Los mejores papeles de Daniel D. Lewis, el mejor actor del cine moderno

2

¡Hola y buenas tardes! El 2 de Febrero tenemos un estreno muy especial. Se trata de Hilo Invisible la próxima película de Paul Thomas Anderson (Pozos de ambición) y además supondrá la despedida de uno de los grandes actores que ha dado el cine: Daniel D. Lewis. Debido a esto, quería darle mi particular homenaje repasando su carrera y haciendo una lista de sus mejores papeles. Espero que os guste y que comentéis con vuestra opinión.

Repaso a su carrera

Daniel Michael Blake Day-Lewis nació el 29 de Abril de 1957 en Londres. Acudió a la prestigiosa escuela de teatro Bristol Old Vic, de donde han salido actores como Patrick Stewart, Jeremy Irons o Naomie Harris. Durante los años 80 trabajó tanto en el cine como en el teatro, interpretando a Romeo en las obras de teatro Romeo y Julieta, Drácula y Hamlet. Su debut le llegó le llegó con un pequeño papel en la exitosa Gandhi (1982). Debido a esto llamó la atención de la industria local, pero no sería hasta unos años después cuando destacó en Mi hermosa lavandería (1985) y con Una habitación con vistas (1985). Pronto le colgaron el cartel de prometedor actor.

En 1989 llegó uno de los papeles más importantes de su carrera, cuando interpretó al artista discapacitado Christy Brown en Mi pie izquierdo, película que lo llevó a ganar el Oscar a mejor actor, además de numerosos premios y nominaciones. Había nacido una estrella. En los años 90 protagonizó uno de sus papeles más recordados, en El último mohicano (1992). Con Jim Sherindan trabajaría en dos ocasiones; en la maravillosa En nombre del padre (1993) -consiguiendo una nominación en los Premios Oscar a mejor actor- y en The Boxer (1997). 

A partir de aquí actuó en pocas películas, siempre intentando elegir cuidadosamente sus papeles. Daniel rechazó multitud de proyectos en su carrera, destacando trabajar en El señor de los anillos, Philadelphia, Solaris, Pulp Fiction, Shakespeare in love, además de interpretar a Batman en Batman Forever (1995) después del abandono de Michael Keaton. La carrera y el cine en general hubiera cambiado mucho -no sé si peor o a mejor- si Daniel hubiera aceptado alguno de estos papeles. Sin embargo, una de las claves de este actor es tener una filmografía con muy puntos negros, y es que cada película que ha sacado tiene un mínimo de calidad, cosa que muy pocos actores pueden decir.

Después de varios años sin estrenar película,  interpretó a Bill el carnicero en la película de Martin Scorsese Gangs of New York (2002)consiguiendo su tercera nominación a mejor actor en los Premios Oscar. Una pena para él que ese año Denzel Washington hiciera el papel de su vida y se llevara el premio con Training Day (2002). Su próximo éxito lo tuvo con Paul Thomas Anderson, director con el que repite este año en su último papel en el cine. Con Pozos de Ambición llegaría su segundo Premio Oscar y su primer Globo de Oro, convirtiéndose en uno de los 8 actores que han conseguido dos premios Oscar a mejor actor, obteniendo una gran reputación y admiración en el cine.

A pesar de esto, Daniel siguió en su línea de trabajar en pocas películas, en 2009 protagonizó Nine, la adaptación de un musical de Broadway de 1982 y a su vez remake de la película de Fellini Ocho y medio (1963). Pero fue su papel en Lincoln (2012) dirigida por Steven Spielberg, el que le volvió a llevar a la fama. Interpretando al decimosexto presidente de los Estados Unidos consiguió el tercer Premio Oscar de su carrera, logrando ser el primer actor que consigue 3 Oscar a mejor actor principal y abriendo el debate sobre si estamos ante uno de los mejores actores de la historia del cine, y seguramente el mejor del siglo XXI. Un actor diferente, alejado de los lujos y típica forma de vida de los grandes actores de Hollywood, escogiendo y dándolo todo en cada papel como si fuera el último papel de su carrera.

El último mohicano (1992)

Dicen que la muerte y el honor son la misma cosa pero hoy he comprendido que a veces no es así.

Aunque en mi opinión esta película está lejos de las grandes de su filmografía, sería un error no tratar uno de los mejores papeles y más recordados de Daniel Lewis, en el papel de Hawkeye -Ojo de halcón- un hombre blanco adoptado por los indios mohicanos que tras salvar a las hijas de un oficial británico, tendrá que hacerse de cargos de ellas hasta ponerlas a salvo.

Lincoln

El futuro de la dignidad humana está en nuestras manos.

¿Qué más da si el actor para interpretar al icónico presidente de los Estados Unidos no es americano? Esto solo podría perdonarse si el actor elegido es Daniel D. Lewis, además que no es la primera vez que tiene éxito interpretando a un gringo. Esta obra dirigida por Don Steven Spielberg supuso el tercer Premio Oscar para Daniel, convirtiéndole en el actor con mayor número de Premios Oscar junto a Jack Nicholson, quien necesitó 12 nominaciones.

Gangs of new york (2002)

Cuando se mata a un rey, no se le mata en la oscuridad. Se le mata donde toda la corte pueda verle

Dirigida por Martin Scorsese en uno de los grandes proyectos y obsesiones de su vida. Durante 25 años intentó llevar a cabo esta adaptación de la novela homónima de Herbert Ashbury (1928). Toda esta espera y la repercusión que supuso ayudó a que el publico esperara al estreno con unas grandes expectativas que no puso llenar una película irregular aunque muy lejos de ser mala. Protagonizada por Leonardo Di Caprio en el papel de y con nuestro Daniel Lewis en el papel de William Cutting, El carnicero, en una actuación memorable y que se come la pantalla en todo momento a pesar de un joven Di Caprio que lo intenta.

En nombre del padre (1993)

Lucharé. ¡En el nombre de mi padre, y en el de la verdad!

Dirigida por Jim Sherindan y protagonizada por Sir Daniel en el papel de Gerry, acusado injustamente junto a su padre -interpretado por Pete Postlethwaite- de pertenecer al IRA. Esta es una de mis películas preferidas por sus fantásticas actuaciones, su ritmo y un fantástico guión. Además, está basada en hechos reales ocurridos a Los Cuatro de Guildford, suponiendo uno de los grandes errores judiciales de Reino Unido.

Mi pie izquierdo (1989)

El amor platónico es el único amor que ha habido en mi vida; ¿y sabes lo que te digo?, ¡que le den por el culo a Platón!

Otra gran película dirigida por Jim Sherindan en la que encontramos a Daniel D. Lewis en la piel de Christy Brown, un artista con parálisis cerebral que junto a su madre Bridget (Brenda Fricker), consigue romper las barreras de su discapacidad para lograr usar su pie izquierdo para escribir y pintar. Con esta estremecedora película logró Daniel su primer Oscar, gracias a la extraordinaria pareja que formó en la película junto a Brenda Fricker.

Pozos de ambición (2007)

Hay un mar de petróleo debajo de nuestros pies. Y sólo yo puedo llegar hasta él

Pozos de ambición y en general el cine de Paul Thomas Anderson no es fácil, es un director de actores. Su calidad y buen trabajo está fuera de toda dudas, pero aún hay personas que al escuchar su nombre usan la muletilla de sí, pero…al hablar del director de obras como Magnolia, The Master o Boogie Nights. Con Pozos de ambición dio un salto exponencial a una carrera prodigiosa ya de por sí para alguien de su edad. Una película ambiciosa, dramática y excesiva -para lo bueno y para lo malo- en casi todas vertientes. Me he decantado por elegir su papel de Daniel Plainview como la mejor de su carrera, y por el que ganó su segundo Premio Oscar.



el autor

Economista frustrado. Cinéfilo de videoclub, seriéfilo de sofá, amante de los videojuegos y coleccionista de todo lo que se pueda poner en mi estantería. Crecí con una Game Boy verde pistacho y un reproductor VHS.

2 comentarios

  1. DEP Malcolm el

    Un genio de la interpretacion. Coincido contigo , su mejor papel es en Pozos de Ambicion, esta colosal. Ademas la peli es una obra de arte acojonante, majestuosa.
    Lo unico que no me gusta de la pelicula es su titulo en español, parece el de una telenovela.
    Un saludo!

    • Toni Garrido el

      Esperamos a ver como está en El hilo invisible, pero lo tiene dificil para superarse.

      Un saludo y gracias por tu comentario.

Deja tu comentario