InicioCineCrítica de Veneciafrenia, decepcionante cinta de un Alex de la Iglesia aburguesado

Crítica de Veneciafrenia, decepcionante cinta de un Alex de la Iglesia aburguesado

A las pocas semanas de su estreno en cines, ha llegado a Amazon Prime la última película de Alex de la Iglesia, Veneciafrenia. Se trata de la primera de una serie de películas de terror producidas por Álex de la Iglesia y su pareja, Carolina Bang, con el sello de The Fear Collection y con la colaboración de Amazon Studios y Sony Pictures, y con guión del propio Alex de la Iglesia y su colaborador habitual, Jorge Guerricaechevarría. ¿El resultado? Decepcionante.

De qué va

Veneciafrenia es la primera incursión (por lo menos eso venden) de Alex de la Iglesia en el género slasher con toques de giallo; o la primera incursión en el giallo con toques de slasher. A saber. El caso es que un grupo de turistas españoles encabezados por Ingrid Garcia Jonsson llegan a Venecia a hacer el ganso y acaban traumatizados y/o descuartizados por un asesino en serie disfrazado de bufón, con especial predilección por los turistas.

Entre medias, una misteriosa organización se dedica a reivindicar un mundo libre de turistas, la auténtica plaga del siglo XXI. Venecia sufre, como muchas ciudades, la invasión de hordas bárbaras sin respeto por nada, que tan sólo buscan el selfie y el desfase. Y a los lugareños que les den. Sin embargo en Veneciafrenia deciden organizarse para defender sus derechos, un movimiento con el que simpatizamos de inmediato y más después de presentarnos a los turistas españoles como auténticos gilipo… (no lo completo porque después me dicen que no meta tacos).

Decepcionante, si

Alex de la Iglesia es un gran director y el tandem que forma con Jorge Guerricaechevarría ha dado muy buenos resultados en el pasado. Visto el tráiler, nos frotábamos las manos. Venecia, máscaras, el carnaval, turistas masacrados por doquier… En principio pintaba bien pero les ha quedado una historia muy, muy blanda para lo que nos tienen acostumbrados.

Uno de los problemas es el grupo protagonista. Como ya he dicho, son unos gilipo…. con los que no se puede empatizar, con lo que nos importa un pimiento lo que les pase. Supongo que es algo generalizado a todos los grupos de personajes que protagonizan un slasher, como ya nos demostraron en La cabaña del bosque.

Ingrid García Jonsson, Silvia Alonso, Goize Blanco, Nicolás Illoro y Alberto Bang están ahí para que los maten y poco más. Ya puestos a tener que tragar con ellos, por lo menos que mueran de forma digna y espectacular, cosa que aquí sólo sucede en un caso. Es más, tan sólo otro de los protagonistas muere con lo que si Veneciafrenia era un homenaje o un intento de slasher, se quedan a medio camino de sus intenciones iniciales.

La parte de crítica social es un quiero y no puedo, un pasar de puntillas sobre un problema que debería ser tratado en otra película. La parte de thriller, de misterio, aguanta hasta mediada la película y después se deshincha como un globo. Quizás habría sido mejor guardarla para el final, un final que está lejos, muy lejos, de los finales desmadrados y totalmente pasados de vuelta de otras películas de Alex de la Iglesia. ¿Recordáis la escena del Valle de los Caídos en Balada triste de trompeta? ¿O el final de Las brujas de Zugarramurdi? Pues nada que ver.

Mucho me temo que en Veneciafrenia, Alex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría han ido a lo fácil. La trama es muy simplona, los asesinatos (pocos) muy facilones y la resolución final es un auténtico gatillazo. La sensación es que director y guionista han entrado en modo “Jeff, tu dame la pasta que ya me saldrá algo”. De alguién que ha dirigido películas como El día de la bestia, Los crimenes de Oxford, Las brujas de Zugarramurdi, El bar o La comunidad y que siempre tenía en manos una historia interesante, lo peor que podemos decir es que ha hecho una película del montón para pasar el rato. Los años no perdonan. Un saludo, sed felices.

Pedro Pérez S.
Pedro Pérez S.
Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

4 COMENTARIOS

  1. Coincido, decepción. La cogí con ganas el pasado fin de semana, después de 30 monedas, y tarde perdida. A los protagonistas es nada más conocerlos y desear que se hunda el taxi, son insoportables. El malo se queda en nada, me pasó lo que comenta el artículo de esperar una vuelta de tuerca, algún giro loco pero nada, me dejó con las ganas como toda la película en general. Y encima al recordarme La cabaña del bosque peor, esa sí que es recomendable.

    • Muchas gracias María por tu comentario. Ayer en Facebook algunos se quejaban de que había usado la palabra “decepcionante”. No sé bien que películas han visto a lo largo de si vida para dar por buena esta Veneciafrenia. Un saludo y gracias por leernos

  2. No la he visto, pero creo que últimamente Alex de la Iglesia comienza bien las películas, pero las termina mal, no me gustaron en cambio los finales de Balada triste de trompeta ni el de las brujas. De sus ultimas películas solo me convenció El Bar. Quizá porque salía Blanca Suarez que me encanta, jeje. Le veo un poco Tim Burton.

    • Hola Juan. Lo que comentas siempre ha sido una constante en el cine de Alex de la Iglesia. Le cuesta mucho cerrar sus historias de forma acertada. Siempre tiene a la hiperbole, la exageración en sus finales. En este caso no es así. En Veneciafrenia le queda un final muy descafeinado. Y El Bar es una de sus mejores películas. Gracias por leernos y por el comentario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS