Crítica de Rocketman: Redescubriendo a Elton John

0

¡Un musical saludo para todo el mundo! Tras haber visto la película “Rocketman”, que es un biopic del músico Elton John, quiero compartiros mis impresiones sobre esta película que espero que tengáis en vuestra lista de próximos visionados en cine porque merece y mucho la pena.

Antes de nada, y aunque al final haré una pequeña comparativa con la película de Bohemian Rhapsody, el hecho más curioso es que el director de Rocketman, Dexter Fletcher, fue la persona que se encargó de las últimas semanas de rodaje de Bohemian Rhapsody, una vez que Brian Singer fue despedido antes de terminar la película. Así que es cuanto menos un buen detalle anecdótico. Dicho esto, pongámonos manos a la obra, o mejor dicho, pongamos las manos en las teclas.

Elton cuando siente a todo el mundo vibrar con su música.

¿Qué nos cuenta Rocketman? Es un viaje muy íntimo para conocer a Elton John tanto en sus buenos como en sus malos momentos, con sus adicciones y todas las cosas que le han llevado a ser quien es. Para ello, y tras una introducción con el Elton adulto en una sesión de estilo alcohólicos anónimos, hay que comenzar desde su infancia, ya que en la película veremos a Reggie Dwight (sí, así se llama en realidad Elton John) y la casi inexistente relación de afectividad que tenía en casa, pues su padre era una persona fría, ausente y autoritaria que apenas le profesaba ninguna muestra de cariño, y la madre, si bien sí tenía más trato con Reggie, tampoco era la mejor madre que pudiera desearse. Irónicamente, cuando Reggie empieza a mostrar su destreza con el piano, será su abuela materna quien comience a apoyarle. El tiempo pasará, Reggie mejorará gracias a unas clases de piano, y aspirará a una beca para asistir a la Royal Academy of Music. Y ahí seguiremos viendo sus primeros pasos en esa prestigiosa escuela.

Más adelante, ya acompañaremos a Reggie en una etapa más adolescente, en la que tocará en algún que otro garito junto a otros músicos para ganar unas libras. Dicho grupo se llama Bluesology, y su talento les hará ser acompañantes de otros músicos. Ahí empezaremos a ver la inquietud de Reggie por ser algo más grande que todo eso. A través de algunos consejos, se dará cuenta de la necesidad de encontrar no solamente un buen nombre musical (de ahí que en el resto de la película ya le conozcan por su nombre artístico), sino también una vestimenta llamativa. Y como Elton es un fenómeno con el piano pero no en las letras, será la causa de que termine entrando en contacto con Bernie Taupin, el letrista sin el cual Elton no sería lo que es a nivel musical a día de hoy. O cuanto menos sería alguien diferente.

El discreto estilo de Elton.

Y ya a partir de ahí se irán recorriendo más etapas en la vida de Elton, desde su salto al estrellato, tanto en su tierra como en los Estados Unidos, su caída en diferentes vicios, sus primeras relaciones sexuales con hombres, y más cosas… Mención aparte merecen algunos pasajes de la película que intentan simular cosas que piensa el personaje, y quedan bastante bien retratados, casi como si fueran videoclips.

He de admitir que cuando supe que Taron Egerton iba a ejercer el rol de Elton John, no me convenció inicialmente. Me gustan bastante las pelis de Kingsman, pero no precisamente por la presencia de Taron como protagonista, de ahí que no me diera buena espina que fuera finalmente quien se llevase el gato al agua con el papel. Pero hay que decirlo, aquí en Rocketman se marca una gran interpretación, pues no solamente parece Elton John físicamente, sino que además ha cantado gran parte de las canciones de la película y se nota que se ha involucrado totalmente en el papel y en la mejor manera de llevar con éxito su cometido.

Por otra parte, en cuanto a otros personajes a destacar, el actor Jamie Bell hace un buen rol como Bernie Taupin, el amigo y letrista de Elton, y aunque tiene poco peso en la película más allá del principio, Bryce Dallas Howard como la madre de Elton también tiene buenas cosas. Menos gracia me hace la sosa interpretación de Richard Madden como John Reid, novio y manager de Elton en una etapa de su vida.

Elton y su atuendo para viajar en avión.

Y sobre la música, a pesar de la extensa carrera de Elton y la gran cantidad de canciones que podrían haber sido escogidas para la película, creo que se ha hecho una interesante elección en el repertorio. El vestuario es otra de las partes llamativas, porque precisamente ese era el estilo de Elton, muy pintoresco y llamativo, para no dejar indiferente a nadie.

Es inevitable que por cercanía en el tiempo se comparen Bohemian Rhapsody y Rocketman. En mi opinión ambas son muy disfrutables y os recomiendo las dos. Ahora, de la primera destacaría la parte de espectáculo, pues le da más importancia a conciertos y actuaciones del grupo Queen, pero Rocketman es una película más íntima y personal (Elton John ha sido productor y quiso que no se omitiesen detalles escabrosos de su vida). No obstante, ambas son geniales y disfrutables de formas diferentes. Si os gusta la música sin más no os quedéis con una sola je je.

En conclusión, Rocketman es una película muy disfrutable, que no se hace pesada (al menos en mi caso no me resultó cansina), con números musicales muy buenos, y que deja bien claro que el género de los biopics musicales puede estar viniendo para quedarse una larga temporada si nos presentan productos con tanta calidad. ¡Hasta la próxima! 



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en el fanzine "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Decepción, tristeza y rabia, esas son las emociones que me quedan después de leer Heroes in Crisis. No estoy hablando de que la serie de…