InicioanimeEl género de historias de la vida, incomprendido por muchos y despreciado...

El género de historias de la vida, incomprendido por muchos y despreciado por otros tantos

Hoy os traigo una serie de recomendaciones del género slice of life o historias de la vida, género que a pesar de que debe gustar teniendo en cuenta que nunca falta alguno en cada nueva temporada anime, por lo menos de cara al público es, en muchas ocasiones, despreciado.

¿A qué se debe esto? Bueno, creo que simplemente se debe a dos sencillas razones, la primera es la de más peso, y la más decepcionante como revelación: no es un género hecho para todos. La segunda está estrechamente relacionada con la primera, y es que creo que hay una confusión generalizada con respecto a lo que significa que algo sea “lento” o “no pase nada” y a que sea “aburrido”. Que una serie, libro o película se tome su tiempo en desarrollarse, en conocerse mejor a sí misma para presentarse a los demás como un producto natural y pausado, con sus picos, con sus defectos, con sus virtudes, haciendo las cosas de forma que no sea algo frenético, acelerado, no significa que sea aburrido. Así como el costumbrismo y el realismo tampoco son, en lo absoluto, aburridos si sabes apreciarlos y si eres una persona a la que le gustan los detalles, la rutina, el realismo de una vida normal, como la tuya o la mía, y que a partir de esas vidas sepa ver reflejada a una sociedad entera y lo que ello conlleva.

Y no sólo hablamos de lentitud, de parsimonia, la paz de esos 10 minutos que te pasas pensando en algo mientras miras por la ventana. Porque una vida corriente también incluye comedia, ridículos y grandes dramas, rabia. ¡Pero sobre todo incluye esperpento, esos momentos tan absolutamente surrealistas que te hacen querer aún más tu día a día! Y con ello no desprecio a la fantasía, la ciencia ficción, o el género que se te ocurra, que los hay miles. Todos tienen algo que aportar, te gusten o no.

Por las razones que he expuesto arriba, os traigo unos ejemplos de buenas series que son de esas, de las que “no van de nada”, y que en general suelen ser comedias. Empezamos.

Barakamon

Esta serie, adaptación de un manga con el mismo nombre, nos cuenta las aventuras y desventuras de Handa, un genio de la caligrafía japonesa que debido a un mal genio de cuidado es enviado a un pueblecito en una isla alejada de la mano de Dios donde debe reflexionar sobre su vida además de encontrar inspiración para sus obras, que han perdido la chispa. En esta isla conoce a Naru, una niña de 6 años, que además de ser la alegría de la huerta es la persona más insistente del mundo y que, junto a los demás habitantes del pueblo irá, poco a poco, influyendo y suavizando el genio de Handa, que redescubrirá el amor por la vida y la naturaleza, la tranquilidad, y cuya inspiración irá volviendo fruto de ésto.

Esta serie llena de ternura habla sobre todo de la madurez y del ir creciendo, de los cambios que da la vida y que estos cambios son algo bueno. La relación que construyen Handa y Naru, centro de la serie, es magnífica, y sólo por ello la serie merece ser vista. Hay otra serie, Handa-kun, también del género slice of life, que cuenta la vida de nuestro protagonista en el instituto, en este caso centrándose en el humor, y vaya si lo consigue. Recomendada también.

Gin no Saji

Gin no Saji, Silver Spoon en España, es un anime proveniente de un manga de la autora de Full Metal Alchemist, Hiromi Arakawa, que simplificando mucho el tema va de un niñito de ciudad viviendo en una granja. Nuestro protagonista Hachiken es un chico infeliz y que tiene una relación tortuosa con su padre debido a unas altísimas expectativas que él no siente que pueda llenar. Tras suspender un exámen de ingreso a una escuela en la ciudad, decide que irá al instituto de Oezo (centro especializado en educar a los alumnos que se quieren dedicar al sector) con la idea de que será fácil y que destacará entre todos sus compañeros, cosa que, por si quedaba alguna duda, está lejos de conseguir. Con sus modales remilgados y su poca resistencia de chico de gran ciudad, Hachiken luchará por hacerse hueco en un mundillo por el que cada vez siente más respeto y admiración. Ésta es una serie que me gusta especialmente porque además de contar una buena historia aprendes muchísimo sobre el mundo de la agricultura y la ganadería, ya que la autora tiene una experiencia larga y personal en lo que respecta a ello. Como persona que vive en una gran ciudad y que no ha trabajado las manos en el campo en su vida debo decir que la serie es un perfecto ejemplo de producto capaz de abrirte los ojos, de manera que te hace comprender que hay muchísimas perspectivas perfectamente válidas que has sido incapaz de ver antes, e incluso, capaces de hacerte cambiar la tuya. Y que conste que consigue todo esto sin que resulte invasiva o suficiente, acompañando éstas valiosas lecciones y hechos que no conocías con un humor muy marcado y que aligera esta obra tan educativa.

Tonari no Seki kun

En español El pupitre de al lado, es un slice of life en el sentido más amplio de la palabra, y un perfecto ejemplo del género. Se trata de historias cortas que siempre se desarrollan en el mismo escenario siguiendo el mismo esquema. Una chica aplicada, respetuosa y trabajadora llamada Yokoi se distrae en clase con los tinglaos que se monta Seki-kun en el pupitre de al lado, que van desde hacer un dominó de 800 gomas con un final en forma de fuegos artificiales a traerse gatos en la mochila para jugar con ellos, cualquier cosa para jugar y no atender. Yokoi, por supuesto, se escandaliza con el comportamiento de su compañero, pero acaba metiéndose tanto en el papel de los personajes de los juegos de Seki y emocionándose tanto por lo que va a pasar, como si fuese ella la que jugase, que siempre acaban por regañarle a ella debido a los aspavientos que hace de pura emoción, mientras que sin saber cómo, el responsable siempre se salva.

Sin duda una serie divertida y ligera que cualquiera puede disfrutar, contando además con que se trata de un anime de capítulos de 5 minutos muy fáciles de encajar en un descanso. Con ella te sentirás como la propia Yokoi, partícipe de unos dramas que la imaginación saca adelante y con los que, como cuando eras niño, no puedes dejar de emocionar, por insignificante que resulte en realidad una guerra de lápices.

Kitayuhttps://kitayuland.blogspot.com.es/
Mi nombre es Carmen, pero me llaman Kitayu. En los fríos inviernos me muevo sedienta de tinta y ocio. Bueno, a quién vamos a engañar, en verano también.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ÚLTIMOS COMENTARIOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad