Crítica con spoilers de Joker

2

¡234 millones de dólares ha recaudado Joker a nivel mundial en el momento de escribir este artículo!. Con un presupuesto de 50 millones aproximadamente creo que podemos hablar ya de un éxito de taquilla.

En la web hemos celebrado este estreno con una variedad de artículos sobre este personaje que podeis leer aquí:

Bienvenidos a esta crítica CON SPOILERS de Joker de Joaquin Phoenix y Todd Phillips. Si no habéis visto aún esta cinta os advierto que no leáis este artículo y os paséis por este otro en el que Mario os la analiza de manera excelente y sin destriparla, pues yo voy a hablar de todos los apartados del filme sin cortarme…poned una sonrisa en vuestras caras que empezamos.

Historia

Partamos de la premisa que actualmente no se ha escrito nada que no se haya hecho antes: Avatar es Pocahontas y Star Wars es la Fortaleza escondida de Akira Kurosawa, entre otros ejemplos. Pero el secreto no está en lo que cuentes, sino en cómo lo hagas y es por eso que las anteriores películas triunfaron. No es la primera vez que nos muestran en la gran pantalla la historia de un perdedor (Trainspoting, Taxi Driver o Leaving Las Vegas, etc) y Arthur Fleck (Joaquin Phoenix) lo es debido a su enfermedad mental. Pero ojo, no culpo a su enfermedad de todo lo que sucede pues desde su infancia ha sufrido maltratos físicos y psicológicos desde su padre adoptivo, llegando incluso a atarlo al radiador, hasta la actual sociedad. Phillips nos sumerge en la Gotham que ha caído en desgracia, que está contra las cuerdas y que sufre tanto o más que sus habitantes. Desde la primera escena ya sabes que va a suceder y mientras Arthur se maquilla los medios de comunicación ponen al espectador en contexto para que conozca el infierno al que va a ser lanzado. La plaga de ratas es excusa para mostrar un polvorín que solo necesita una chispa para explotar: recortes en ayudas sociales, grandes diferencias de clase, descontento y mucha ira contenida. En este sórdido escenario es donde habita el protagonista de esta historia pero no es un adalid de la lucha social (como he podido ver en algunas reseñas), es un “héroe” por accidente. Cuando Arthur asesina a los tres trabajadores de industrias Wayne en el metro lo hace por supervivencia, porque le están dando una paliza y no por una lucha de clases o por proteger a la mujer que están importunando. Joker no nace como luchador social simplemente le gusta existir y sentir que es alguien para el resto del mundo. De esto va su lucha: De no existir para el resto del mundo a ser reconocido y recibir los aplausos del público. El clímax de esto llega en la escena del baile sobre el capó del coche de policía, ahí Arthur no ve revueltas, ve a un público que ha descubierto de su existencia. Todo artista necesita sentir el calor de los aplausos.

En la trama hay un par de giros en el guion que juegan con las expectativas del espectador y eso me ha gustado bastante. La historia de amor entre Arthur y Sophie (Zazie Beetz) me pareció metida con calzador y me hizo temerme lo peor. Creí que el director buscaría a través de este personaje una mayor empatía hacia este perdedor y tratar de sacar el lado bueno de donde no debería haberlo. Por suerte, la escena en la que Arthur entra en casa de Sophie y esta lo encuentra en el sofá me hizo sonreír al verme engañado por esta subtrama que Phillips nos había planteado tan “torpemente”. No habrá luz para Joker en esta historia y esto lleva al personaje a bajar otro escalón en su descenso a la “felicidad”

El director nos presenta otra subtrama alrededor de Arthur y las cartas que su madre escribe a Thomas Wayne. Tras abrir una de ellas descubre que el rico filántropo es su padre y que tuvo un affair con Penny Fleck del que nació él. Estoy totalmente seguro que muchos lectores de cómics exclamaron interiormente (“No fastidies”, “¿Qué me estás contando?”) o palabras malsonantes, yo dejé escapar un “Puff…vamos a ver como acaba esto”, pero esa subtrama nos lleva a algo que se repite mucho en esta cinta: La identidad de Arthur y su existencia. Todo es falso en la vida de esta persona. El amor de Sophie no existe, su madre lo engañó y es un niño adoptado de padres desconocidos. Joker no puede nacer si Arthur Fleck está vivo y es por ello que Phillips lo deconstruye, lo hace desaparecer y convierte todo su mundo en una gran mentira.

He aquí el último escalón que desciende el personaje. Durante toda  la película lo hemos visto subir las escaleras de manera pesada como Arthur Fleck y al final vemos como las desciende feliz, bailando… como Joker.

Joaquin Phoenix

Esta historia es un estudio de personaje en toda regla, todo gira en torno a Arthur y cómo el guion va matándolo para que nazca Joker. El actor consigue un trabajo excepcional, tanto en la preparación física como en la interpretación y hace suyo el personaje. Su cuerpo raquítico y como el propio actor lo retuerce para mostrar su excesiva delgadez trasmite al espectador una mezcla de lástima y perturbación que las facciones de Phoenix elevan considerablemente. Esa risa incontrolable aderezada con el dolor y la tristeza que el actor nos muestra en sus ojos resulta impactante y por momentos podemos empatizar con él (sobre todo en la primera parte de la cinta). Creo que (visto lo visto hasta ahora en cines) Joaquin Phoenix ha hecho uno de los mejores trabajos de 2019 y puede ser uno de los favoritos para hacerse con el  Oscar a mejor actor principal.  

No puedo olvidarme de Robert De Niro (Murray Franklin) que nos regala un personaje que en los momentos finales de la cinta (cuando invita a Joker a su programa televisivo) se convierte en un antagonista que trata de poner los pies en la tierra a un desatado Arthur Fleck (llamado así mismo Joker). De Niro sabe estar a la altura con este presentador de Late Show acostumbrado a divertir a su audiencia con  su sentido del humor crítico y cínico y que se ve sobrepasado por la confesión final de Fleck.

Todo un placer para los sentidos ver a estos dos grandes de la actuación en una mismas película… en una misma escena.

Hildur Guonadóttir

Esta chelista islandesa de 37 años es la compositora de la banda sonora de este filme y no os va a dejar indiferentes, os lo prometo. Ella fue la encargada de componer la música para Sicario: Day of the Soldado.  Sus composiciones minimalistas encajan perfectamente con la historia que nos cuenta Phillips en Joker. La soledad del personaje y su tristeza se ven reflejadas en las composiciones de una manera sublime. La escena del baile de Arthur Fleck en los baños públicos con ese solitario chelo es perturbadora a la vez que melancólica. Creo que la elección más que acertada para la Gotham que se nos plantea en esta historia de origen.

Dirección y fotografía

Impecable. El uso de los planos y el color para transmitir sentimientos denota un gran trabajo y cariño por la película. Sin muchos alardes técnicos o perspectivas imposibles, esta cinta nos va a dejar planos y escenas muy impactantes que van a ayudar a narrar la historia y rellenar los huecos entre los diálogos. No puedo decir mucho sobre este apartado porque no soy más que un fan del cine sin conocimientos técnicos, pero si puedo hablar de lo que me ha hecho sentir. Hay cintas en las que no se sabe trasmitir  correctamente lo que estamos viendo en pantalla y el espectador no llega a conectar con lo que sucede. Joker no sufre esa dolencia, pues en todo momento estás inmerso en una vorágine de sentimientos (la mayoría negativos) que se ven reforzados por la puesta en escena y los planos elegidos. Es difícil de creer que es el mismo director de Resacón en Las Vegas.

La violencia en Joker

Cierto es que la hay, pero no mucha más de la que hemos visto en John Wick o en la escena final de Erase una vez en Hollywood. No he llegado a entender (tras verla) toda la controversia alrededor de esta cinta por su violencia. La escena en la que clava las tijeras en el ojo de su excompañero de trabajo es explicita, pero no más que algunas de los filmes anteriormente mencionados. Si la clasificación de Joker fuese para todos los públicos entonces entendería el revuelo, pero siendo “R” no lo comprendo. Tampoco doy crédito a que haya tenido que salir Warner a aclarar que esto es ficción y que no hay apología a la violencia… Cada vez tenemos la piel más fina y nos ofendemos por demasiado.

¿Ledger o Phoenix?

¿A quién quieres más a papá o a mamá? Esa es la respuesta a la pregunta que se hacen muchos espectadores entre ellos cuando acaba la cinta. Pues eso, que es muy difícil escoger entre estas dos grandísimas interpretaciones del payaso más famoso de DC. Ambas son excepcionales a la par que muy diferentes para ser comparadas fuera de su propio contexto. Phoenix tiene mucho más tiempo en pantalla para construir un personaje con mayor número de capas pero Ledger tiene escenas que ya son icónicas en el imaginario popular (el truco de hacer desaparecer el lápiz o la huida del hospital mientras estalla). Si tuviera que mojarme, me decantaría (levemente) por Heath Ledger por lo que significó la película en la que participó, pero muy levemente.

Conclusión

Joker es (para mi) la película del año (esperando ver Lighthouse con Pattinson y Dafoe) y creo que nos encontramos ante una cinta que (más allá del mundo superheróico) es una obra excelente que nos va a dejar con una gran sabor de boca a los fans y a los neófitos en el universo de DC.  Phillips y Phoenix han creado algo que ya se ha ganado un puesto de honor entre las grandes adaptaciones del mundo cómics (aunque no se parezca a ninguno de ellos).

 

Saludos desde el sótano de la batcueva



Loading...

el autor

Amante de DC desde que ví Batman de Tim Burton en la gran pantalla. Crecí con los vídeos Beta y VHS y visitando casi a diario unos lugares extintos llamados videoclubs. Seguidor acérrimo de las tardes de sofá y series, del cine y del "buen" cine más aun. Jugador de rol desde los 14 años y jugador de videojuegos desde los 20. El cliché de geek.

2 comentarios

  1. Con la filmografía a sus espaldas de Todd Phillips ¿quien se podía imaginar que podría llegar a hacer semejante obra maestra?

    Desde principio a fin de la película es un tour de force de un más que espectacular Phoenix. Una película que podría funcionar igualmente si no tratase del universo de DC. En las 2 horas de metraje parece que estamos más ante una película independiente fuera del mainstream que intenta describir como un hombre «normal» llega a ser un sociópata.

    Planos intimistas, deconstrucción de un personaje a lo largo del film para enseñarnos como Fleck llega a ser el Joker, como es empujado a una espiral de violencia, el film nos muestra la crisálida antes de la metamorfosis completa. Y muy alejado de la narración habitual de las películas de superhéroes pero sí hay referencias a los cómics más allá de encuadrar la película en Gotham y la familia Wayne.

    Para ser la historia del origen de un sociópata hiperviolento, la escenas de violencia están muy bien dosificadas y no son gratuitas forman parte de esa metamorfosis. Tal como también forma parte de esa transformación las ilusiones de una vida junto a Sophie o escarbar en su dramático pasado y el de su madre.

    La Broma Asesina de Alan Moore sostiene la siguiente afirmación «Basta con un mal día para que el hombre más cuerdo del mundo enloquezca. A esa distancia está el mundo de mí. A un mal día». Cierto es que el alma y el cuerpo castigado de Fleck no es el de la persona más cuerda del mundo. Pero cuando Arthur aparece en la casa de Sophie y se sienta en su sofá dice…He tenido un mal día. En ese momento es un claro guiño a la obra de Moore. Probablemente si hiciéramos un análisis de la obra de Moore encontraríamos más referencias, no explícitas, pero sí de forma indirecta.

    Joker nos hace sentir ese sufrimiento que padece Fleck. Nos hace ver que «un mal día» nos puede llevar a ser un violento asesino. O como diría Ledger, un Agente del Caos.

    Para mí también es, junto Erase una vez Hollywood, la película del año. Y de las mejores interpretaciones que podremos ver en mucho tiempo.

    Y antes de acabar mi comentario, ¿Ledger o Phoenix? Los dos. Sin duda. No hay que elegir entre uno u otro porque Joker es una película hiperrealista enmarcada en mundo de ficción, mientras que los filmes de Nolan son historias de ficción con personajes con matices y objetivos realistas.

    Os sigo leyendo. 😉

  2. Más méritos para la película de la década. Estaba leyendo la fotogramas y reza: «Adrian Raine ha pasado más de 40 años estudiando los cerebros de los delincuentes violentos, y en una entrevista con Vanity Fair ha concluido que la precisión psicológica de ‘Joker’ lo dejó perplejo. Es más, alienta al público a ir a ver la película e incluirá el filme en sus clases en la Universidad para entender mejor la creación de un asesino.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Disney está empezando a mover su maquinaria para posicionarse como canal de series y contenido de televisión. Los codazos mediáticos han entrado en el escenario…