InicioCineGuía de las estrellas: Adiós a Sean Connery

Guía de las estrellas: Adiós a Sean Connery

En el día de la fecha y a los noventa años de edad, nos dejó Sean Connery.  El deceso se produjo en Bahamas, donde desde hace algunos años vivía y, por lo que sabemos, mientras dormía. Su enorme legado como actor,reconocido con un premio Oscar, dos Bafta y tres Globos de Oro, siempre estará presente para los amantes del cine y también del teatro. Y la triste noticia hace propicia la ocasión para volver a recorrer este repaso por su rutilante carrera, con el que, en su momento, dimos inicio a una sección.

Bienvenidos a la primera entrega de la Guía de las estrellas. Una oportunidad para recopilar las mejores películas de las mayores estrellas (actores, actrices o directores) de la historia del cine. Comenzamos con uno de los actores más carismáticos de todos los tiempos, un hombre cuya sola presencia ya levantaba una película. Con todos ustedes, el gran Sean Connery.

Fecha de nacimiento: 25 de agosto de 1930.

Fecha de Fallecimiento: 31 de octubre de 2020.

Lo mejor de su carrera: Fue el primero y el mejor de todos los James Bond de la larga saga del agente 007. Sin embargo, el mayor mérito de toda su carrera fue el querer desvincularse del personaje que le hizo archiconocido y, lo que es más importante, tener éxito en hacerlo. Para entendernos, como si Robert Downey Jr. decide cortar por lo sano e interpretar personajes que nada tuvieran que ver con el carácter de Tony Stark. A finales de los 70 y principios de los 80 sufrió un bajón en su carrera, pero se recuperó a finales de los 80 con una serie de películas extraordinarias. Ganó un Oscar con mucho de homenaje en 1987 por Los intocables de Elliot Ness.

Lo peor: En una carrera tan larga, es fácil encontrar meteduras de pata, y Connery las tiene. Sobre todo en la última etapa de su carrera. Rechazó el papel de Gandalf en El Señor de los Anillos y eligió el Quatermain de La liga de los hombres extraordinarios. No tengo que añadir nada más, ¿No?

connery3 lascosasquenoshacenfelices
Connery en su papel de maestro en Los inmortales.

LAS IMPRESCINDIBLES

 El hombre que pudo reinar (1975)

Obra maestra del cine de aventuras, la última muestra de un género que ha perdido muchas de las señas de identidad que le hicieron grande. Dos soldados británicos en la India del siglo XIX viajan a un reino tribal con el objetivo de enriquecerse. Dirige John Huston, uno de los mejores directores de todos los tiempos. Protagonizan Connery y Michael Caine, dos de los mejores actores de la historia. La película que mejor refleja el espíritu aventurero y la camaradería entre dos granujas que no paran de hacer frente el destino. Un largometraje imprescindible.

El nombre de la rosa (1986)

La carrera de Connery resucitó con la adaptación de una de las novelas revelación de los años 80. El libro de Umberto Eco fue todo un fenómeno, mucho menos leído y entendido de lo que se presuponía entonces. No en vano, era una intriga criminal envuelta en complicadas conversaciones repletas de teología, filosofía y lingüística. Aún así, una intriga genial que pedía a gritos una adaptación al cine. El nombre de la rosa es una película de suspense medieval oscura con un meditabundo Connery, al que le viene muy bien el papel de maestro.

Los intocables  (1987)

Brian de Palma es un director conocido por sus trucos de cámara y sus homenajes a los clásicos. Cuando ese estilo está al servicio de una buena historia, sale algo como Los Intocables, una gran película de acción con el protagonismo de un Kevin Costner en ciernes frente a un perfecto Robert de Niro como Al Capone…y Connery, como no, de maestro del prota. Su Jimmy Malone le dio el único Oscar de su carrera. Se lo merecía. Para el recuerdo la banda sonora de Morricone y un buen puñado de escenas, muchas parodiadas tanto por Los Simpsons como por los Cruz y Raya patrios, como la del carrito de bebé y el tiroteo en la estación, archiconocido homenaje a El acorazado Potemkin.

Indiana Jones y la última cruzada (1989)

Soy Spielberg. Para la tercera parte de Indiana Jones, tengo que buscar a un actor que interprete a Henry Jones Sr. ¿Quién mejor que James Bond?

Imagino que la elección de casting de Connery sería algo parecido a esto. Y lo cierto es que Spielberg acertó. La mejor película de la saga, la más emocional de todas ellas, con una química absolutamente perfecta entre Harrison Ford y Connery. Su “¡Junior!” está en la memoria de todos los aficionados al cine.

La caza del octubre rojo (1990)

John Mctiernan post “La jungla de cristal” dirige este peliculón sobre el fin de la Guerra Fría. Connery es el capitán soviético Marko Ramius a bordo del Octubre Rojo, submarino nuclear invisible que se dirige hacia Estados Unidos. Jack Ryan, al contrario que la CIA, piensa que sus intenciones no son militares… Puede que Harrison Ford lo hiciera mejor como Ryan en películas posteriores, pero la enérgica dirección de McTiernan, las estupendas escenas de submarinos, los secundarios, los inolvidables himnos soviéticos de Basil Pouledouris y la carismática interpretación de Connery hacen de esta una de las mejores películas de acción de los años 90.

Connery4 lascosasquenoshacenfelices
Connery y Nicolas Cage en La roca.

Para los fans

 Goldfinger (1964)

La mejor película de su etapa Bond. Goldfinger, tercera entrega de una saga que acaba de estrenar la número 23, fue la que desató la Bondmanía por todo el mundo. Cuenta con muchas escenas para el recuerdo (esa Shirley Eaton recubierta de oro) y el mejor villano de toda la saga, encarnado por el alemán Gert Fobre.

Asesinato en el Orient Express (1974)

La mejor adaptación de una novela de Agatha Christie. Si no la he puesto dentro de los imprescindibles es porque Connery hace un papel secundario dentro de uno de los mejores repartos de todos los tiempos. Albert Finney es Poirot, detective en un tren en el que se ha producido un asesinato. Los sospechosos son doce pasajeros.

Robin y Marian (1976)

La más crepuscular de todas las aventuras del cine. Sean Connery es un Robin Hood que ha vuelto de las cruzadas. Audrey Hepburn es Marian, monja desde que Robin se marchó. El joven aventurero y vivaracho es ahora un hombre cansado de luchar y enamorado de una mujer que ha escogido a Dios, aparentemente, antes que a él.

Atmósfera 0 (1981)

Western en una estación espacial en Marte. Connery es un policía abandonado por todos frente a una banda que pretende acabar con él en una atmósfera opresiva. Y es que no hay escapatoria…

Los inmortales (1986)

Película icono de los años 80. Christopher Lambert protagoniza, pero lo mejor de la película es el papel de Connery como maestro (ya lo hemos dicho antes, le queda muy bien) y las canciones de Queen.

La roca (1996)

Qué queréis que os diga. La mejor película de Michael Bay es mi mayor placer culpable cinematográficamente hablando. Connery es John Patrick Mason, antiguo agente del servicio secreto británico (¿A alguien le suena de algo?) que debe resolver una crisis con rehenes provocada por unos militares con tanto patriotismo como mala leche que han ocupado Alcatraz. Perfectos Ed Harris y Nicolas Cage y mítica banda sonora del gran Hans Zimmer. Tópica, palomitera, hipervitaminada, americanada… da igual, es entretenidísima.

A EVITAR

Los inmortales II

No tiene mucha explicación. Efectos especiales de risa, historia cortada a más no poder… ni lo intentéis.

Los vengadores

Tal vez más inexplicable todavía. Un desastre a todos los niveles, y eso que su reparto prometía bastante. Una pena. Siempre nos quedará Connery de malo malísimo con su falda escocesa.

La liga de los hombres extraordinarios

No es tan mala como las anteriores, pero lo cierto es que palidece ante el cómic original (cuya crítica tenéis en esta misma página). No es que sea una mala adaptación, es que, directamente, no tiene nada que ver con lo que Alan Moore y Kevin O´Neill nos ofrecieron en las viñetas. Una pena.

 

Y este ha sido nuestro recuerdo para un legado imborrable con el cual, en su momento, habíamos dado inicio a nuestra guía de estrellas.  Y que tal como, justamente, ocurre con las estrellas del cielo, su luz nos seguirá llegando por mucho tiempo aún después de haber muerto.  No te olvidaremos, Sean: y es tu culpa.

Gracias por todo y gracias por tanto.  Hasta siempre…

Fernando Vílchez
Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS