Disney ya no permite a Netflix anunciarse en sus canales

0

Disney está empezando a mover su maquinaria para posicionarse como canal de series y contenido de televisión. Los codazos mediáticos han entrado en el escenario y como prueba de ello es la decisión de la productora de no volver a permitir a su principal competencia Netflix anunciarse en ninguno de sus canales.

Según  The Hollywood Reporter , un portavoz de Disney describió este movimiento como una reorientación de las relaciones comerciales de la compañía: “Si bien la decisión inicial se basó estrictamente en la publicidad, reevaluamos nuestra estrategia para reflejar las relaciones comerciales integrales que tenemos con muchas de estas empresas, ya que el elemento directo al consumidor es un elemento”.

Con la nueva decisión de Disney, los anuncios de Netflix ya no se transmitirán en ABC, Freeform o National Geographic. La única excepción clave es ESPN, que seguirá ofreciendo espacio publicitario a Netflix. FX, una de las nuevas propiedades de cable que posee Disney después de la adquisición de Fox, nunca aceptó la publicidad de Netflix. Es probable que esta decisión también excluya a Netflix de la publicidad durante la ceremonia de entrega de los Oscar, que se transmite por ABC.

La batalla entre estas dos plataformas comenzó en 2.017 cuando Disney ya anunció su intención de no promocionar más a su futuro rival. Como suele ocurrir en estos casos, parte de las consecuencias las pagamos los espectadores y abonados pues Netflix contraatacó cancelando prácticamente todas sus producciones con Marvel. Así, por ejemplo, hemos sufrido la pérdida de la serie Daredevil, mi favorita en el entorno de los cómics, y que ha supuesto una gran decepción para una buena parte del público. Incluso Tom Hiddleston, actor que interpreta de manera sobresaliente al malvado Loki, ha subido recientemente a las redes un vídeo pidiendo expresamente que se retome la serie de Daredevil que tan felices nos hizo a los que amamos este mundo.

Netflix sigue siendo uno de los compradores de anuncios más importantes de todos los servicios de transmisión gastando $ 1.8 mil millones en 2018 mientras se encamina a una cifra aún más alta en 2019. Tal vez ahora lo tengan bastante más difícil para encontrar buenos contratos en este sentido aunque siempre un producto de calidad ha sido la mejor publicidad posible.

Personalmente, por un lado puedo entender la posición de Disney pues al fin y al cabo son una industria que, como todas, se rige por los beneficios que arrojan los números y posiblemente Netflix sea el principal escollo para llegar a las cifras que se han propuesto. Por otro lado, tampoco puedo evitar sentir cierta tristeza por la apisonadora en la que se está convirtiendo Disney. Hace un par de meses escribí un artículo en la que la productora prohibía a unos padres poner la imagen de Spiderman en la lápida de su hijo. Ahora se posiciona de esta manera y provoca que los espectadores nos quedemos sin varias series de Marvel. Cuando eres más pequeño concibes a Disney como una fábrica de crear sonrisas en los niños donde la candidez y la ternura parecen los únicos objetivos. Luego creces, te despojas de las gafas de buceo y la realidad deja de estar empañada ante tus ojos cansados. ¿ Tal vez estas dos plataformas podrían haberse asociado para caminar juntas de la mano ? ¿Puede que esto ocurra en un futuro lejano ? Ahora mismo no parece que vaya a ser así pero como siempre los resultados pueden desviar el cauce del río que creamos. Si los dos empiezan a bajar ostensiblemente en sus beneficios puede que haya que buscar una solución conveniente para todos. Ya lo decía el bueno de Nash en su Teoría de Juegos. La verdad es que tampoco sabemos qué cuota de calidad nos va a ofrecer Disney (aunque The Mandalorian a priori tiene bastante buena pinta). Una sola serie no debería ser justificación para robar abonados a la competencia. Veremos cómo desarrollan todo su contenido y si éste es competitivo o no. Hay una cosa buena para los espectadores, cada vez la oferta que se nos presenta encima de la mesa es más extensa y para los que ya sobrepasamos los cuarenta sabemos cómo han cambiado las cosas. Vivimos un tiempo dorado que debemos aprovechar con el recuerdo de la escasez pasada.

Un abrazo a todos.



el autor

Escritor y superviviente. Autor del libro ¨Mi faro en las Estrellas ¨ disponible en Amazon. Pienso y algunas veces acierto.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
¡Hola a todos y a todas! Bienvenidos al segundo artículo de la semana especial del Joker. Tras el anterior artículo hablando del Joker en los…