Cómo empezar a leer… Superman

6

Superman, el primer superhéroe de las dos grandes editoriales del cómic estadounidense, no tiene muy buena fama a pesar de su enorme popularidad: se habla mucho de su enorme poder como un obstáculo a la hora de crear una historia interesante, su carácter bonachón también ha recibido críticas por lo poco realista que resulta… y sobra mencionar el particular disfraz que protege a Clark Kent de las miradas ajenas o los famosos calzoncillos por fuera que han sido parodiados hasta la saciedad. Sí, muchos de los elementos de Superman pueden parecer desfasados, pero el personaje logró tanta fama por algo: Jerry Siegel y Joe Shuster lo crearon inspirándose en los seriales futuristas y en la literatura pulp, por lo que este héroe supone una amalgama de conceptos muy dispares de la ciencia ficción y de distintas mitologías que acabó dando forma al cómic pijamero tal y como lo conocemos hoy en día. Fue el primer superhéroe en tener una serie televisiva, el primero en ser adaptado a la animación, su serial radiofónico de los años cuarenta llegó a ser el más popular entre la infancia y su adaptación cinematográfica de 1978 nos hizo creer no solo que un hombre podía volar, sino que los superhéroes tenían algo que aportar al séptimo arte.

A pesar de ser el anticuado padre del género y de arrastrar más de ochenta años de historia, Superman cuenta con una gran cantidad de entregas contemporáneas de su interminable saga y con un amplio repertorio de tebeos memorables. En esta ocasión no recogeremos los mejores, aunque la calidad ha sido un criterio muy importante a la hora de escoger, sino aquellos más accesibles que nos permitan comprender por qué, en 1938, aceptamos con los brazos abiertos a este refugiado del extinto planeta Krypton.

El hombre de acero (1986)

DC, la casa editorial que posee los derechos del personaje, ha experimentado distintos reboots en su universo compartido, por lo que el origen del último hijo de Krypton se ha contado desde varias perspectivas distintas, por parte de decenas de autores. Pero, hasta ahora, la que está considerada casi unánimamente la mejor versión de los primeros pasos del kryptoniano es El hombre de acero, miniserie de seis números escrita y dibujada por John Byrne.

En esta interpretación, el canadiense nos relata la historia del extraterrestre Kal-El, al que sus padres envían a la Tierra para salvarlo de la inminente explosión que destruirá el planeta Krypton. Será recogido por los Kent, una familia de granjeros de Kansas que cuidará de él y le inculcará unos valores que tratará de hacer cumplir mediante los poderes que el sol terrestre le otorga. Se trataba de un origen muy manido ya en 1986, pero nunca se había contado como lo cuenta Byrne.

A este creador se le encomendó modernizar la mitología de Superman para trasladarla a la nueva era, por lo que se trata del punto de partida perfecto para cualquier lector. En estos seis números aparecen muchos de los hitos del personaje: el flechazo con Lois Lane, el inicio de su enemistad con Lex Luthor, su primer encuentro con Batman… Byrne también creó una Metrópolis inspirada en lo mejor y lo peor de la todavía peligrosa Nueva York de los ochenta, sin escatimar en la presencia de yuppies como un Lex Luthor que pasó de ser un científico loco a un todopoderoso empresario inspirado por sujetos como Ted Turner y Donald Trump. Este era el escenario perfecto para un Superman más vulnerable y maduro, que no siempre ganaba pero que seguía representando la voluntad de hacer lo correcto.

Lex Luthor: El hombre de acero (2005)

Casi veinte años después de la serie que modernizó a Superman, el guionista Brian Azzarello y el dibujante Lee Bermejo nos trajeron su contraparte oscura con Lex Luthor: El hombre de acero, que narraba el enfrentamiento entre el superhéroe y su archienemigo desde el punto de vista de este último. Estos dos autores acabarían dando su visión del Joker en una novela gráfica que ha sido criticada por parte del fandom, pero la interpretación que hacen de Luthor viene acompañada de una notable historia con multitud de giros impactantes y reflexiones sobre el papel de este villano en el entorno del superhéroe kryptoniano.

Si bien Byrne había acertado al convertir a Lex Luthor en un empresario sin escrúpulos, su comportamiento no se diferenciaba del de un supervillano estándar, y carecía de la profundidad de otros antagonistas del cómic mainstream como Magneto o el Doctor Muerte. Autores como Azzarello nos revelaron nuevas capas de su personalidad y, en esta miniserie de cinco números, entenderemos por qué considera que Superman es una amenaza para el mundo y qué mentalidad le ha llevado a acumular tanto poder. Contemplamos su lado más humano, sí, pero en ningún momento nos olvidamos de que este es el malo, y le veremos planear algunos de los peores crímenes que jamás haya cometido. Se trata de un acercamiento inusualmente siniestro al mundo del Hombre de Acero, en el que el superhéroe apenas aparece pero en el que cualquier lector puede comprender sin problemas el conflicto que existe entre ambos personajes.

Superman: Arriba, en el cielo (2018)

Esta última recomendación, la más reciente de todas, es quizás la más adecuada para que un lector actual conozca al personaje: después de todo, antes de publicarse como miniserie en 2019, apareció en la antología Superman Giant, destinada para la captación de nuevos lectores en la cadena estadounidense de supermercados Walmart. Tom King y Andy Kubert, uno de los guionistas más conocidos y uno de los dibujantes más espectaculares de la actualidad, se unen para crear Superman: Arriba, en el cielo, la última gran historia del personaje.

En este cómic, Superman debe seguir la pista de un caso que en principio parece extremadamente sencillo para él: el secuestro de una niña, algo que debería poder solucionar en un instante. Sin embargo, la misión se va complicando cada vez más, y su investigación llevará al Hombre de Acero a los confines del espacio. A través de las doce partes que tiene este tebeo, observamos cómo Kal-El interactúa con algunos de los superhéroes más importantes de DC como Flash o Batman, y con otros individuos más desconocidos de la talla de Darkseid o Adam Strange, que se presentan de forma comprensible al lector primerizo. King y Kubert también crean nuevos entornos alienígenas de gran poderío visual donde situar las aventuras de este personaje, pero lo más destacable de este tebeo es el modo en que se sintetiza todo lo que hace especial a Superman, enfrentándolo a una gran cantidad de retos de enorme dificultad que pondrán a prueba su fuerza y su intelecto. Una aventura de lo más clásica, sí, pero excelentemente realizada.

Lecturas adicionales

Las historietas de Alan Moore sobre el personaje son muy recomendables para quienes ya se hayan iniciado en la lectura, así como el All-Star Superman de Grant Morrison, seguramente el mejor cómic protagonizado por este superhéroe. Para aquellos que prefieran una lectura más gamberra, Superman: Hijo Rojo muestra lo que sucedería si el último hijo de Krypton se hubiera criado en la Rusia soviética, aunque no dé una idea muy precisa del resto de aventuras del justiciero.

Nuestras tres recomendaciones principales, aunque no son las únicas que merecen la pena, suponen un buen punto de partida para comprender por qué, aun ochenta años después de su nacimiento, seguimos imaginando un borrón rojo y azul cuando se nos dice la palabra “superhéroe”. Por qué, a pesar de lo inocente del concepto y de lo desfasados de algunos de sus elementos, todavía se siguen contando historias sobre Kal-El, ese niño alienígena adoptado por la Tierra.

Si quieres introducirte en el mundo del cómic por medio de diferentes personajes, pincha aquí para saber cómo empezar a leer a algunos de los superhéroes más célebres.



el autor

Periodista recién graduado. Redactor en esta página y en el portal digital madridesnoticia. Creador de contenido para redes sociales. He publicado siete libros de ciencia ficción y fantasía en formato ebook, y cuento con un blog donde expongo mis proyectos. Si pinchas en esta casita tan maja, podrás verlo.

6 comentarios

  1. Creo que te has dejado una muy importante, por ser contenida, por el precio, por lo fácil de encontrar, por los autores… Superman: Origen Secreto de Geoff Johns y Gary Frank, que se llegó a vender en supermercados (españoles, no en los Wallmart amercianos).
    También Superman: American Alien, con varias historias autoconclusivas de Clark Kent mientras crece.

    Un saludo.

  2. Saludos. Me planteé incluir esas dos obras (y el Birthright de Mark Waid) pero, para no confundir a los nuevos lectores, decidí ignorar aquellas historias que pudieran suponer una contradicción muy evidente entre sí: se podría haber llenado esta lista entera con orígenes distintos de Superman, pero decidí primar la variedad para no introducir a los neófitos en la maraña imposible de distintas interpretaciones, de universos alternativos… de DC. Por eso, al escoger un solo origen, opté por el que considero que tiene una mayor calidad.
    Dicho esto, “American Alien” es una historia muy entretenida de Superman que quizás podría haber formado parte de las recomendaciones adicionales, pero preferí añadir otros Elseworlds que considero mejores.

  3. Adrián De La Fuente Lucena el

    Saludos Máximo. Como estoy haciendo en mis comentarios de otras publicaciones de esta sección comento tus recomendaciones y te pido opinión sobre otros cómics del Hombre de Acero.

    Estoy de acuerdo en lo que comentas al principio sobre el valor de Superman aunque sea ridiculizado por muchos. Creo que muchas personas, entre las que me incluyo, hemos caído en la tentación de reírnos del personaje por muchos de los motivos que apuntas. Hasta que nos hemos molestado en leer algo del personaje y nos hemos dado cuenta de su atractivo. Hay que abandonar visiones superficiales, tópicos, prejuicios y esa obsesión con tener que empatizar con todo, para ver todo lo positivo que tiene Superman.

    Para mi no es “el anticuado padre del género” sino que, precisamente por ser el que lo inició todo, lo veo como la referencia del resto de superhéroes. Lo mismo estoy pecando de ingenuo pero a mi me ganó el Action Comics #775, donde Kelly y Mahnke contraponían a Superman, modelo del superhéroe clásico, a las “supuestas” versiones molonas contemporáneas iniciadas con “The Authority”. Ahí es donde empecé a ver mejor a Superman y mi opinión sobre The Authority cayó en picado. Desde entonces, poco a poco, voy leyendo material de Superman. ¿Qué opinas de dicha historia? Para mi es una de las mejores de Superman. Una pena que la etapa completa de Kelly sea tan difícil de leer por estar permanente conectada con el resto de cabeceras del personaje. ¿Qué te parece ese período? El que recopilan como “Superman: Nuevo Milenio”.

    También estoy de acuerdo en que “El hombre de acero (1986)” de Byrne es una de las mejores versiones del origen del personaje. Si bien su etapa se me hizo muy cuesta arriba de leer. Aunque la verdad es que Byrne no es de mis dibujante favoritos y su estilo se me hace algo pesado. He visto que mencionas en un mensaje anterior “el Birthright” de Mark Waid y Leinil Francis Yu. Me pareció aceptable en su momento aunque Yu es un dibujante que también me cuesta tragar. Ya que hablamos de revisiones de los orígenes de Superman ¿Merece la pena “Superman: Las 4 Estaciones” o es algo en plan leer y olvidar?

    La que si quiero leer si o si es “Lex Luthor: El hombre de acero (2005)”. La crítica la pone muy bien y veo que tú también. Apuntada para mi lista de cómics pendientes. La que si he empezado a leer ha sido “Superman: Arriba, en el cielo (2018)” de Tom King y Andy Kubert. King me hace ir con cautela por su desigual nivel de calidad pero está etapa me estaba dando una buena impresión. Por tu valoración veo que no me he equivocado.

    Soy de tu misma opinión en lo que se refiere al material de Moore y al “All-Star Superman de Grant Morrison”. En lo que respecta a “Superman: Hijo Rojo” sencillamente le tengo perdido el gusto a Millar en lo que ha superhéroes se refiere.

    Por último, ¿Cuál es tu opinión sobre la etapa de Dan Jurgens en el Superman de Universo DC Renacimiento? Leo maravillas de la misma. ¿Qué etapas de Superman me recomendarías tú?

    Muchas Gracias. Un abrazo.

    • Un saludo, muchas gracias por el extenso comentario. Trataré de responder a todas las preguntas.
      En primer lugar, creo que el criticismo hacia el personaje no anda del todo desencaminado: hay autores, en el cómic y fuera de él, que caen en vicios como los que comento al principio, pero es cierto que hay muchas etapas que confirman que Superman ha avanzado mucho y que ha superado el estereotipo que solemos tener en mente.
      Sobre el “Action Comics” 775, me pareció una gran historia, otra de las muchas que podrían haberse incluido en esta lista, aunque no he leído mucho más de la etapa de Kelly en el personaje, en parte por los problemas que has comentado. Tampoco he leído “Superman: Nuevo milenio”, ya que los autores no me dan confianza.
      En cuanto a la descripción de anticuado, me refería a que sigue punto por punto los tópicos del género, en parte porque los estableció. Simplemente quería introducir los problemas que tiene este superhéroe para luego mostrar historias que los evitaran.
      “Superman: Las cuatro estaciones” es una buena reinterpretación del personaje, como el “Birthright” de Waid, pero no aporta nada nuevo más allá de un dibujo excelente. La etapa de Byrne, aún con sus decisiones cuestionables, me parece mucho mejor.
      El cómic de Luthor es bastante interesante y accesible, aunque considero que la mejor historia sobre el villano es también “All-Star Superman”. Me resulta increíble que Morrison pudiera contar algo nuevo después de tantas décadas, demostrando que el personaje no está caduco.
      Millar… es Millar, con lo bueno y lo malo. “Hijo rojo” fue de lo primero que leí de él, y se muestra bastante más comedido que en otros trabajos y mucho menos perezoso que en sus obras modernas, sin recurrir tanto a sus clichés habituales. Sus reflexiones políticas no son nada del otro mundo, pero la historia es más que entretenida y muy digna.
      En cuanto a la etapa de Jurgens, leí los primeros números y soy de la opinión de que no estaban mal, pero me parece bastante prescindible: para ahorrar en tiempo y dinero dejé de seguirlo en favor del Superman de Tomasi. Ambas series son contemporáneas; Jurgens guionizaba “Action Comics” y Tomasi, la colección “Superman”. Esta última me parece muy superior, y se centra mucho en la relación entre Clark y su hijo.
      En cuanto a otras etapas, la antología “Adventures of Superman” de hace unos años es muy recomendable, pero solo está disponible en ComiXology y, hasta donde yo sé, ECC no se ha pronunciado sobre traerla a España.

      • Adrián De La Fuente Lucena el

        Gracias a ti por la rapidez al hacerlo.

        Estoy de acuerdo en lo que dices. Pero pienso que el cómic de superhéroes y el cómic en general, como cualquier otro género, tiene sus peculiaridades. Y eso es como es. Se puede innovar y cuestionar tópicos pero hay cosas que te gustan o no te gustan.

        Tomo nota de la etapa de Tomasi y de la antología «Adventures of Superman».

        ¡Muchas Gracias Máximo! Un abrazo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Papá, tenemos que ver The Good Place, en Netflix. ¿Y eso de qué va? Pues de una chica que se muere y llega al cielo…