IniciocineCrítica de Cats: el fracaso de no tener historia

Crítica de Cats: el fracaso de no tener historia

Os doy la bienvenida una vez más a este nuestro blog. En esta ocasión, os traigo mi crítica sobre la película musical Cats, estrenada en España el 25 de diciembre y que ya desde que se mostraron las primeras imágenes estuvo salpicada por la polémica de su más que discutible animación por ordenador para convertir a los actores en gatos, cosechando en su mayoría críticas negativas desde su estreno en Estados Unidos. Antes de entrar en spoilers, voy a resumir mi impresión sobre la película en una palabra: fracaso. Pero no fracaso por los bizarros gatos antropomorfos sino porque no tiene una historia para contar y tampoco transmite demasiado y para mí eso es lo peor que se puede decir de una obra, que no tiene nada para contar y te mantiene la mayor parte del tiempo indiferente.

La película arranca cuando, en plena noche, abandonan a una gata antropomorfa llamada Victoria en un callejón oscuro y sucio, conociendo a gatos jélicos que son antropomorfos como ella a lo largo de una serie de canciones (tal cual os lo estoy contando). El conflicto que se vende como el central de la película es que esa misma noche la líder de los gatos escogerá quien de ellos será el que irá a la capa celeste (el cielo), existiendo la creencia de que el elegido reencarnará en la vida que desee una vez suba a la capa.

Vamos a empezar con los aspectos positivos de la cinta y que, como no podía ser menos, son los espectáculos musicales. Me vais a decir: “pero si es un musical, entonces toda la película está bien”. No querido, se puede tener un soundtrack estupendo pero flaquear como película, aunque sea un musical. Las canciones en su mayoría están bastante bien, por supuesto algunas me gustaron más que otras, pero lo que se lleva la palma son los espectáculos musicales: la coreografía, la música y la puesta en escena son bastante buenos y confía cuando te digo que aunque yo vaya a escuchar muchas de las canciones ver la escena completa hace mejor a la canción.

La parte musical logra una muy alta nota y todas las voces se ajustan muy bien a la canción que interpretan. Los escenarios son increíbles y, aunque a veces se note un poco de más la pantalla verde, es una delicia ver esas increíbles coreografías en decorados que quedan algo eclipsados debido a los gatos antropomorfos y que podrían lucir mucho más si no fuera por estos, ya que aunque te puedas quedar fascinado con los escenarios no puedes evitar arquear un poco las cejas por la animación tan poco notable que han hecho.

Bueno, vamos a entrar en materia y empecemos por lo que la mayoría de vosotros estáis deseando saber y que ya he dicho: sí, la animación por ordenador para hacer a los gatos no es un gusto para la vista, es muy bizarra y te hace cuestionarte qué se les pasaba por la cabeza al equipo responsable de la cinta cuando decidieron que se veía bien así cuando no es para nada así.

La animación de los gatos es fea y poco creíble. A ver, ya sé que son gatos humanoides pero se nota DEMASIADO (y lo pongo en mayúsculas porque lo merece) que son personas, es que ni se han molestado en poner suficiente pelaje, parecía que llevaban un pijama de esos enterizos que hay de diferentes animales. Ponerle algo más de pelo por la cara, un poco de rasgos felinos, que parece que el elenco tenía puesto en su contrato que se les tenía que reconocer la cara desde el primer segundo que salieran por la pantalla. Y ya el tema de las manos, especialmente evidente en la escena en que Taylor Swift lanzaba polvo en una lata: lo que yo os diga, un pijama enterizo, porque no han puesto ni un poquito de pelos en las manos, no vaya a ser que nos dé por pensar que son gatos de verdad.

Soy una gran apasionada de los musicales, me encantan, y por eso tengo más de un ejemplo para demostrar que las canciones pueden perfectamente contar y aclarar la historia. Ya sé que he dicho que las canciones son muy bonitas y me mantengo en lo dicho (estoy escribiendo esto mientras escucho la canción de Gus) pero no aportan nada a la ya bastante inexistente trama de la historia, pues lo que hacen es presentarte a los personajes y contarte algunos de sus traumas pero no te cuentan nada más allá de eso ni que aporte alguna nueva historia a la película. Lo digo así de claro, las canciones están hechas para darle su momento de gloria a cada personaje y pasar al siguiente porque no hay historia y eso para mí es lo que justifica que esta cinta sea un fracaso.

Te dicen que a lo largo de la noche en la que transcurre toda la acción los candidatos que quieran ser nombrado el elegido para ir a la capa celeste presentarán cada uno su propio número musical para lograr ese puesto. También te presentan a un gato que es el villano pero que aparece en contadas ocasiones y solo para hacer desaparecer al resto de candidatos (no os miento, solo aparece para mandarles a un barco usando magia y ya), no contándote en ningún momento más acerca de él, cómo ha tramado su plan ni por qué tiene poderes.

No te cuentan nada y si lo hacen es a medias. Las canciones están muy bien pero no se puede basar el peso de una cinta en los espectáculos musicales si las canciones no añaden algo a la historia. Cats prácticamente no tiene historia, solo son espectáculos musicales presentándote a cada gato y que tiene aparentemente dos tramas que son muy pobres y que se resuelven rápidamente.

Además, la mayoría de intérpretes no logran transmitir ninguna emoción con las canciones, se limitan a interpretar muy bien vocalmente pero no te despiertan nada. No obstante, para mí las dos excepciones a esto son Ian McKellen para gran sorpresa mía y como no podía ser menos Jennifer Hudson con esa espectacular versión de Memory. Sus interpretaciones han sido los únicos momentos en que he sentido algo y bastante intenso y lo mejor de la película es Jennifer Hudson (admiro demasiado a esta mujer), interpretando al personaje que supuestamente tiene una trama pero no le dan la suficiente importancia pero Jennifer logra comerse la pantalla en los momentos en que la enfocan. Me ha sorprendido la interpretación de McKellen y me ha hecho sentir lo que su personaje intentaba transmitir en su canción: añoranza y tristeza por los días pasados que no volverán. Ellos dos han hecho que merezca la pena haber visto esta película que no solo fracasa en animación sino en no saber cómo contar una historia.

Ian McKellen y Jennifer Hudson

Si queréis una buena historia musical con gatos, poneros Los Aristogatos. No estoy de broma, en esa película sí que saben contar una buena historia al ritmo de jazz. En mi opinión, Cats es una película con geniales espectáculos musicales pero muy decepcionante y floja. Deja mucho que desear y si quieres ver una película musical hay muchas otras que sí son buenas.

Pero bueno, esta es solo mi opinión, no es la verdad absoluta así que si no compartes algo de lo que he escrito, escríbemelo en los comentarios pues estaré encantada de saber qué piensas tú de esta película que realmente quería que me gustara o por lo menos no me decepcionara como ha terminado sucediendo.

¡Nos leemos!

Noelia Cano
Soy una pobre alma en desgracia que espera su carta de Hogwarts todavía en el Castillo Ambulante. Maestra y friki desde que tengo uso de razón. Devoradora de novelas y mangas. Amante del cine y el anime. Mis padres son DC y Marvel.

2 COMENTARIOS

    • Creo que va a ser una de las películas que la gente más quiere ver pero por lo horrible que es, tanto en estética como en historia. Un fracaso vamos, les debería dar vergüenza

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Trailer de Finch. Post-apocalipsis con Tom Hanks

Apple TV+ acaba de publicar el trailer de Finch, su nueva película que se estrenará el 5 de noviembre en dicha plataforma. Tiene como...
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad