IniciocineElige tu propia aventura: ¡Se estrena una superproducción cinematográfica!

Elige tu propia aventura: ¡Se estrena una superproducción cinematográfica!

¡SE ESTRENA UNA SUPERPRODUCCIÓN CINEMATOGRÁFICA!

Te has enterado que se va a perpetrar otra entrega de Las Guerras de la Estrella, de El Amo de los Anillos o el último remake de El Hombre que Araña. Como persona culta, adulta y con mundo tienes sentimientos encontrados. Por una parte, quieres formar parte de esta sociedad civilizada en la que hay que tener, no nos engañemos, una opinión de todo para parecer inteligente. Por otra parte, el gran circo montado para rapiñar hasta el último euro con el mínimo esfuerzo intelectual no se le escapa a nadie.

¿Qué más sucede en esta historia? Todo depende de las decisiones que tomes. ¿Cómo terminará la aventura? ¡Sólo tú podrás descubrirlo! Lo más interesante es que puedes leer y volver a leer hasta vivir no una, sino muchas experiencias increíblemente atrevidas.

Si eliges buscar información de la película por Internet mientras estás en el trabajo, pasa a la sección 1

Si prefieres pasar del asunto y seguir con tus excitantes rutinas diarias, pasa a la sección 2.

Sección 1.- Tras mirar a través de Google sólo ves una imagen en la que aparece el título de la película y la fecha, así en grande. En Tuister la gente critica que otra vez se haga otra película de la saga, pero también hay mucha gente que habla de la película con términos cotidianos para la gente normal como “hype”, “crush” y demás. Asegurándote que no tiene nada que ver con drogas ni con que nadie se haya caído y hecho daño, deduces que es posible que haya gente que tenga muchísima ilusión sin saber absolutamente nada. También que haya gente con la faca sacada sin saber prácticamente nada tampoco.

Si eliges sumarte al bando de la gente que pide razonablemente la detención y ejecución de los productores de la película, pasa a la sección 3

Si decides juntarte con los que regalarían en propiedad a su hermana a la empresa que produzca la película por el simple hecho de haberla anunciado, pasa a la sección 4.

Si eres un looser (con dos “o”) que prefiere esperar a ver cómo se desarrollan las cosas, pasa a la sección 5

 

Sección 2.- Tras otra apasionante jornada laboral que te hace estar un poco más cerca de votar a un partido dirigido por Drácula llegas a tu casa. Como leer es de pesaos, miras el móvil. Todo el mundo se está posicionando con la simple imagen de la película. Tus amigos y conocidos te envidian y desean (de ahí que de vez en cuando le den a “Me gusta” en el Caralibro cuando publicas cosas), y no puedes decepcionarles. O quizás sí. Puede que sean las siete de la tarde y no tengas ni la cama hecha en casa, pero lo importante es lo importante. El mundo entero te mira y no es arriesgado decir que demasiadas cosas están en juego. Por ejemplo, que los actores y productores de esa película coman mañana.

Si eliges publicar algo en Caralibro, pidiendo calma y creyendo que flotas por encima de todos los malos como si fueras Soto de Ivars, pasa a la sección 6.

Si crees mejor no poner nada, hacer la cama y asumir que no le gustas a nadie y que morirás solo, pasa a la sección 5.

Sección 3.- Hay gifs, gente gritando y amigos mandando insultos por la aplicación Quépasa del móvil. Rajas como una portera, compartes fotomontajes de los actores, directores haciendo ver que posiblemente son nazistas, etcétera. Hay gente que te llama “hater”, pero eres feliz en tu odio y te sientes más unido a gente que comparte ese odio. Llegas a la conclusión que pocas veces te has sentido con tanta energía y tan unido a otras personas.

Si crees que debes dejarlo ya hasta que haya más noticias, pasa a la sección 5.

Si no te ha valido con esto y quieres, razonablemente teniendo en cuenta la información disponible, SANGRE, pasa a la sección 7.

 

Sección 4.- La gente que está en tu posición pone gifs de señoras llorando, gente aplaudiendo y demás. No hay nada que lo sustente racionalmente, pero no hemos venido a Internet a ser razonables, sino a hacer tribu y tirar piedras al que identificamos como El Otro por razones absolutamente arbitrarias. Repartes el tiempo entre dar loas a esos empresarios que entienden tus sueños individuales e íntimos y dar “zascas” (sic) a los amargaos que no comparten tu entusiasmo. La verdad es que eres feliz en tu estado mental de enajenación de la realidad y te sientes más unido a gente que comparte tal estado de flipamiento cercano al consumo de estupefacientes. Llegas a la conclusión que pocas veces te has sentido con tanta energía y tan unido a otras personas.

Si crees que debes dejarlo ya hasta que haya más noticias, pasa a la sección 5.

Si te has dado cuenta que en esta aventura repetimos frases y párrafos enteros como si fuéramos Brian Michael Bendis, pasa a la sección 5 también.

Si no te ha valido con tanto azúcar en sangre y crees que eres inmune a la diabetes, pasa a la sección 8.

Sección 5.- Pasa el tiempo en tu irrelevante vida, y aparecen como setas las noticias y rumores. El protagonista es un actor desconocido/una gran estrella/una tostadora de los años 80 (da igual). Hay críticas y alabanzas por partes iguales. Se rumorea que la novia del protagonista llevará mostacho y una camiseta de Luis Suarez en varias escenas de la película. También que durará 340 minutos en su versión de las salas, que habrá que ver íntegros o se deberá pagar el doble por ir. Esta decisión, aunque polémica, tiene sus defensores (el cine es un negocio, las salas deben dar de comer a sus empleados con alpiste caro, etcétera). Hay rumores de que quizás incluyan enemigos que recuerdan sospechosamente en estética a los del Frente Atleti, con las quejas de foros y aficionados de su club. Quedan unos días para el tráiler oficial, que ya has tachado en tu calendario.

Si lo has tachado para ignorar Internet durante ese día, pasa a la sección 10.

Si lo has tachado para pillarte vacaciones ese día para estar 24/7 informando de todo a tus 3 seguidores en Tuister (uno de ellos, tu madre), pasa a la sección 11.

Si lo has tachado para acordarte, comentar algo y luego seguir con tu espectacular vida, pasa a la sección 12

Si ya eres muy viejo para esta mierda, pasa a ver este video.

Sección 6.- Tu comentario llamando a la calma ante el gran suceso consistente en una imagen promocional de una película distribuida por una empresa que quiere nadar en dinero cae de manera fría entre el Pueblo. No hay “Me gusta”, no hay retuiteos, ni siquiera nadie te insulta ni te manda mensajes privados. Llegas a la conclusión de que nadie te quiere, ya que todos sabemos que toda la realidad existe entre las redes sociales, yutub, los foros y los blogs. Decides llorar amargamente en la cama mientras pones coñas en Quépasa.

Si prefieres rectificar y sumarte al bando partidario de la castración química para los productores de la película, pasa a la sección 3.

Si prefieres rectificar y saltar amorosamente en el bando de las sonrisas, del retozar como un osezno y dar vivas a la película, pasa a la sección 4

Sección 7.– Has olido sangre, cual tiburón de Sharknado, y no puedes dejar el ridículo en el que estás montado, como el protagonista de Sharknado, ese de Sensación de Vivir (realmente nadie se acuerda de su nombre, ni siquiera él). Al contrario que el de Sensación de Vivir, tú no te llevas dinero de esto, lo cual es profundamente negativo (coleccionas euros, al fin y al cabo). La gente moderna llama a esto, crees, “monetizar”. Ha llegado la hora de dar otro paso adelante o rajarte delante de tus iguales.

Si crees que tienes suficiente virilidad para varias décadas e investigas que es eso que huele tan mal en tu cubo de la basura, pasa a la sección 5.

Si crees que odiar mola pero crees que puedes sacar algo de todo esto, pasa a la sección 9.

Sección 8.- Puede que en tu vida diaria no intentes ser amable con nadie así te paguen, pero tanta muestra de amor en Internet te ha enamorado. Sacas conclusiones enormemente positivas, haces posts profundos sacándole 5 patas a un gato y lo relacionas, dios sabe cómo, con obras de filósofos como Niche, Adorno o Kan. Como nadie lee Filosofía y en los planes eduativos se ríen de ella puedes hacerte el listo con dos lecturas en la Whiskipedia. Tienes muchos “Me gustar” y retuiteos. En grupos de Quépasa te dicen lo listo que eres, que te mereces una princesa y una dentista. Das vueltas por casa pensando en la gente que te ha hecho la pelota, ves que hay chicas desconocidas y piensas que en el fondo lo que quieren en garcharte. Con ese  pensamiento (una mujer real tocándote la mano) sufres un infarto cardíaco, el cual hubiera sido imposible sin tanto azúcar en sangre. Tardan décadas en encontrar tus huesos en la cama. FIN.

Sección 9.- Empiezas a hacer vídeos con el móvil, luego vídeos con la cámara del portátil y finalmente vídeos con cámara. Dedicas horas a editar los vídeos, consumido por el odio que tanta fuerza y energías te da. Te llueven los comentarios, los “me gusta” e incluso tienes gente que te odia por deporte. Muy posiblemente seas el centro del Universo por todo ello. En uno de tus plácidos días en tu mansión ganada con los millones que has ganado (en realidad tu cuarto en un piso compartido, pero tú le echas imaginación) un grupo de Auténticos Creyentes de la Película te identifican y, movidos por su odio a los odiadores, te arrojan a las llamas purificadoras que todo lo purgan. Pero y lo que te has reído qué. FIN.

Sección 10.- Llega EL DÍA DEL TRAILER. Te llegan mensajes al respecto a la aplicación Quépasa, pero los ignoras. No te metes en nada de Internet. Incluso, por un día, trabajas de verdad. Tu jefa politoxicómana te deja salir dos horas antes del trabajo (a cambio, mañana entrarás cuatro horas antes). Apenas puedes susurrar un “gra…gra…gracias”, mientras huyes contentísimo. Pero percibes que ningún esfuerzo te salvará de que te den la brasa con el tráiler o demás. Procedes a comprarte una gabardina, unas gafas y demás cosas de incognito. Vas a uno de los pocos kioscos que quedan abiertos y te compras un periódico. Por desgracia una muchedumbre que pasa por la calle cree ver en tus pintas un parecido con un famoso sospechoso de ser pederasta, tal y como han sentenciado los órganos de la justicia españoles: los programas amarillistas televisivos de las mañanas. Antes de poder explicar nada, se abalanzan sobre ti y te ajustician allí mismo. Has muerto, claro, pero ellos se sienten mucho mejores personas, por lo que tu involuntario sacrificio no ha sido en vano. FIN.

Sección 11.- Llega el DÍA DEL TRAILER. Escribes con manos y pies. Tienes abiertas 345 pestañas en el navegador e intentas retuitear todas las coñas más graciosas (que son todas, la verdad). Sigues todos los apasionantes debates sobre un tráiler de 70 segundos en el que, otra vez, te cuentan la película o aspectos sorprendentes de la misma. Hay una polémica sobre los spoilers, otra con los que se quejan de los spoilers y otra sobre los que se quejan de los que se quejan de los spoilers, así hasta alcanzar el límite de la comprensión humana. Las pocas neuronas no dedicadas al sexo que te quedan se organizan en tu cerebro para moverte lejos del ordenador/móvil. Y así, sin más razón, aparece un monstruo de tu váter y te come. Porque sí. A ver si siempre todo va a ser racional, no te jode. FIN.

Sección 12.- Llega el DÍA DEL TRAILER. No ves micrófonos colgando y hay explosiones/orcos/cámara lenta en las escenas de acción, así que en principio bien. Tras un período más o menos largo de tiempo se acerca el estreno de la película. Las páginas que recogen notas de los críticos y usuarios echan humo: la película es, sorpresa, LA MEJOR DE TODOS LOS TIEMPOS Y LUGARES. Tiene un 11 sobre 10 y 6 estrellas sobre 5. Boyero hace una crítica diciendo que sus excrementos tienen más trama que la película, críticos estadounidenses dicen que gracias a la película sus maridos han dejado de croar y, en resumen, todo son acusaciones a Disney/el Real Madrid/Corea del Norte por pasar sobres y maletines para que los críticos pongan a esta superproducción de explosiones o magia a la altura de Casablanca. Mientras ves revistas porno usadas de los años 80 en tu pornoteca piensas en tu próxima jugada.

Si decides no ver la película en el cine y usar ese dinero para comprarte una nueva casa a tipo fijo, POR SUPUESTO, pasa a la sección 13.

Si decides vender la virginidad de tu oreja para financiar tu entrada y ver la película el día del estreno, pasa a la sección 14

Si confías en los piratas informáticos/héroes del Internet para ver la película ya aunque algo borrosa, pasa a la sección 15.

Sección 13.- Con lo ahorrado por no ir a ver la película en el cine das la entrada a un magnífico piso en el centro de la capital de provincia. Estás en el mismísimo centro de la ciudad, con acceso a una amplia gama de servicios. Sí, estás en la inmobiliaria firmando de todo. Estás tan emocionado que no te das cuenta que la inmobiliaria es parte del entramado empresarial de Disney, y no les ha gustado nada nada nada más de un comentario tuyo no poniéndoles precisamente bien por las redes. En cuanto caes en tu error, una siniestra figura penetra en la habitación, alguien poderoso y terrible que no va a permitir que tus alocadas acciones en Internet queden impunes. FIN.

Sección 14.- Vas a la película. Los productores, actores, directores, gente con un cargo en inglés que nadie sabe a qué se dedican te dan las gracias por permitirles comer caliente (o comprarse otro yate). El actual estado de cosas cinematográfico se mantiene firme gracias a gente como tú: no sabemos si felicitarte o criticarte, ya habrás comprobado que en estos libros de Elige tu propia aventura se muere por chorradas, así que no elegimos nada. Tú, tras tanto tráiler, análisis, gifs animados y demás estás hecho un lío. Sales de la película sin disfrutar ni enfadarte, medio obsesionado por lo que vas a decir en las redes sociales y en Quépasa. En Internet todo se divide entre quienes odian la película, quienes la adoran y quienes le ven cosas buenas y malas. Hay incluso gente que dice no ha visto la película y nunca la verá, así la hagan comerse toda la discografía de Pablo Alborán.

Si crees que debes criticar sin piedad a la película con todos los medios a tu alcance, pasa a la sección 9.

Si crees que debes unirte al bando decididamente moñas que ve en la película su principal fuente de motivación para la vida, pasa a la sección 9.

Si prefieres dar una visión con cosas buenas y malas de la película, pasa a la sección 16.

Sección 15.- Intentas ir a páginas de descarga directa, torrents e incluso páginas de streaming rusas que prometen una excelente calidad de reproducción. En una de estas últimas ves cómo empieza la película: se parece realmente al tráiler. Los actores son los mismos y van disfrazados igual. Aunque los diálogos son un tanto inesperados: en vez de hablar de naves espaciales, reinos de orcos o cosas así están hablando de la “decrépita civilización occidental”, “los invertidos” y cosas así. Por razones desconocidas, la gente luego habla de una película que tú no has visto, pero te ha hecho reflexionar. Crees que los puntos de vista de Vladimir Putin son, en esencia, correctos y te sientes motivado para extender su crítica a la sociedad multicultural y decadente occidental. Intentas que te fiche Russia Today, pero no te aceptan por radical pro-Putin. Decides dedicar el resto de tus días a hacer el troll a la gente que tiene un avatar de chica en cualquier red, foro o puerta de baño público. FIN.

Sección 16.- Imbuido por el espíritu que mueve a la gente normal, dices las cosas que te parecen que están bien y las cosas que crees que están mal de la película. Pero ayh, estamos en tiempos de guerra y no tratamos con gente civilizada. Los dos bandos te declaran la guerra y amenazan con agredirte así les vaya la vida en ello. Al principio te lo tomas a risa, pero la Causa no admite bromas. Haces coñas al respecto e incluso a alguno le contestas con un meme. A los 15 minutos un cohete explosivo entra por una ventana de tu casa y deja todo hecho un cisco, incluído tu cuerpo humano. El atentado es reivindicado por ambos bandos a la vez, siendo la autoría de tu asesinato otro motivo de discusión y pelea en las muy edificantes peleas interneteras. FIN.

 

Raúl Sánchez
Arriba es abajo, y negro es blanco. Respiro regularmente. Mi supervivencia de momento parece relativamente segura, por lo que un sentimiento de considerable satisfacción invade mi cuerpo con sobrepeso. Espero que tal regularidad respiratoria se mantenga cuando duerma esta noche. Si esto no pasa tienen vds. mi permiso para vender mis órganos a carnicerías de Ulan Bator.

3 COMENTARIOS

  1. Desde un principio, caí en la sección 5 y de ahí al video de Arma Letal, por curiosidad revise las demás y todas de alguna forma igual me llevan a la sección 5, solo siendo un poco más flexible llegue a la sección 16.
    Cuanta Gloria! Me la pase pipa con esta aventura! Viva Disney y el Real Madrí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad