InicioCómicsReseña de Marvel Gold. Los Cuatro Fantásticos 1 - Génesis, el origen...

Reseña de Marvel Gold. Los Cuatro Fantásticos 1 – Génesis, el origen de todo

Panini Comics ha re-editado lo que es, sin duda, la piedra angular del Universo Marvel. Hablamos de Marvel Gold. Los Cuatro Fantásticos 1 – Génesis, el tomo que recopila los primeros números de lo que los aficionados conocemos como “la primera familia”, el origen de todo lo que tenemos ahora. Es hora de analizar que representa este cómic y a quién puede interesar.

El origen del UCM

No es algo exagerado. A principios de los años 60, Stan Lee y Jack Kirby crearon Los Cuatro fantásticos, dando origen al Universo Marvel. A estas alturas la historia es de sobras conocida: cuatro amigos viajan al espacio exterior y regresan transformados por los misteriosos rayos cósmicos, decidiendo usar sus poderes en favor de la humanidad.

Ellos son Reed Richards (Mr. Fantástico), Sue Storm (La Chica Invisible), Johny Storm (La Antorcha Humana) y Ben Grim (La Cosa), superhéroes con pies de barro, sin identidades secretas y casi sin uniformes, que salvaban el mundo mientras discutian entre ellos o se enfrentaban a Galactus haciendo un receso para afeitarse y tomar un baño.

Hoy, sesenta años después de su primera aparición, cuesta imaginar el impacto que supuso su aparición en una industria que estaba muy anclada en los años 40 y 50, con DC dominando el mercado de los superhéroes a base de historias que se habían vuelto demasiado infantiles y demasiado reiterativas. La propuesta de Lee y Kirby supuso un soplo de aire fresco, a lo que se sumado a la capacidad de Marvel / Stan Lee para venderse en el mercado como la última coca-cola del desierto, propició que la chiquilleria de la época recibiese al nuevo universo con los brazos abiertos.

Los cuatro fantasticos

No pesan los quilos, sino los años

Sesenta años después y leyendo este Marvel Gold. Los Cuatro Fantásticos 1 – Génesis podemos asegurar que los años no pasan en balde. Las historias contenidas en este tomo no han envejecido demasiado bien pero hay que dejar los prejuicios a un lado y ser conscientes de la época en la que se escribieron estas historias, que a los ojos de un nuevo lector pecarán de grandilocuentes, desfasadas y ridículas.

Es cierto. La verborrea de Stan Lee no ha envejecido bien, resulta muy cargante pero eso sucede en todas las colecciones que guionizaba (de las que creo que sólo se salva Thor, al que esa verborrea le sentaba como anillo al dedo) y está muy anclada en la época en la que fue escrita, lo que no deja de ser una paradoja porque ese fue precisamente uno de los secretos de su éxito en aquellos tiempos, el erigirse en reflejo de la sociedad en la que se publicaban esos cómics.

El dibujo de Jack Kirby tampoco es que despunte como lo hará posteriormente (el número 3 de esta misma colección – Marvel Gold. Los Cuatro Fantásticos 3 – La edad dorada – es una auténtica maravilla) ya que estamos ante un dibujo “primerizo” por lo que a esta colección se refiere. Kirby llevaba años como dibujante a sus espaldas pero en estos primeros números se nota la experimentación gráfica.

Así, Reed Richards aparece en los dos primeros números como alguién que bien podría tener 60 años, La Cosa es demasiado deforme y La Antorcha Humana es puro fuego, sin forma definida. Es fácil ver la evolución de los personajes y del dibujante en este tomo y contatar la grandeza de Jack Kirby, uno de los mejores dibujantes de la historia y un autor completo como no los ha habido, le pese a quién le pese.

Alguno dirá que soy muy negativo y que parece que el tomo no vale la pena pero no es así. Marvel Gold. Los Cuatro Fantásticos 1 – Génesis es un tomo imprescindible para los coleccionistas y los verdaderos aficionados al Universo Marvel.

El tomo contiene el origen de elementos del Universo Marvel que devendrán imprescindibles en historias posteriores y que estarán o están ya de moda en el UCM, como los skrulls o el regreso de Namor. Y contiene una historia que, por lo menos para mi, es imprescindible: The Fantastic Four #5 USA, un número que es diversión en estado puro, con la primera aparición del Doctor Muerte, su rivalidad legendaria con Mr. Fantástico y el viaje al pasado de los protagonistas, con La Cosa convertida en el mismísimo Barbanegra.

Fue con cómics con ese (¡Prisioneros del Doctor Muerte!), con una historia original y divertida y con Jack Kirby deslumbrando con su dibujo con los que Marvel forjó su leyenda y se convirtió en un referente. Tan sólo por ese número ya vale la pena engancharse a Los Cuatro Fantásticos. Un saludo y sed felices.

Pedro Pérez S.
Pedro Pérez S.
Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

2 COMENTARIOS

  1. ¡Hola! Para mí, estos cómics son pura magia. Es cierto que hay que verlo desde el punto de vista de aquella época, pero ahí está la gracia. Desprenden la esencia de los 60. La verborrea también le sentaba de lujo al Spiderman de Lee y Ditko, era una de sus señas de identidad. Espero que sigan reeditando estos tomos, porque los primeros son ya difíciles de encontrar. A mí me encanta la Marvel de los 60 y 70. ¡Saludos!

    • Hola Jama_Wan. Para mi están mejor los tomos siguientes. La verborrea de Stan Lee se me atraganta pero en algunas historias más que en otros. Yo soy más de la Marvel de los 70 y los 80 pero debo decir que hay cosas que me sorprenden. Me regalaron el primer tomo de Iron Man y me encantó a pesar de lo sesentero que era. Un saludo y gracias por leernos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS