IniciocineExplicamos el final de Érase una vez...en Hollywood

Explicamos el final de Érase una vez…en Hollywood

Todavía quedan cuatro meses para el final de este 2019, pero no cabe duda de que Érase una vez…en Hollywood será considerada una de las películas más polémicas del año. Como bien dice mi compañero PGA en su acertada crítica, ha sido esta la primera película que ha dividido a los mismísimos fans acérrimos de Tarantino.

Crítica de Érase una vez…en Hollywood

Y es que el director ha sabido evolucionar su estilo hasta el punto de jugar con nuestras expectativas. La esencia sigue ahí: las escenas alargadas hasta la eternidad, los personajes, los diálogos, las referencias cinéfilas…ese arte para mostrar el no hacer nada. Podrá gustar más o menos, pero no se puede negar que es una película puramente tarantiniana.

Lo que ha generado más polémica no ha sido ese ritmo tan lento como inesperado, si no un final que ha desconcertado a muchos. Entre otros motivos, porque unos cuantos no han entendido lo que ocurre en los últimos minutos de la película.

A partir de aquí, SPOILERS sobre el final de la película.

Grosso modo, Érase una vez…en Hollywood es una película cuya trama funciona a dos niveles. El más importante es el relacionado con Rick Dalton (Leonardo DiCaprio), un actor que comienza la película entrando en la más absoluta decadencia y que, tras diversos avatares, acaba conociendo a Sharon Tate y, con ello, a la creme de la creme de Hollywood, por lo que se intuye que acabará obteniendo un papel para Roman Polanski, el director más prometedor de aquella época en Hollywood.

En este sentido, Tarantino escoge la minitrama (esto es, un cambio irreversible del personaje a través de acontecimientos aparentemente nimios, sin consecuencias materiales o tangibles), lo que es un signo de evolución de su cine, ya que es más difícil de mostrárnoslo a través de su cámara.

Sin embargo, lo que más ha llamado la atención de los espectadores es todo lo relacionado con Sharon Tate, el personaje de Margot Robbie. Pocos han entendido su significado dentro de lo trama, así que aquí lo vamos a explicar.

Salvo los personajes de DiCaprio y Pitt, el resto del elenco encarna a personajes reales. Por lo tanto, Sharon Tate existió. Fue  una joven promesa, atractiva y divertida, que se casó con el director más prometedor del Hollywood de los 60. Eran la pareja de oro de un sistema de estudios que había evolucionado y madurado. La censura moralista estadounidense cedía y Hollywood dejaba paso a diversos autores de todo el mundo. Es la época de películas como Bonnie & Clyde, El graduado o Easy Rider, donde la violencia, el sexo o el coqueteo con las drogas adquiría una nueva dimensión que se podía plasmar en el cine.

El grupo de jóvenes hippies que Cliff Booth conoce a mitad de la película son La familia Manson, una secta al servicio de Charles Manson, el psicópata que incitó toda una ola de asesinatos a lo largo de finales de los 60 y de los 70. De hecho, es una personaje importante en la segunda temporada de Mindhunter, interpretado por el mismo actor que en la película de Tarantino.

Hasta aquí, todo correcto…y fiel a la historia. Porque, por desgracia, Sharon Tate y tres amigos, los mismos que permanecen en la casa la noche que relata el final de la película, fueron brutalmente asesinados por estos jóvenes.

El asesinato supuso una conmoción en la sociedad estadounidense. Polanski cayó en desgracia y, salvo Chinatown, no levantó cabeza hasta que se tuvo que marchar de Estados Unidos por la acusación de haber tenido sexo con una menor. La industria Hollywoodiense perdió la inocencia y se vio invadida por el desencanto y el pesimismo.

Por lo tanto, llegamos a una conclusión obvia. Al igual que en Malditos Bastardos, Tarantino vuelve a tergiversar la realidad. Pero más que el hecho en sí, lo que importa es el porqué.

Como bien dice mi compañero PGA en la crítica, Tarantino era un niño cuando ocurrieron los asesinatos. Por lo tanto, esta es la visión de Tarantino de lo que le hubiera gustado que ocurriera. Por eso, una vez termina la película, destaca durante un buen rato el Érase una vez por encima del…en Hollywood. Tarantino nos desvela que es un cuento. Un cuento en el que expresa su inmenso amor al cine. No ya como medio de evasión, si no como forma de poder reflejar el mundo al que él le gustaría vivir. Un mundo en el que Hitler hubiera muerto masacrado a tiros por un judío o un mundo en el que una chica que refleja la ilusión de la estrella de Hollywood no fuera asesinada por una secta de tintes satánicos.

Como curiosidad, hay quien aporta una segunda teoría. El título de la película puede tomarse de forma literal, como un cuento, o como un análogo de Érase una vez en América, obra maestra de Sergio Leone, uno de los grandes referentes de Tarantino. Sin intentar desvelar nada del argumento, digamos que Tarantino podría haber tomado la idea de que todo ha pasado de verdad, pero estamos viendo el delirio de un Cliff Booth colocado por un cigarro por ácido y un Rick Dalton borracho hasta la médula. Aunque pudiera cuadrar, lo veo improbable porque no  hay ningún plano ni escena que nos lleve a pensar algo parecido a esto.

¿Qué pensáis? ¿Os ha gustado Érase una vez…en Hollywood?

Fernando Vílchez
Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

5 COMENTARIOS

  1. Gracias por la explicación, tenia entendido que Sharon Tate fue asesinada por el mismo Charles Manson y no por sus acólitos, por lo que después de ver la película entendí que Sharon Tate se salvó de morir ese día pero que al ser Manson el que la asesinó acabaría muriendo otro día, pero veo que me equivoqué. Evidentemente es una historia como dices que le hubiera gustado a Tarantino que ocurriera y por lo demás no creo que fuera un colocón de acido del personaje de Brad Pitt porque como dicen antes mató a su mujer y además lanza a Bruce Lee contra un coche estando sobrio, por lo que no se trataría de una alucinación.

  2. Tengo que empezar diciendo que me encanta Tarantino. Me gusta antes de que hiciera su primer film, ese Reservoir Dogs que explotó en Sitges cuando era un desconocido. Y digo antes de que hiciera su primer film porque me encanta Leone, Siegel, Morricone, la serie B, los spaguetti western, …todo de lo que bebió el en su infancia. Yo era un asiduo a Videoclubs y todas sus referencias o una gran parte de ese pastiche que es cada film me teletransporta al cine que he mamado desde que era un crío.

    Erase una vez Hollywood es un fantástico cuento Tarantiniano. Donde mezcla en su coctelera realidad y ficción, personajes ficticios para enseñarnos el reflejo de una industria, y personajes reales para enseñarnos como funciona Hollywood. O a acaso Hollywood no nos invade con multitud de finales felices en sus films? Pues eso es lo que hizo con el final de esta película que quizá no sea tan Tarantiniana pero sí la más personal. Obviamente su sello está incrustado en cada fotograma.

    ¿Por qué le gusta traer dentro de sus actores en muchas películas a aquellos que cayeron en el olvido?, Foster, Grier, Travolta,… Ahora hizo una película para homenajearlos a ellos, además de transmitir una realidad, la de Hollywood, a través de dos personajes ficticios. Como la industria fagocita a sus héroes.

    Sin embargo el final es el contrapunto, ¿por que recordar un episodio negro tan brutal como fue la carnicería de La familia sobre Tate y los acompañantes de ésta? Cuando nos da lo que queremos que es lo que hace Hollywood, un final feliz. A sabiendas todos que el final de tan macabra historia no fue así…pero así es Hollywood, ver la realidad con las gafas de color rosa.

    De esta manera hace un retrato perfecto en su conjunto de Hollywood. Nada en Hollywood es real, todo eran escenarios de cartón piedra, egos, fachadas,…donde residía una soledad compartida por nuestros protagonistas. Uno en una caravana y otro en su mansión pero solos, en el olvido. Porque así es la vida de muchos de estos personajes reales.

    La conversación entre Pacino y Dicaprio, absolutamente genial, demoledora. La violencia contenida en escenas como cuando Cliff conoce a la familia, son tan abrumadoras como las explícitas en la última parte de la película.

    Un humor que llega a limitar entre el humor negro y el cinismo, ya que él, Tarantino, está dentro del mainstream.

    Y no olvidemos sus filias, pies, banda sonora, su reconocimiento hacia los especialistas,…no caricaturiza a Bruce Lee, sabemos que no es él. Nadie piensa que Bruce era así, es un homenaje a los especialistas, a su profesión, incluido el papel de Zoe Bell.

    En fin un retrato bajo el prisma de un hombre que ama el cine fotograma a fotograma. Y entiendo a gente que no le guste sus films pero para mí es uno de los grandes cineastas gracias a esa visión tan personal del cine.

    Y por último decir que no es la mejor de sus películas o sí, el tiempo lo dirá. Lo mejor de Tarantino es que no deja indiferente a nadie. Lo amas o lo odias.

  3. Hola. El final feliz de la película con respecto a Sharon Tate y sus amigos refleja lo que la mayoría desearíamos hubiese ocurrido.
    La mezcla de realidad y ficción nos lleva por una montaña rusa mental y emocional que hace más agradable la obra. ¡ Bravo a todo el equipo que la hizo posible!

  4. Desde el inicio sabiamos que los personajes de Di Caprio y Pitt iba a entrecruzarse con Tate y Manson de alguna forma. Es genial como mezcla realidad y ficcion, a tal punto de no ver cual es el momento que paso en la realidad. Sin dudas es el final deseado por todos. Al verla y sabiendo cual era el destino de Sharon, me apenaba mientras veia el filme. Pero me descoloco y me llevo al punto de satisfaccion al vengar en la ficcion una muerte real injusta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Análisis de Titans (Titanes). Temporada 3. Capítulo 9

Bienvenidos, seguidores de Titanes (Titans) a otro capítulo más de esta serie de HBO Max que tan buenos momentos nos está dejando. En este...