IniciocineLa saga de Rocky Balboa: Análisis de Rocky (1976)

La saga de Rocky Balboa: Análisis de Rocky (1976)

Hola amigos de Las cosas que nos hacen felices. Hoy para mi debut en el blog, y aprovechando el tirón de Creed: la leyenda de Rocky, vamos a viajar a 1976, hace 40 años, cuando se estrenó Rocky, una obra maestra ganadora de 3 premios Oscar (mejor película, entre ellos) que hoy analizamos.

Me gustaría agradecerle a Mario Losada la oportunidad de escribir en el blog, aunque por el momento, lo haga bajo el seudónimo de Darth McFly. Para los que aún no la habéis visto: SPOILER ALERT. Espero que disfrutéis del análisis y vamos a ello…

Al son de Gonna fly now, de Bill Conti, comienza la historia del héroe de la película, Rocky Balboa, interpretado por un treintañero (y con un aspecto atractivo)  Sylvester Stallone. Nos presenta a un boxeador de poca monta que pelea en tugurios por una paga mísera que no le da para vivir y que tiene que compaginar con un trabajo de cobrador-matón al servicio de Gazzo, un prestamista y mafiosillo de tercera categoría.

De este modo, descubrimos el barrio deprimido de Filadelfia en el que Rocky se mueve: trenes pasando por encima de las cabezas de los peatones, calles sucias, negocios cerrados, pandilleros, etc. Pero dentro de esta podredumbre encontramos la pajarería del barrio, en la que trabaja la tímida e introvertida Adrian (Talia Shire), amada de Rocky y hermana de su mejor amigo Paulie (Burt Young).

8888888888888

Es en este punto donde nos damos cuenta de que la película no va a ser un festival de puños y sangre, sino una combinación entre romance y drama deportivo.

Tras algunas citas y demostraciones de caballerosidad, Rocky y Adrian empiezan a salir juntos.

66666666666666666

Coetáneamente vemos a Rocky en su gimnasio, el Mighty Mick’s boxing (con el inolvidable cartel a la entrada), dónde Mickey (Burgess Meredith), su antiguo entrenador, regaña a Rocky por no haberse dedicado al boxeo por completo, ya que tenía potencial.

99999999999999999999999

Apollo Creed (Carl Weathers), actual campeón de los pesos pesados, está preparando un combate épico contra otro boxeador de su talla, cuando recibe la noticia de que su oponente no va a poder combatir y no parece haber nadie que pueda sustituirle. Apollo tiene la brillante idea de celebrar un combate “Campeón vs. Amateur”, brindándole a algún púgil local de Filadelfia la oportunidad de lograr el título de campeón de los pesos pesados. Revisando el historial de los boxeadores locales un nombre capta su atención: El potro italiano, que no es otro que el “nombre artístico” de Rocky.

Rocky acepta la propuesta, pese a sentirse en completa inferioridad y empieza a entrenarse con Mickey, su antiguo entrenador, a tan solo 5 semanas del combate.

A partir de este punto empieza el titánico entrenamiento del Potro, en un palpable afán de superación, para poder estar a la altura de Apollo.

Recordemos las míticas escenas de Rocky pegando a las piezas de carne en el matadero de Paulie, los agotadores abdominales y flexiones a una mano y, cómo no, la larga carrera de madrugada hasta lo alto de las escaleras del museo, acompañado de heroica banda sonora que le aporta a la escena una energía que nos levanta del sofá.

7777777777777777777

Y llegó la noche del combate. Rocky ha estado entrenando duro y está listo para plantar cara a su rival. Ambos entran al cuadrilátero y, tras la presentación de Rocky y la fanfarronería de Apollo, suena el primer ding!

Empezamos a temernos lo peor cuando vemos a Rocky algo impasible ante los constantes golpes que recibe por parte del campeón, hasta que le propina un crochet a la cara que le tumba en el primer asalto. Apollo se levanta y le rompe la nariz a Rocky.

Asalto a asalto vemos que Rocky no puede evitar la avalancha de golpes de Apollo pero, de vez en cuando, toma la iniciativa y le golpea hasta ponerle contra las cuerdas.

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

3º, 4º, 5º…. Nuestro héroe ha aguantado hasta el 14º asalto. Con la cara hecha un cuadro y tras una casera intervención ocular, empieza el 15º y último asalto, en el que Rocky machaca a Apollo.
[spoiler]
El combate ha terminado y mientras el aspirante busca a su pareja a grito de “¡Adrian! ¡Adrian!”, los jueces otorgan la victoria por puntos a Apollo Creed, que mantiene su título de campeón, mientras, el público enloquece coreando “¡Rocky! ¡Rocky!” en ovación al aspirante, por haberle plantado cara al campeón hasta quedarse sin aliento.

Rocky lleno de orgullo por haber aguantado el combate hasta el final, lo único que quiere es abrazar a su amada, que tanto apoyo y fuerza le ha dado para llegar hasta allí.

[/spoiler]

NLHGUIKJBKBUGOLIGBI

Así termina esta épica historia de superación, romance y sueños que se cumplen, o casi, que para mí es la mejor de la saga.

Espero que os haya gustado y haya despertado vuestras ganas de repasar la saga.

¡Disfrutad de las cosas que os hacen felices!

Ex colaborador de la webhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ESTADO FUTURO #1: Wonder Woman | Joëlle Jones nos presenta un personaje muy atractivo (Incluye vídeo de Youtube)

Estado futuro de DC ya está llegando a nuestras tierras con diferentes tomos para presentarnos lo que está por llegar tras Death Metal. En...

ÚLTIMOS COMENTARIOS