Mage Knight Edición Definitiva. Retrasos y erratas lastran la salida del juego de mesa más deseado

0

Mage Knight, el mítico juego de mesa de Vlaada Chvátil, es uno de los mejor considerados dentro del mundillo lúdico. Prueba de ello es el meritorio puesto 24 que ocupa en la lista de los mejores juegos de la BGG (donde tiene una nota de 8,1 sobre 10). Además es un producto totalmente terminado. Se han publicado tres expansiones que cierran el ciclo que el autor siempre ha tenido pensado para su juego.

Para quién no lo conozca, se puede decir (resumiendo muy mucho) que Mage Knight es un juego de aventuras en el que los jugadores manejan un héroe (representado por una figurita) que recorre un mundo fantástico-medieval. La gracia está en que las mecánicas que se usan para manejar a nuestro personaje son distintas de las que se suelen usar en este tipo de juegos. Más allá del uso de dados y habilidades, hay un componente de gestión de recursos y uso y colección de cartas (lo que se conoce como deckbuilding) que hace que sea mucho más difícil jugar, aunque también más satisfactorio (para aquellos a los que le guste esta mayor complejidad claro).

El único gran problema es que Mage Knight no estaba publicado en Español y es un juego que por la gran cantidad de cartas que tiene y por su complejidad, tiene una gran dependencia del idioma.

En enero de 2018 la editorial dueña de los derechos anunció que sacaría una nueva versión que incluiría en su caja además las tres expansiones publicadas. Y la mejor noticia de todas, a finales del mes de junio, SD Games, una empresa española que llevaba poco tiempo publicando juegos, anunciaba que se había hecho con los derechos para sacar en español Mage Knight Edición Definitiva.

Portada de Mage Knight Edición definitiva

SD anunció la publicación para el mes de octubre de 2018 a un precio de 120 euros. En principio puede parecer una cantidad bastante elevada, pero teniendo en cuenta que vendría con todas las expansiones y extras que tiene, el precio era bastante bueno. Rápidamente las tiendas online españolas dieron la opción a sus clientes de hacer un pre-pedido. Esta práctica tiene la ventaja de ofrecer suculentos descuentos, por lo que el juego se podía encontrar por unos 100 euros, con la ventaja adicional de tenerlo en casa nada más salir.

Poco a poco se fueron conociendo más detalles de la edición. Constaría de 1.000 ejemplares (ampliada luego a 1.500) y se iba a realizar una traducción nueva completa del juego. Este detalle es importante, ya que Mage Knight, a pesar de no estar en español, contaba con una gran comunidad de jugadores en nuestro país que había traducido el juego de manera no oficial, para que la gente pudiera jugar “tradumaquetándolo”.

La “tradumaquetación” consiste en traducir el reglamento y las cartas para luego maquetar esta traducción no oficial sobre las cartas previamente escaneadas de tal manera que se elimina el texto en inglés y se sustituye por el español. Los jugadores enfundan las cartas originales y se puede meter entre la funda y la carta original su versión en español para jugar en nuestro idioma.

Una imagen del juego desplegado en mesa

Cuando poco a poco se fue acercando la fecha de salida empezaron los primeros problemas. Primero se aplazó a finales de año y más tarde, SD Games explicó que había unos problemas en su edición y que está se aplazaba sin fecha.

La política de comunicación de la editorial en esos momentos dejó bastante que desear. Primero se tardó mucho en informar a los compradores y más tarde se intentó restar importancia a los retrasos en unos videos en los que los responsables de SD se tomaban a risa el asunto de los retrasos, algo que molesto muchísimo.

Pero desde la editorial se utilizó el argumento de que estaban poniendo mucho cariño y esfuerzo en ofrecer un producto a la altura de las expectativas de todo el mundo. Ya hemos comentado la importancia del juego, y está claro que iba a ser el gran producto que podría situar a SD entre las editoriales más importantes dentro de este sector en España.

En el primer trimestre de 2019 SD ofreció las primeras imágenes de la edición española. El problema es que se vio que había una pequeña errata. Una carta que tenía que ser RESISTENCIA AL FUEGO, aparecía traducida como RESISTENCIA DE FUEGO. Era un pequeño error y los responsables se defendieron diciendo que no era para tanto y que aunque lo sentían no habría reimpresión de esta carta. Por otro lado mantenían que ellos habían puesto mucho trabajo y mucho cariño en su edición y que sólo se les había colado esta errata.

Después de los retrasos acumulados, el tono condescendiente de las explicaciones de SD y esta pequeña errata, los ánimos estaban bastante caldeados entre los aficionados. Pero a pesar de todo estaba muy claro que el juego iba a ser todo un éxito. Las 1.500 copias que iban a salir a la venta estaban prácticamente agotadas con los pre-pedidos (según comento la editorial). Iba a ser muy complicado encontrarlo en alguna tienda de salida.

Un ejemplo de todo el material del juego

Y ahora vamos a entrar en el terreno de la especulación y los rumores. SD Games tiene un acuerdo de distribución con algunas grandes superficies (por ejemplo FNAC) y estas corrían el riesgo de quedarse sin vender un producto que se suponía muy atractivos. Empezaron a correr los rumores de que SD iba a servir menos ejemplares del juego a la tiendas online de las que estas le habían solicitado. Por lo que los pre-pedidos que lo compradores habían hecho desde el último trimestre de 2018 corrían peligro. Esta situación no se ha podido comprobar del todo, pero el hecho cierto es que cuando el juego finalmente salió a la venta en la FNAC había bastantes unidades.

Por fin llegó el día. SD anunció que el 10 de mayo el juego estaría en las tiendas. Algunos compradores que lo habían reservado pudieron pasar por sus tiendas a recogerlo unos días antes y se comentó que fuera de dichas tiendas se llegó a ofrecer 150 euros por el juego recién comprado sin abrir. Como se suponía, la expectación era enorme.

Pero con los primeros ejemplares del juego en casa de los compradores llegaron las malas noticias. Mage Knight Edición Definitiva tenía erratas, muchas y bastante más graves que la ya famosa RESISTENCIA DE FUEGO. Los aficionados realizaron una enorme labor de revisión del juego para ir recopilando los fallos en las cartas y en el manual de juego. Este gran trabajo se puede ver en un completo hilo de la BSK.

El conteo final se elevó hasta 32 cartas con erratas (más o menos el 10 % del total) y varios fallos en el manual. SD Games ha reconocido dichas erratas y realizado su propia labor de revisión (aunque ha sido sospechosamente parecida a la realizada por los aficionados). En la página web de la editorial ya están colgadas las cartas corregidas y un nuevo manual de juego. Además han prometido, al contrario de lo que habían dicho, que van a reimprimir las cartas afectadas para ponerlas a disposición de los compradores a través de las tiendas. También está anunciada una segunda edición que por supuesto está (o tendría que estar) libre de erratas. Se espera para finales de año, aunque tampoco tiene fecha de salida concreta.

Ante esta situación muchos compradores han optado por devolver el juego, mientras que otros han preferido quedárselo e ir jugando “tradumaquetando” esas 32 cartas o con unas indicaciones que se han dado de como jugar con dichas cartas. Mientras, esperan que les lleguen las cartas corregidas.

Hay que señalar también que aunque parecía que iba a ser muy difícil encontrar el juego, hoy por hoy se encuentra disponible tanto en tiendas online como en tiendas físicas. Tal vez el hecho de que haya habido devoluciones tiene algo que ver

Valoración personal

Mucho se está hablando de si el juego en el estado actual, con todas las erratas, es injugable o no, de si merece la pena quedárselo o es mejor devolverlo. Lo primero que hay que decir es que Mage Knight es un juego complejo. Por tanto, para aquellos que no han jugado nunca, sería aconsejable que tuvieran todo claro antes de ponerse a disfrutar de él. Y el que haya fallos en el manual y varias cartas con erratas le resta muchísima claridad.

Para los que lo conocen a fondo, puede no ser un problema jugar con los fallos que tiene esta edición, una vez que todas las erratas han sido localizadas. Además, como ya hemos comentado SD ha puesto a disposición de todo el mundo las cartas corregidas en su web.

Detalle de las miniaturas del Mage Knight

Pero el tema va mucho más allá de si el juego es jugable o no. Se debería poner el foco en el hecho de si es de recibo que un juego de 120 euros venga con tantos fallos. Un juego que ya tenía una traducción probada y testada hecha por los fans y sobre el que según la editorial se había puesto muchísimo trabajo y cariño (algo que no se cansaron de repetir en los meses de retraso).

Es cierto que SD ha reaccionado rápidamente ofreciendo una solución provisional para quien quiera usar las cartas con erratas esperando una solución definitiva cuando se reimpriman. Pero mucha gente puede comprar el juego y no enterarse de que este tiene erratas, algo que va a ocurrir si no sigue el día a día del mundillo de los juegos de mesa a través de internet. Estas personas van a acabar jugando a un juego que será distinto del que el autor ideo (exagerando un poco, es como si alguien jugará al ajedrez moviendo el alfil en horizontal y la torre en diagonal, jugar se puede jugar, pero ya no sería el ajedrez). Además estas soluciones, aunque honran a la editorial, son lo menos que se les puede exigir.

En mi opinión, un juego que se precia de ser una Edición Definitiva, con un precio además de 120 eurazos, no puede tener tantas erratas. En mi caso (hice el pre-pedido en noviembre del año pasado) he decido devolverlo. Creo que hay que exigir a las editoriales responsabilidad a la hora de ofrecer sus productos, y más en productos de este tipo y precio. No veo lógico pagar el dinero que cuesta el juego y tener que “tradumaquetar” las cartas con erratas. Lo siento, pago para para no tener que hacer eso, un trabajo que se debería haber hecho desde la editorial (y que se suponía que SD había hecho al insistir siempre en el muchísimo trabajo de revisión y el cariño que había puesto). Esperaré pacientemente a que salga la segunda edición y si veo que está corregida me la compraré, aunque esta vez he aprendido la lección y nada de pre-pedidos. Hasta que no vea que está bien, no picaré. Creo que es lo que debería hacer todo el mundo, para que así a las editoriales les llegará alto y claro el mensaje de que no vamos a aceptar productos con fallos.

A pesar de todo, entiendo a aquellas personas que estaban deseando tener este pedazo de juego en nuestro idioma, que ya lo conocían y era una de sus favoritos, y que han optado por quedárselo y disfrutar de él aun con tantos fallos. Cada cual es libre de hacer lo que quiera con su tiempo y dinero.

Además hay que recordar que esto no es la primera vez que pasa. Recuerdo otro juego, el Mage Wars, editado en España por Devir, que también llegó con muchas erratas en las cartas. Llueve sobre mojado y creo que tarde o temprano los aficionados a los juegos de mesa tendremos que plantarnos y exigir de manera definitiva que los juegos lleguen correctamente revisados y sin fallos, que para eso pagamos.



el autor

Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Todo final es triste. Es inevitable y siempre dejará un poso de insatisfacción en la piel. Una etapa se ha cerrado. Una época en la…