de las que más me ha gustado es la de Kyungsun (Christine Lee), una joven coreana que no habla inglés y que demostrará ser más fuerte de lo que parece.

Todos estos personajes acabarán uniéndose y tendrán que sobrevivir juntos, con mayor o menor suerte, en un mundo caótico donde nadie se fía de nadie. Un mundo en el en cualquier momento puedes encontrarte con una persona de gatillo fácil, de las que preguntan después de disparar. Cosa totalmente absurda por que como dijo uno de los protagonista: Si no te he matado antes fue por no tener a otro zombie acechándome.

Este caos es algo que Black Summer sabe reflejar muy bien durante los 8 episodios de su primera temporada y que verá su punto álgido en el último episodio donde al grito de ‘sálvese quien pueda’ nos demostrará lo egoístas y estúpidas que las personas pueden llegar a ser por llegar al ansiado punto seguro.

Y como no podía de ser de otra manera, su final no es más que una continuación a todo lo que Black Summer ha sido. Ese final idílico que nos muestran entre nebulosa nos dejan pensando en si es real o se trata de un espejismo. Conociendo la trayectoria de la serie, todo es posible, y si algo nos ha enseñado es que la ley de Murphy se cumple: si algo puede salir mal, saldrá.

2 Temporada

La segunda temporada de Black Summer comienza fuerte. En sus primeros minutos ya notamos la intensidad y la angustia de sus personajes. La siguiente escena nos llevan hasta una situación difícil de asociar con su primera temporada. Por eso es por lo que al principio del post os decía que ambas temporadas se pueden ver por separado, ya que en este apocalipsis zombie no hay final y todo se basa es sobrevivir. Ahora el escenario ha pasado de ser una ciudad a un lugar de postal navideña.

Como en su primera temporada, pronto empezará a mostrarnos pequeños fragmentos de historias encabezadas por un título. Las historias de futuro, presente y pasado se irán uniendo hasta hacer encajar toda la situación. Esto es algo que me ha gustado mucho, y que en ningún momento te hace sentir perdido. Estás viendo diferentes momentos vividos desde la perspectiva de cada personaje, y al final todo se une de una manera perfecta.

black-summer-las-cosas-que-nos-hacen-felices

Si en la primera temporada la meta a alcanzar era un estadio, en esta se trata de una avioneta que sobrevuela el gélido paraje soltando cajas de provisiones. Todos los que deambulan por la zona tienen la esperanza de llegar a esa avioneta que los alejará de ese mundo apocalíptico.

Los pocos sobrevivientes del grupo de la primera temporada han vuelto a separarse, y ahora se enfrentan en solitario a nuevos problemas. Esta vez Black Summer se centra más en lo tóxico que puede ser un ser humano que trata de sobrevivir.

No solo hay que enfrentarse a los zombies incansables, sino que las propias personas se vuelven hasta más peligrosas, por lo que no solo los enemigos son zombies. En esta segunda temporada se han creado diferentes grupos que luchan por sobrevivir y no dudan en enfrentarse a otros para lograrlo, vamos lo que viene siendo una historia post-apocalíptica.

Pero en esta ocasión todas las luchas son más ridículas ya que todos saben que en cuanto maten a alguien este se convertirá en zombie y a pesar de ello, no dudan en apretar el gatillo. ¿Estupidez humana elevada al infinito, o vivir el presente segundo a segundo?

El final de Black Summer nos vuelve a dejar con cara de ‘What?’ Pero esta vez tenemos la sospecha de que habrá una continuación. No hay nada que podamos dar por supuesto y las situaciones quedan en el aire de manera que no se pueden cerrar sin esa tercera temporada. Si la habrá o no, solo Netflix lo sabe.

Saludos y sed felices.

Lucia Hernándezhttps://draegone.website
Aprendiz de todo lo que llame mi atención. Colaboradora en varias webs de ocio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS