Crítica de Historia de un matrimonio

0

Historia de un matrimonio es la última película de Noah Baumbach, el reputado director neoyorkino que, en asociación con Netflix (al igual que en su película anterior), se presenta con la candidatura a Mejor Película en los próximos Óscar. Una película, como era de esperar, llena de realismo, compuesta por una veracidad propia de las imágenes, los diálogos, los personajes, las situaciones y, en definitiva, las historias de este director. Dicen que está basada en la historia real del divorcio entre él y la actriz Jennifer Jason Leigh, y hay razones de peso para creerlo. En todo caso, Baumbach firma una firme merecedora del premio al que aspira (no sin competencia, por supuesto), con un reparto que está absolutamente de lujo.

Resultado de imagen de marriage story

Los primeros minutos de Marriage Story son una de las presentaciones más curiosas, sinceras, concretas y completas de los últimos años. Tan simples como una voz en off y tan complejas como una vida. Te vas a divorciar de una persona, una persona a la que quisiste por sus virtudes, entonces dime: ¿cuáles son esas virtudes? Esta es una película llena de enfado, llena de enfrentamiento, pero su inicio, de forma absolutamente bella, nos muestra como detrás de todo lo que veremos a continuación existen capas y capas de humanidad, de cariño, de sentimientos afectivos, etc. La vida no es blanco y negro y eso es justamente lo que representa el último filme de Baumbach.

Grabada en 35mm con un aspect ratio de 1:66.1, tiene un cuidado en la fotografía y en el color, presenta una delicadeza única. Una delicadeza que la música compuesta por Randy Newman también procura. Y ambas saben aportar el calor o el frío necesarios para cada momento. Como decíamos, el guion es uno de sus puntos fuertes, que si bien viene acompañado de una fotografía y una música verdaderamente notables, es el elemento con mayor peso y fuerza durante todo el metraje. El inicio es impactante por su sentimentalidad, el final es demoledor y todo el camino que recorre de un punto al otro está perfectamente dibujado, sin sobrantes y sin huecos. El dramatismo está construido con maestría, así como los alivios cómicos son pequeñas genialidades (quien la haya visto recordará la escena de la cena con Adam Driver, magnífica).

Resultado de imagen de marriage story

Si entramos a hablar sobre el reparto, no nos queda más que aplaudir a absolutamente todos y cada uno de los actores que dan vida a esta historia, pero en concreto y sobre todo, al pequeño Azhy Robertson, a Ray Liotta (menudo cambio desde Uno de los Nuestros, parece que le hayan reconstruido la cara a base de botox), a Laura Dern (que ya ganó el Globo de Oro y tiene su nominación en los Óscar), a Scarlett Johansson (con dos nominaciones al Óscar) y, por encima de los demás, a cuatro mil metros de distancia, Adam Driver, que consigue en mi opinión la mejor interpretación del año por detrás de Willem Dafoe en The Lighthouse. Driver está absolutamente magnífico en cualquiera de los segundos del metraje: perfectamente contenido en ocasiones, desatado en otras, siempre tal y como el guion lo requiere, sin más ni menos. Recuerdo una escena (creedme que no es spoiler) en la que trata de no llorar, y el espectador siente perfectamente que por dentro está llorando a mares, que por fuera solo le cae una gota y que intenta por todos los medios que no se le note, podemos percibir hasta su garganta vibrar del nerviosismo propio de la escena, es una auténtica pasada. Sin dudas podemos afirmar que es uno de los mejores actores del mundo en activo.

Imagen relacionada

En definitiva, Netflix lo ha vuelto a hacer. Noah Baumbach ha firmado en colaboración con la plataforma de streaming una de las mejores películas del pasado 2019 que de nuevo, tuvo muy pocas oportunidades en salas de cine. Esperemos que con el tiempo Netflix comience a proyectar en salas con mayor frecuencia, más tiempo y en mayor número y que, aun así, sigan apostando por cine de calidad y grandes autores. Tendremos que esperar a mediados de febrero para conocer los ganadores a los premios Óscar pero espero que, al menos, tengan la decencia de entregarle a Adam Driver el galardón a mejor actor.

En el ínterin, sed felices.



el autor

Soy, entre otras cosas, estudiante, cinéfilo, músico y lector; escribo sobre lo que me gusta y también tengo twitter @maffde

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
De entre los cientos de creadores del mundo del cómic, de vez en cuando surge alguno cuyo estilo único e inconfundible causa atracción o aversión…