IniciocineNos dejó David Prowse: Adiós a Darth Vader

Nos dejó David Prowse: Adiós a Darth Vader

A los 85 años, dejó este mundo el actor David Prowse, quien interpretara a Darth Vader en las tres películas de la saga clásica de Star Wars entre 1977 y 1983.

Nacido en Bristol, Reino Unido, en 1935, fue campeón de levantamiento de pesas, representando incluso a su país en competencias internacionales. Su descomunal contextura física de poco más de dos metros de altura lo hizo atrayente para directores de cine que buscaban recrear a personajes con esas características. Fue así que, en otros papeles, interpretó a la criatura de Frankenstein en la mítica película Casino Royale de 1967, aunque sin ser acreditado. De hecho, volvería a interpretar al mismo personaje (ya acreditado) otras dos veces en The Horror of Frankenstein (1970) y Frankenstein and the Monster from Hell (1974), pero entre ambas tuvo sus quince minutos de gloria (o quizás menos) cuando en la emblemática La Naranja Mecánica, de Stanley Kubrick (1971), interpretó a Julian, el fisicoculturista que se desempeñaba como guardaespaldas en la casa del escritor y que alzaba en brazos a Alex cuando este caía abatido en la puerta.

Llegaría luego y desde ya Darth Vader, al que diera vida en La Guerra de las Galaxias (1977), El Imperio Contraataca (1982) y El Regreso del Jedi (1984).  No deja de ser una ironía que haya interpretado tres veces al personaje sin que se oyera su voz ni se viera su rostro. En el primer caso, porque George Lucas decidió reemplazar su voz por la de James Earl Jones (algo de lo cual Prowse se enteró recién el día del estreno) y, en el segundo, porque siempre usó una máscara y durante los pocos minutos en que no fue así, fue reemplazado por Sebastian Shaw. Inclusive fue suplantado por un espadachín profesional en las escenas más exigentes de esgrima, disciplina de la cual nada sabía.

Luego de la celebrada trilogía, se retiró del cine, aunque entrenó físicamente a Christopher Reeve para ser Superman (Richard Donner, 1978) y se mantuvo siempre activo con campañas televisivas para crear conciencia entre los niños al momento de cruzar la calle, las cuales realizó durante casi veinte años, entre 1971 y 1990, siendo por las mismas muy reconocido entre el público.

No fue la única actividad filantrópica por la que se destacó: también colaboró con organizaciones para niños con cáncer y para tratamiento de la artritis, enfermedad que él mismo padeció desde los trece años y que terminó inmovilizando sus brazos a partir de 2001. Aun así, siguió colaborando con dichas fundaciones y fue dueño de un gimnasio hasta hoy, día de su partida.  Por su labor cívica, recibió en el año 2000 la Orden del Imperio Británico.

Por último, recordemos que fue homenajeado en el documental español I am your Father (Toni Bestard y Marcos Cabotá, 2015).

 

Gracias por haber sido parte de nuestras vidas, David. Imposible oír la Marcha Imperial sin relacionarla con tu imponente andar. Hasta siempre y, después de todo, por qué no, que la Fuerza también a ti te acompañe. Nos hiciste felices y para muchos de nosotros… eres nuestro padre.

 

Rodolfo Del Bene
Soy profesor de historia graduado en la Universidad Nacional de La Plata. Entusiasta del cine, los cómics, la literatura, las series, la ciencia ficción y demás cosas que ayuden a mantener mi cerebro lo suficientemente alienado y trastornado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ESTADO FUTURO #1: Wonder Woman | Joëlle Jones nos presenta un personaje muy atractivo (Incluye vídeo de Youtube)

Estado futuro de DC ya está llegando a nuestras tierras con diferentes tomos para presentarnos lo que está por llegar tras Death Metal. En...

ÚLTIMOS COMENTARIOS